Últimas Noticias
Home / Noticias / Venezuela y la buscada imagen del caos económico

Venezuela y la buscada imagen del caos económico

Por Luis Beatón *

Caracas (PL) La creación de una imagen económica caótica en Venezuela es uno de los objetivos de la derecha local y sus mentores en Washington, empeñados en el argumento de la llamada “crisis humanitaria” para justificar una agresión que termine con la Revolución bolivariana.

Hasta ahora, aunque causa estragos dentro de la población y su nivel de bienestar, los ensayos de todo tipo de guerra, ya sea mediática, de cuarta generación, o cualquier nombre que se le endilgue, fracasaron ante la voluntad de los venezolanos de defender su soberanía y no ser vasallos de fuerzas externas.

No obstante, los efectos de la guerra económica se sienten a diario en el bolsillo de la población.

Julius Henry Marx, conocido por su nombre artístico de Groucho Marx, fue un actor y escritor estadounidense, considerado por muchos, entre ellos Woody Allen, como uno de los mejores humoristas de la historia.

Para Groucho “la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”; esa frase tiene mucho de cierto si se hace una aproximación a la realidad en Venezuela.

Factores internos con la guía y financiamiento de poderosas fuerzas externas, dígase Estados Unidos, buscan problemas a este país, diagnostican una crisis humanitaria falsa y tratan de aplicar soluciones que solo sirven a sus intereses con el claro objetivo de apropiarse de las invaluables riquezas de estas tierras.

Entre los problemas para la patria de Simón Bolívar, El Libertador, destaca la agresión económica, las dificultades creadas con la cotización de un dólar ilegal y la subida de precios a todo lo imaginable, en especial a los alimentos básicos de la población.

En el último mes se registra una galopante subida de precios y en la medida que se acerca el 20 de mayo, día de las elecciones presidenciales, es posible que si el gobierno no toma medidas más fuertes, un dólar llegue a valer un millón de bolívares. Ahora ya ronda los 500 mil bolívares en el mercado subterráneo.

Para junio está prevista una reconversión de la moneda anunciada por el presidente Maduro, y según analistas como Juan Martorano, abogado y activista venezolano, si la situación sigue así, no habrá bolívar soberano que valga. Esa es la moneda que debe circular a mediados de año con tres ceros menos.

A poco más de un mes de la celebración de las elecciones presidenciales el cambio subterráneo está en alza luego de un descenso, después de alcanzar en febrero una tasa de 260 mil bolívares por dólar.

Algunos culpan al gobierno, cosa que no resiste el razonamiento lógico, pues no se entiende cómo una administración haga algo que la pueda llevar a su fin.

Al respecto, Martorano plantea que “esto no es casual ni fortuito, puesto que obedece a toda una estrategia de cara a los comicios de mayo, además de impulsar matrices como hiperinflación y default parcial (a propósito de próximos compromisos que debe erogar la República en el pago de los servicios de deuda externa)”.

Agrega el analista que operadores comunicacionales y económicos vinculados estrechamente con sectores de la oposición como Jesús Casique, Aristimuño Herrera y Asociados, Econométrica, AFP y La Patilla señalaron hace poco más de un mes que la caída de DólarToday no se debe a la implementación de políticas monetarias por parte del gobierno bolivariano.

Ellos mismos advirtieron que su repunte se daría para el mes de abril, lo que tendría consecuencias devastadoras para la economía venezolana. Esa parte de la agresión se siente en la actualidad.

Es evidente que esta matriz agresiva impulsada por la cotización ilegal del dólar forma parte de la estrategia de sectores económicos y mediáticos para intensificar la campaña de descrédito contra el gobierno y sus políticas económicas.

Aquí también se incluye la criptomoneda El petro, previsiblemente uno de los sepultureros del dólar como moneda universal y predominante.
Resulta un secreto a voces que esta estrategia busca acrecentar los niveles de rechazo y malestar de la población en contra del presidente Maduro a escasas semanas de las elecciones presidenciales.

No son pocos los que urgen a Miraflores, sede del gobierno, a tomar medidas drásticas, y una posible respuesta se encuentra en una acción anunciada por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), que insta a cumplir con marcaje de precios en bienes y servicios.

No hay que ser experto para darse cuenta de los abusos que enfrenta la población por comerciantes tanto de alimentos como de otros servicios y bienes. Sundde emitió un comunicado ante el incumplimiento del marcaje de precios en los productos, contenido en la Providencia Administrativa N° 070/2015, publicada en Gaceta Oficial N° 40.775, sin embargo, hace falta más que eso, según los afectados, supervisión y control de los infractores.

En el documento destinado a todos los sujetos de aplicación, personas naturales y jurídicas de derecho público y privado, nacionales o extranjeras que desarrollen actividades económicas en el país, se recordó que el incumplimiento de esta providencia hace presumir la comisión de delitos de especulación, acaparamiento, boicot y desestabilización de la economía.

Vale recordar que el Gobierno, a través de la vicepresidencia de la República, dictó una providencia de la Sundde, mediante la cual se regulan las modalidades para la determinación, fijación y marcaje de precios de productos, bienes y servicios en todo el territorio nacional, con el objetivo de combatir la guerra económica declarada por la burguesía y proteger el salario del pueblo.

Ante esta situación, algunas fuentes que pidieron el anonimato, urgen a la Asamblea Nacional Constituyente que decrete congelar todos los precios hasta el 31 de diciembre, y tomar medidas drásticas contra los infractores, incluso hasta prisión, como una forma de frenar la agresión contra la mayoría que elige.
arb/lb

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en Venezuela.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*