Últimas Noticias
Home / Opinión / Columnas / Joaquín López Mujica: La Epopeya de los pobres; 27 y 28 de febrero de 1989

Joaquín López Mujica: La Epopeya de los pobres; 27 y 28 de febrero de 1989

Por Joaquín López Mujica

La caracterización que hizo el Comandante eterno Hugo Chávez de esta insurrección popular referida, cobra cada vez más peso como la primera rebelión contra el neoliberalismo y todo lo que acompañó el “paquete económico” de CAP-Rodríguez-Haussman. Su móvil sigue siendo reagrupar al capital foráneo y subastar al país. Recordemos la administración Sosa-Giusti en PDVSA, los Planes de Inversión, el cuento de la “Faja Bituminosa” y la ruina de la Estatal Petrolera, rescatada por Chávez en aquél periplo por los países árabes y la Cumbre de la OPEP realizada en Caracas en septiembre de 2000.

La estrategia de entrega, canje de la soberanía y  destrucción del Estado-nación la lleva a cabo hoy la oposición parlamentaria en Venezuela, que busca  despojar al pueblo  de los beneficios otorgados por la revolución, desde la vivienda, salario, educación gratuita, seguridad social, derechos humanos, soberanía y demás bienes inalienables y transgeneracionales.

Con una aproximación desde la antropología política Jacqueline Clarac de Briceño en su libro “Lenguaje al revés” Editorial El Perro y la Rana 2012  ilustra  esta epopeya de los pobres  como  primer protagonismo del pueblo. Nos estimula una reflexión que, nos lleva más allá de una celebración conmemorativa, pues debemos recordar que ese estallido social comparable al Mayo Francés de 1968, estremeció los paradigmas de la clase media alta, los partidos del estatus –AD, Copei y el MAS- la élite financiera, los círculos intelectuales y académicos ya derechizados. Solo la fuerza moral de los cuarteles pudo reaccionar ante esa ignominia y cambiar la historia.

Esta movilización protagónica, del pueblo hoy pan de cada día, no es ni repentina ni ciega o espontánea, reacciona con racionalidad y conciencia social -vemos el aumento de la gasolina inserta   en   el imaginario social, esta conciencia inmanente sabe cuándo actuar. De los cerros bajarán y de los urbanismos sociales se movilizarán, que no se confíen los diputados que en escena patética se auto-aplaudieron al negarse al acuerdo-homenaje a las víctimas del Caracazo. “La vida te da sorpresas” dice la canción.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*