Últimas Noticias
Home / Noticias / Tratan de desviarnos hacia la violencia

Tratan de desviarnos hacia la violencia

Por Verónica Díaz Hung

“¿Ustedes saben por qué Estados Unidos se ha declarado enemigo nuestro y ha declarado que Venezuela es un peligro inminente para su seguridad?”, se preguntó el exfiscal general y embajador de Venezuela en Italia, Isaías Rodríguez, durante la inauguración de Venezuela Mujer Productiva, que se realizó el pasado miércoles 23 de mayo.

Y respondió: Algunos consideran que la obsesión por Venezuela es por la sed que tiene el imperio por el petróleo venezolano. Ciertamente, los países imperiales han invadido el norte de África y parte de Asia buscando apoderarse del petróleo, y no hay que olvidar que los más grandes yacimientos de crudo del planeta están en Venezuela. “Ellos quieren apoderarse de nuestro petróleo. Pero buscan algo que no está en Iraq, tampoco en Libia, ni en Siria, porque nosotros le dimos solidaridad al petróleo”, reflexionó el exfiscal general.

El petróleo venezolano ha llegado hasta Cuba, a las islas del Caribe, a Ecuador, Bolivia, Uruguay, “pero no como un producto comercial, sino como una expresión de solidaridad, de afecto, de amistad, con la intención de construir unidad, integración, de darle sentido e identidad a América Latina, por eso vienen por nuestro petróleo”.

Pero también desean borrar el legado de Chávez, porque el Comandante construyó una Revolución, no solo para Venezuela, edificó una propuesta para Latinoamérica y para el mundo.
En Venezuela se inventó un camino para lograr una sociedad alternativa al capitalismo por la vía más difícil: la pacífica y electoral.

No obstante, el país vive circunstancias que tratan de desviarnos hacia la violencia, porque Estados Unidos le tiene miedo a este tipo de Revolución, porque “nosotros nos hemos convertido en una referencia revolucionaria distinta, nueva, moderna, que puede ser perfectamente asimilada por Europa y por toda América Latina”.

El imperio también le teme a la alianza cívico-militar, porque en ningún otro lugar del mundo se ha instaurado una Revolución de este signo.

Señaló que en América Latina es imposible la estabilidad frente a los Estados Unidos si no existe un soporte de defensa militar que enfrente al inmenso poderío bélico que concentran las fuerzas que se oponen a la Revolución Bolivariana.

“Posiblemente no podamos pelear con los Estados Unidos porque tienen el más grande componente bélico del mundo, pero para enfrentarlo tenemos al pueblo, las mujeres, los jóvenes, tenemos la dignidad, y con la dignidad se pueden hacer cosas que no logran los Estados Unidos, lo logró Vietnam y lo logró Cuba”.

Destacó la referencia histórica de libertad del pueblo venezolano. “Nosotros tenemos a Simón Bolívar como referente, como padre de América, como padre de Venezuela, como Libertador del mundo, con todas esas referencias ni los Estados Unidos, ni las huestes internas que trabajan para sus servicios y que están pagadas por ellos, podrán derrotar un proceso en donde el pueblo tiene un proyecto político”.

Señaló que pese a que las fuerzas desestabilizadoras han logrado producir situaciones peores que las que motivaron el llamado “caracazo” de 1989, el pueblo se ha mantenido en apoyo al presidente Maduro.
“El pueblo no se rebela ni contra el gobierno, ni contra el presidente, porque sabe que este es su proyecto, que no hay otro proyecto y que no va a venir ningún otro proyecto después de este”.

Isaías Rodríguez considera que la oposición en este momento está absolutamente desesperada, porque el dinero se está agotando y no ha cumplido la tarea de derrocar al presidente Maduro.
“Ellos saben que si van a un proceso electoral van a ser derrotados”.

Odio fascista

Recordó que Benito Mussolini creó en 1921 el Partido Nacional Fascista, cuya fuerza motora es el odio. Los fascistas no tienen proyecto de sociedad. Su objetivo es construir un mundo en donde las capas medias crean que algún día tendrán un poder que nunca alcanzarán. Solo se les permite golpear a los de abajo. Su signo es la esvástica del nazismo, un símbolo de odio. El mismo odio con el que quemaron al joven en Altamira, que ni siquiera era chavista.

“Lo quemaron por negro, porque el fascismo es racista. El fascismo odia y ese odio lo han traído a Venezuela y tratan de editar en el país ese odio que en 1921 se encendió en Europa, porque los norteamericanos creen que este pueblo no ha crecido y que nos pueden comprar con televisión o con Istagram, Twitter, Periscope, Facebook… Pero no podrán, porque a este pueblo ni lo compra ni lo engaña nadie”.

Redes de fiscales antichavistas

El exfiscal Isaías Rodríguez mostró su temor de que las redes de fiscales antichavistas que juegan a controlar el Ministerio Público estén influyendo en las opiniones de la actual Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, de quien dijo tener una gran estima. Sin embargo, mostró sus desacuerdos en torno a cómo se expresó sobre el caso Juan Pernalete y sus opiniones sobre la Asamblea Constituyente.

“Yo tengo el temor en este momento de que Luisa haya caído en las redes de los antirrevolucionarios”.
Explicó que hay dos corrientes internas en el Ministerio Público: Una institucional, “que camina sobre cáscaras de huevo con mucho temor”. Otra antichavista y anti-proceso revolucionario, “con una concepción absolutamente conservadora del derecho, de las instituciones y del futuro. No es simplemente conservadora; es antirrevolucionaria (…) Es un grupo importante que juega a controlar y orientar la Fiscalía”. También indicó que hay un amplio espectro de corrupción interna, muy difícil de solucionar y teme que la actual Fiscal General esté siendo influenciada por ese grupo.

Fuente Cuatro F

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*