Últimas Noticias
Home / Noticias / Venezuela, Ucrania, Libia, Siria. Las cinco “herramientas” del guión macabro
1037123_xl

Venezuela, Ucrania, Libia, Siria. Las cinco “herramientas” del guión macabro

La palabra macabro se refiere siempre a una relación directa con la muerte en su forma lúgubre, nunca propositiva y llena de simbolismo, es decir, vinculada a un pensamiento donde eliminar, desaparecer, corromper, torturar, son los elementos principales.

Por Carlos Santa María

06/04/2016

Hoy día se puede asociar en política o economía a sectores cuyo accionar está sustentado en antivalores con el fin de elaborar un proyecto perverso o masacrar a seres humanos de modo individual, familiar o colectivo.

La palabra macabro se refiere siempre a una relación directa con la muerte en su forma lúgubre, nunca propositiva y llena de simbolismo, es decir, vinculada a un pensamiento donde eliminar, desaparecer, corromper, torturar, son los elementos principales. Hoy día se puede asociar en política o economía a sectores cuyo accionar está sustentado en antivalores con el fin de elaborar un proyecto perverso o masacrar a seres humanos de modo individual, familiar o colectivo.

Actualmente existe en el planeta una corporación cuyo objetivo es validar un guión que posibilite a través de la muerte obtener sus propios intereses, el cual se perfila claramente al estudiar a diversos países donde se aplica éste.

En Venezuela ha ocurrido una situación paradójica pues de ser un territorio estable se ha convertido en un espacio de conflictos internos, todo lo cual se obtiene en un tiempo relativamente corto y no superior a un quinquenio. Ucrania, de modo similar, permanecía relativamente armónica hasta el momento que su presidente, Víctor Yanúkovic, decidió no afiliar a dicha nación a la Unión Europea.

Libia era considerada el punto central de la región y con una estabilidad ejemplar: los beneficios sociales a su población junto a la aceptación de los inmigrantes en condiciones de equidad con los connacionales era un símbolo de la integración…aunque de un momento a otro su máximo líder, Muamar Gadafi, se convirtió para esta organización en un terrorista. Siria tenía el estatus comprobado como integrador de culturas y religiones donde chiíes y suníes, cristianos, ortodoxos, budistas incluso, podían convivir sin que ello fuera un obstáculo a su vida cotidiana; “de repente” una protesta fue el alzamiento supuesto de todos los ciudadanos contra un dictador.

¿Cómo explicar esta situación que también afecta a otras naciones de modo similar?

La respuesta es lo enunciado anteriormente: existe una Corporatocracia conformada por familias e instituciones privilegiadas cuyo objetivo es el dominio del planeta, lo cual es cierto y no una simple teoría. Algo diferente es que sea ocultada esta asociación por los medios de comunicación funcionales de modo permanente pues los integrantes de ésta son los dueños de la información.

Este libreto se comprueba como evidencia al analizar sus cinco características principales.

Las cinco “herramientas” del guión.

  1. El estallido de modo “natural”.

De improviso, por sorpresa, como si saliese de la nada, aparece un hecho que hace rebosar la copa y es la catapulta hacia la “rebeldía”, en tanto es un evento que impulsa y favorece decisivamente el desarrollo de otro proceso mucho mayor.

En Venezuela, los cortes de vías o calles, las reacciones de los “estudiantes”, la represión a sus “justas demandas”, finaliza en el asesinato de 43 ciudadanos, lo que conduce a que se defina a dicho gobierno como autoritario y sanguinario. Coincidencialmente el alzamiento novedoso en un segundo histórico en Ucrania también es el inicio del derrocamiento de su presidente legítimo. La supuesta actividad delincuencial de Gadafi es el resultado del “estallido social”, lo que conduce a su asesinato. La represión a la comunidad opuesta al mandatario sirio es un acto preciso, con uso de armas tóxicas según la prensa internacional, lo que conduce a la oposición armada como única solución.

La realidad es que estos actos “improvisados” son resultado de una fina y persistente edificación de condiciones para crear artificialmente un momento y luego lanzar a las calles al ejército paramilitar para organizar el caos…no la revolución.

  1. La destrucción de la imagen dirigente.

Exponer públicamente a un presidente como corrupto es objeto de rechazo por cualquier sociedad. Por tanto, desmoronar la imagen de seriedad o ética es fundamental para justificar su deposición.

