Últimas Noticias
Home / Opinión / Columnas / ¡Pueblo! Llegó el cambio fascistas, vas a perder tu vivienda

¡Pueblo! Llegó el cambio fascistas, vas a perder tu vivienda

Por Humberto Gómez García

EN 17 AÑOS DE REVOLUCIÓN SE HAN CONSTRUIDO: UN MILLÓN SETECIENTOS SESENTA Y OCHO MIL QUINIENTAS CUARENTA Y DOS VIVIENDAS (1.768.542). MAS DE LA MITAD DEL PLAN DE 3 MILLONES.

No era broma la consigna de Cambio que ofreció la ultra derecha fascista de la charca para atraer la ingenuidad popular o la estupidez de un sector de la clase media. Subieron una ñinguita su votación del 2013, pero mucho más de dos millones de votos chavistas se abstuvieron, craso error que destapó la Caja de Pandora, se soltaron los demonios de las irrefrenables ambiciones capitalistas y porque son mayoría –¿durarán tres meses o más en esos cargos parlamentarios?, ellos nos dieron 6 meses de vida– en la Asamblea Nacional creen que la cosa es fácil, se imaginan que llegaron al poder total, y desde allí planificar el golpe parlamentario. Vamos a ver.

En menos de un mes la cadena de errores y desafueros por la burguesía adeca que dirige el tal Ramos Allup y el resto de combo fascista es interminable, destacándose la destrucción y bote de las imágenes del Libertador Simón Bolívar, del Comandante Supremo Hugo Chávez e incluso del Presidente Maduro. La negativa de aprobar el plan de emergencia económica propuesto por el Ejecutivo. La coincidencia con el exjefe del Comando Sur de invadir a Venezuela si hay una calamidad social o crisis, y viene la mayoría de derecha a declarar una supuesta emergencia sanitaria, algo que no existe. El nexo entre una y otra es evidente, buscan una invasión extranjera a como dé lugar así no exista emergencia sanitaria alguna.

Pero donde la derecha le puso la tapa al frasco es cuando, cumpliendo mansa y obedientemente las órdenes de la burguesía constructora, presentan un bodrio, un adefesio pseudo jurídico, un proyecto de ley que busca, en dos platos, apropiarse del millón setecientos mil viviendas entregadas por los dos gobiernos revolucionarios, el del Comandante Chávez y de Nicolás Maduro. Convertir en mercancía la vivienda, imponerle a sus pisatarios condiciones donde volverán a la pobreza de ayer.

El Presidente Maduro ha entrega más de un millón cien mil viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, pero por causas que uno no comprende se ha omitido mencionar las que fabricó Chávez, las viviendas adquiridas del mercado secundario, las que ha construido la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor.

Veamos las cifras reales que potencian la política más audaz y revolucionaria para el combate a la pobreza hecho por la Revolución Bolivariana y Socialista, que esa sola macro política constituye una esperanza para el pueblo y nuestros gobiernos no han sabido defenderla con la fuerza y contundencia que amerita algo de tanta magnitud estratégica de los ataques del la oligarquía del capitalismo salvaje y el imperialismo. Desde la matriz de opinión que aquello era una “operación maqueta”, que cuando el gobierno decía que había construido cien mil casas apenas eran diez mil, pretendiendo ridiculizar y debilitar la más hermosa y humanista de las políticas sociales impulsada por gobierno alguno en Venezuela para apoyar a los más humildes en primer término y pagar una terrible deuda social, y generar la duda emocional en el seno del pueblo. A punta de intrigas y mentiras mantuvieron esa táctica hasta que llegaron al control de la AN y sacaron a relucir sus garras, sus apestosas ambiciones para ponerle la mano a esas casi dos millones de viviendas con una ley engañosa, generadora del falsas expectativas de revalorización de la vivienda, de créditos (¿indexados o cuotas balón?) de la banca capitalista que la familia no podrá pagar nunca y perderá la vivienda. Allí está esa clase media gafa que la estafaron con espejitos y la esquilmaron y si no hubiese habido un Chávez, a llorar al Valle.

El costo mil millonario de esa fabulosa cantidad de viviendas se pierde de vista, a eso es lo que la burguesía y las transnacionales de la construcción pretenden meterle la mano con su ley maldita, apropiarse, quitársela al pueblo beneficiario. La más cruda y grotesca lucha de clases, ricos y burgueses, cipayos del imperio contra las clases populares dueñas de sus viviendas.

¿CUÁNTAS VIVIENDAS SE HAN CONSTRUIDO O ENTREGADAS AL PUEBLO EN 17 AÑOS?

Un paneo superficial de los construido o entregado por la Revolución nos permitirá tener una idea de lo avanzado en la construcción y entrega de viviendas y lo que incomprensiblemente el Gobierno de Maduro no le saca beneficio, más bien se la ha invisibilizado u ocultado. En todos estos años fueron entregadas unas doscientas mil viviendas (200.000) del sector secundario que fueron entregadas en edificios viejos, bloques, casas, etc. que adquirió Inavi y que no aparecen en las estadísticas oficiales lo cual constituye un grave error de omisión que se debe investigas el por qué de ese absurdo. A eso hay que sumarle QUINIENTAS CUARENTA Y OCHO MIL QUINIENTAS CUARENTA Y DOS (548.542) viviendas construidas por el Presidente Chávez y las DOSCIENTAS MIL (200.000) viviendas de las construidas por la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, no incluyendo las miles de viviendas rescatadas, remodeladas en los barrios con el apoyo del Gobierno. Si se hace una simple suma nos acercamos a la asombrosa cifra de SETENCIENTOS CUARENTA Y OCHOMIL QUINIENTOS CUARENTA Y DOS (748.542), si se le suman el MILLÓN VEINTEMIL (1.020.000) construidas por la Gran Misión Vienda Venezuela, tendremos la fabulosa cifra de UN MILLÓN SETECIENTOS SESENTA Y OCHO MIL QUINIENTAS CUARENTA Y DOS VIVIENDAS (1.768.542), lo que significa más de la mitad de la meta trazada por el Comandante Supremo Hugo Chávez de 3 millones de viviendas. Es decir, se esa fabulosa cifra se divide entre los 17 años transcurridos de la Revolución chavista, habrá un promedio de 104.031 viviendas por año. Sólo el año pasado se construyeron 200.000 viviendas. En el capitalismo, durante el primer gobierno de Rafael Caldera, la promesa electoral engañosa de la campaña fue que se construirían cienmil 100.000 casas por año. Apenas fueron construidas menos de veintemil casas de 50 metros cuadrados, es decir, verdaderos palomares.

