Últimas Noticias
Home / Opinión / Columnas / Una Revolución en Marcha

Una Revolución en Marcha

imagesCA7RCOQ5 f j m Freddy J. Melo

El camino de la Revolución se singulariza por la trascendencia de sus logros, negados por una oposición que no tiene cómo contrastarlos, pero firmes en el entramado de la realidad y en el corazón de gran parte de los compatriotas. Veamos algunos de los más significativos, y a defenderlos con todo:

*El crecimiento en unidad, organización, conciencia y espíritu solidario, ético y patriótico del pueblo, sujeto y objeto, condición y catalizador de todos los avances;

*el reconocimiento pleno de la mujer como madre y coprotagonista social, y la atención especial a niño(a)s, adulto(a)s mayores y personas con discapacidad;

*el reencuentro histórico del pueblo con su sector castrense liberado del control del Pentágono, forjando así en acero la unidad civil-militar, y el fortalecimiento y modernización creciente de nuestra capacidad defensiva;

*La asunción masiva de las ideas de antimperialismo y socialismo como camino de liberación, previo el cambio de percepción de nuestra historia –que habían falsificado los oligarcas– y la recuperación revolucionaria del Libertador;

*la irrenunciable decisión de completar el proceso de independencia y soberanía de nuestra patria y ejercer el derecho a la organización autónoma de la vida social;

*la democracia participativa y protagónica, en indetenible proceso de autodesarrollo, potenciadora del rescate por el soberano del Poder que le había sido confiscado y cuyas bases han comenzado a echarse con el sistema comunal;

*la posibilidad de realizar cambios profundos de manera democrática y pacífica;

*la ejemplar Constitución bolivariana, discutida y aprobada por el colectivo, y la legislación dirigida al fomento y defensa de los intereses nacionales y populares;

*la consagración de la plena igualdad ciudadana y la lucha tenaz contra todo tipo de discriminaciones.

Queda una enormidad en el tintero, hasta otra ocasión. Los tropiezos serán superados.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*