Las frecuentes menciones a Nicolás Maduro como un simple chofer con escasa instrucción, altanero y burdo, con un lenguaje incongruente, sin conocimiento para dirigir acertadamente un gobierno, es un libreto ya preestablecido pues va ligado a lo ocurrido con Yanúkovic, al cual se lo acusó de corrupción pese a que ya se ordenó al estado de Ucrania pagar una indemnización por calumnia y daños debido al derrocamiento causado…aunque no se dice nada de restituirlo en el cargo que ostentaba. El líder libio fue acusado de violador, excesos libidinosos, derroche de la riqueza estadal, locura, todo lo cual confluiría en la imagen de un hombre que era necesario “neutralizar” (igual que Saddam Hussein en Irak), lo que es similar a al-Assad pues se creó la figura de dictador y sátrapa.

No sin razón, a Dilma Rousseff y Cristina Kirchner se las vinculó con corrupción y desde esa acusación se organizó, en el primer caso, el intento de golpe constitucional y en el segundo la pérdida de la elección presidencial por el partido gobernante.

  1. La invasión foránea por diversos medios

Intervenir en una nación es factible a través de diversos instrumentos: tratados lesivos como el TLC, control de la comunicación, diplomacia encubierta, manejo del mercado, infiltración de “ayudas” a ONGs “imparciales”, apoyo armado a grupos terroristas en forma de ejércitos, etc.

En Venezuela, la abismante cantidad de dinero que penetra para desestabilizar la economía y el apoyo armado a sectores violentos facilitando la delincuencia, ha permitido el asesinato político cada vez más recurrente junto con la escasez artificial traducida en real. En Ucrania, la repartición de comida a los sectores nazifascistas por parte de la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Victoria Nuland, y los diálogos para implantar a Poroshenko como presidente, además de insistir en la guerra al Donbás, son dicientes.

En Libia, la “solidaridad” de la OTAN y la Unión Europea con los detractores de Gadafi llevó directamente a su asesinato y el caos generalizado. A Siria le sucedió lo mismo aunque el compromiso directo de naciones soberanas como Irán y Rusia le ha permitido sobrevivir y ahora avanzar hacia su independencia. La paradoja del orden es que en Libia la crisis devino en una dualidad de poderes: el Parlamento elegido a través de comicios relativamente generales en Tobruk, representado por Abdolá al-Tani, y el Congreso General Nacional, afiliado a la tendencia islámica, encabezada por el primer ministro Omar al-Hasi. Con apoyo de la ONU se conformó un Gobierno de Unidad Nacional que buscaría integrar al país.

No obstante, el esquema táctico se repite en otros lugares como Palestina, Yemen, Sahara, donde la idea es realizar un caos estratégico con el fin de establecer un desorden que lleve a la caída del “régimen”.

  1. El uso absoluto de los Medios de información.

Paul Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda de la Alemania nazi, íntimo Adolfo Hitler, planteó un principio que hoy es aplicado con vigor en la prensa neoliberal: una mentira repetida cien veces se convierte en verdad. Y para dicha aplicación es preciso tener una ideología sustentada en ese axioma, además de la propiedad de los Medios.

Ambos elementos se dan pues en Venezuela los empresarios privados controlan el 77 % del espectro nacional, lo que los faculta para dar su mensaje a los lugares más poblados y a la vez los más recónditos, influyendo en la conciencia de la gente de manera impactante. En Ucrania el porcentaje alcanza aproximadamente al 97 % y quienes se atreven a disentir son eliminados, apresados, coaccionados u obligados a esconderse o emigrar definitivamente. En Libia, la existencia de cadenas controladas por sectores radicales progubernamentales-occidentales que son afectos al régimen neoliberal con desorganización estructural, emiten noticias que afectan la unidad nacional efectivamente y se concentran en la violencia logrando el objetivo de desunir o unir en pro de los intereses de corporaciones transnacionales. En Siria existe un territorio controlado por las fuerzas gubernamentales donde se emite la realidad de la guerra de invasión aunque existe la oposición “pacífica” con su propia influencia; en el sector controlado por Daesh sólo se puede decir lo que dicho grupo acepta u ordena so pena de la crucifixión, la quema o el asesinato por desmembramiento y degollamiento.

La guerra mediática en Brasil, auspiciada y soportada por cadenas como CNN-que envía la información mundial autorizada por las agencias de inteligencia-es el claro ejemplo de que a partir de una “oposición informativa” se puede trastocar la realidad. Similar caso ocurre en Ecuador.