Véanse las estadísticas de la construcción de viviendas durante 11 años del gobierno del Comandante Hugo Chávez.
Tabla 1, Viviendas Construidas entre 1.999 y 2.010

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

31.090

23.152

22.800

14.716

8.811

12.967

32.193

88.164

85.708

69.195

98.343

61.403

548.542

Fuente: Google (2.015). Tomado del trabajo de investigación: “Invisualización de la Obra de la Revolución Bolivariana Socialista y Chavista”, de Gregorio Chávez Romero, Víctor Chávez Romero, José Amenodoro Romero “El Flaco Lolo”, publicado en la página web revistacaracola.com.ve.
Tabla 2, Viviendas Construidas por GMVV, hasta el 4-12-2.015

2.011

2.012

2.013

2.014

2.015

146.634

200.080

210.158

120.458

281.670

950.000


Fuente: Google (2.015)

PREPARAR LA REBELIÓN Y LA INSURRECCIÓN CONTRA LA OLIGARQUÍA FASCISTA

Ya el panfleto que la derecha llama ley de propiedad y titularidad de la vivienda se aprobó en primera discusión en el seno del parlamento. Desesperadamente apurados como están por meterle la mano al más de millón de viviendas que el gobierno le ha otorgado a la familia venezolana. Lo que se hubieran apropiado si en el 1998 no llega la Revolución al poder.

El Presidente Maduro señaló, al referirse, al proyecto de ley del grupo fascista Primero Justicia que: “Es un proyecto que amenaza gravemente la vivienda y el hábitat en Venezuela, lo privatiza, es una doble amenaza. Primero, si ese proyecto de ley se aprobara y fuera Ley de la República, se acabaría la Gran Misión Vivienda Venezuela. Yo no podría construir una vivienda más”. ¿En verdad se acabaría la Gran Misión Vivienda Venezuela, no es exagerado decir eso?

La segunda amenaza del proyecto de Ley, advirtió el Mandatario, es que la derecha “iría a privatizar todas las viviendas que hemos entregado, un millón del viviendas. Irían a cobrarles o a expropiarles por los terrenos donde han sido construidos y más”. ¿Y el pueblo los va a dejar que vayan a expropiarles sus viviendas, con qué fuerza policial o militar o va a ir el tal Allup y los 47 diputados derechistas que votaron en la Cámara el bodrio. De los 111 opositores no votaron 64, está escrito. ¿Qué pasó? por 47 votos no hacen mayoría.

Es decir, ¿tenemos las manos amarradas, nos cruzamos de brazo, nos ponemos a esperar que esa partida de delincuentes vayan a sacarnos, a pedirnos que paguemos los terrenos o el valor del mercado impondría el precio de las viviendas? ¿Van a dar ese paso así de fácil sin resistencia, sin defender esos trascendentales derechos? Después reformarán o abolirán la Constitución y pare usted de contar los desmanes jurídicos que prepararían. ¿La respuesta es sólo legal, porque se está violando la Constitución o es política?

El momento para esas luchas, como se dijo, es político y esos siete millones setenta y cuatro mil ciento sesenta y ocho (7.074.168) aproximadamente que viven en todas es viviendas que les han sido entregadas tienen la obligación de tomar la calle, salir a enfrentar ese adefesio pseudo jurídico, OBLIGAR al parlamento a retirar el proyecto. Ellos no entienden otro lenguaje si no es el de la fuerza, mientras el gobierno y los líderes revolucionarios preparan la estrategia legal, jurídica. Poner en marcha una insurrección contra la derecha, un levantamiento popular por el derecho a la vivienda que nos quieren arrebatar. La situación es extremadamente grave, ya el proyecto se aprobó en primera discusión, ahora la derecha va a hacer apatuque de una pseuda consulta popular para dizque legitimar legalmente a nivel social la segunda discusión del proyecto. Por eso hay que tomar la iniciativa de calle permanentemente. Preparar una marcha hasta la Asamblea Nacional de por lo menos un millón de personas arrechas.

Allí tienen su “cambio” los miopes políticos que sufragaron por la derecha o se abstuvieron de votar, por ejemplo parte de esas 35.000 familias de la clase media que Chávez les salvó las viviendas que les habían estafado estos vampiros que hoy quieren apropiarse de esas y de todas las demás. ¿Cuántos de ellos votaron contra nosotros o se abstuvieron? ¿Van a salir a la calle a protestar y defender el amenazado derecho a la vivienda?

Es el momento del desiderátum: o insurgimos y obligamos a la derecha a retroceder y radicalizamos la Revolución o no sólo nos clavan el escamoteo de las viviendas sino derrumban la Revolución.(humbertocaracola@gmail.com) (@hgcaracola) (revistacaracola.com.ve)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*