  1. Los bloqueos y la persecución internacional.

La reciente denuncia de Dmitro Firtash (hombre de negocios de Ucrania acusado por las autoridades estadounidenses de corrupción), según la cual la nación está bajo la administración de EE.UU. y donde ésta persigue sus propios intereses, se ha visto enrarecida por la petición de extradición a ese país, a lo cual se ha negado Viena ya que se conoce que su regreso a la nación norteamericana significaría prisión y entrega de todos sus bienes, similar a la situación de los narcotraficante latinos cuya riqueza pasa a las arcas fiscales estadounidenses. En entrevista dada a la agencia Bloomberg hizo énfasis en que no tiene nada en contra a EE.UU. aunque “hay un problema: se debe entender que Ucrania es un estado soberano. Y yo quiero estar seguro de que Ucrania será gobernada por los ucranianos”, agregando: “Vamos a ver, lo que pasa con Siria es lo mismo que pasa con Ucrania. Es la misma firma, ¿verdad?”. Casualmente, Firtash apoyó a Víctor Yanukóvich en las elecciones presidenciales.

Los bloqueos a Venezuela y la declaración del régimen de Obama considerándolo enemigo, junto con la intromisión en Cuba estimulando a quienes intenten establecer la “democracia” en la isla, además de la responsabilidad directa en la crisis de Libia y la destrucción de Siria, donde la Coalición no ha tenido ningún resultado visible excepto los discursos emocionales en contra de EIIL, muestra con transparencia el papel de la Corporatocracia. Cabe recordar que el presidente afroamericano prometió apoyar al derechista Mauricio Macri para que se convirtiera en un líder de influencia continental con esa política “impresionante” (de los despidos, ajustes, tarfazos y pago oneroso a los fondos buitre), que fue como Obama calificó a los primeros cien días de ese gobierno. Como corolario, la reciente declaración de Washington sobre el aislamiento de Rusia (así como lo han hecho con Irán también y sin contar con los bloqueos económico y político a ambos), respecto a la inasistencia a la primera a la Cumbre Internacional de Seguridad Nuclear, ha sido manipulada en extremo.

Sin embargo, la respuesta contundente no deja lugar a dudas: el director del Departamento de control de armas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Mijail Ulianov, contestó a las acusaciones de EE.UU. sobre el “aislamiento en cuestiones nucleares” ironizando que Rusia no está más aislada que los otros 150 países que no recibieron una invitación para la Cumbre de Seguridad Nuclear, algunos de los cuales también tienen instalaciones nucleares en sus territorios. Subrayó que Rusia tiene una merecida reputación como uno de los principales países en la lucha por el fortalecimiento de la seguridad nuclear. La renuncia de Moscú se produce pese a sus relevantes éxitos en el ámbito de la no proliferación nuclear, incluida la reciente puesta en marcha de dos proyectos clave para cumplir con su compromiso de reconvertir 34 toneladas de plutonio militar en combustible nuclear de uso pacífico.

Definitivamente el guión es macabro pues pretende que los cadáveres sean el medio para llegar a sus objetivos: la usurpación de las riquezas naturales de dichos países y el establecimiento de gobiernos corruptos para vender la nación. Ahora bien, pese a que este libreto de la muerte ha triunfado en ciertos ámbitos y continúa, nada augura que su futuro sea promisorio pues una multitud de pueblos se alzan contra este discurso oculto de destino manifiesto.

Naturalmente es preciso aclarar que en toda nación atacada también existen debilidades en diferentes niveles lo que es explotado en su máxima expresión. Es decir, no se puede defender un gobierno sin reconocer sus carencias administrativas, infraestructurales, políticas, humanas, debido a lo cual éstas son utilizadas como parte de lo programado realizando una agudización de las mismas como factor desestabilizador.

Afortunadamente el rastro de la muerte está siendo perseguido por las naciones soberanas quienes desean la paz como propósito colectivo del planeta, las que lograrán decisivamente hacer de la humanización su inicio esencial para el futuro humano. Parece ser que el orden global, que sólo favorece a los poderosos y pese a que se basa en el desorden internacional cuando no conviene, está siendo detenido por aquellos desobedientes propensos a la Equicracia como el necesario orden de la sociedad.

 

Tomado de: http://hispantv.ir/newsdetail/opinion/231314/venezuela-ucrania-libia-siria-guion-macabro

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*