Últimas Noticias
Home / Noticias / Sí, hubo un “cambio”, pero fue para peor

Sí, hubo un “cambio”, pero fue para peor

Verónica Díaz Hung/Cuatro F/

Caracas, Venezuela.- En su programa semanal, el presidente Nicolás Maduro, aprobó este martes 08 de diciembre, por vía habilitante, el traspaso del Cuartel de la Montaña a la Fundación Hugo Chávez, en lo que señaló como un “acto por preservar la paz”.

Esta decisión se produce luego que el secretario de la Mesa de la Unidad, Jesús “Chuo” Torrealba, declarara que una vez instalada la nueva Asamblea Nacional con mayoría opositora, retirarán los restos del Comandante Hugo Chávez del populoso cuartel del 23 de enero.

“He decidido por poder habilitante, entregar el Cuartel de la Montaña a la Fundación Hugo Chávez, y a partir de ahora le pertenece al pueblo de Venezuela por los siglos de los siglos para que lo sepa la derecha”.

El Primer Mandatario explicó en su programa Contacto con Maduro Nº 50 que esta decisión busca preservar la paz, ya que si alguna medida de la Asamblea en manos de la derecha pretende sacar al Comandante Hugo Chávez del Cuartel de la Montaña y tratan de profanar sus restos, podría desatar eventos violentos.

“Para preservar la paz y la estabilidad, publíquese esta Ley Habilitante, para proteger a nuestro Comandante, la paz del país, y seguirle rindiendo homenaje en este santuario de la reflexión y de la Revolución Bolivariana”.

Guerra económica y guarimbas

Recordó que gracias a informantes fieles a la Revolución Bolivariana dentro de los Estados Unidos, hacia el 2013 se obtuvo información que nos alertó que había un plan gestado por la NSA, la CIA, la Casa Blanca y el Departamento de Estado, según el cual se aplicaría una técnica en formato de colas.

El plan arrancó en los grandes automercados, que comenzaron a reducir el número de cajeros que atendían a los usuarios.

“Eso fue lo primero, para ir creando el malestar, incluso lo descubrimos en algunos establecimientos públicos, porque estaban infiltrados en las instituciones, ya que tienen posiciones de poder. Son infiltrados que se venden a la corrupción y a la antipatria”.

El plan consistía en hacer chillar la economía, siguiendo el manual que Henry Kissinger aplicó al Chile de Salvador Allende, para que en las elecciones del 8 de diciembre de 2013 se produjera un resultado desfavorable que desencadenara la salida de Nicolás Maduro del poder.

De hecho, la oposición señaló en aquella campaña electoral que se trataba de un plebiscito. Sucedió entonces lo que se conoció como el “Dakazo”, que fue una primera respuesta efectiva a la guerra económica y detuvo el primer ataque, venciéndolo económica y políticamente.

En ese entonces el chavismo obtuvo un triunfo resonante, obteniendo 55% de los votos y 75% de las alcaldías.

“Yo los convoqué a Miraflores inmediatamente a dialogar y plantear planes para el 2015. Les di la mano y les pedí que colaboráramos por la paz del país, pero qué hicieron con el poder que ganaron a través de los votos, lanzaron en febrero de 2014 la operación para derrocar al gobierno llamada La Salida, que duró casi seis meses. Fue una operación nacional e internacional apoyada por el gobierno de los Estados Unidos y por toda la mediática mundial”.

La guarimba fue expresamente convocada para derrocar a un gobierno que acababa de obtener una gran victoria. El resultado dejó un saldo de 43 muertos, 900 heridos, 300 de ellos quedaron con lesiones graves.

La guarimba usó métodos violentos, en donde la mayoría de los asesinados fueron víctimas de francotiradores o fueron motorizados degollados por los métodos violentos empleados por los manifestantes. Adriana Urquiola, una joven embarazada que trataba de llegar a su trabajo traspasando una barricada opositora, fue asesinada por el escolta de un prominente jefe político de la derecha, que después fue protegido en Colombia. Pero inicialmente la mediática trató de señalar que el asesino de Urquiola era un funcionario del gobierno bolivariano. Durante la guarimba se cometieron graves delitos de lesa humanidad, que no prescriben.

“Como jefe de Estado les digo que no aceptaré ninguna Ley de Amnistía, porque se violaron los derechos humanos. Me podrán enviar mil leyes pero los asesinos de un pueblo tienen que ser juzgados (…) El mundo entero ha ocultado esto, porque ha habido una guerra muy sucia contra la Revolución Bolivariana. Una guerra de calumnias contra mí, creyendo que yo estoy hecho de jabón, que me cae una lluvia y me voy a disolver. Pero estamos hechos de la mística, la moral y la lealtad, que nos forjó el más grande revolucionario de este siglo llamado Hugo Chávez Frías”.

Pero la guerra económica continuó.

“Recuerdo al general John Kelly, jefe del Comando Sur, cuando anunció que Venezuela explosionaba en el 2014. Venezuela ha sido víctima de un acoso de todo tipo, incluso terrorista, porque la guarimba fue terrorista. En 2014 nuestra victoria fue la paz. Pudimos terminar una buena navidad, en batalla siempre, pero en paz (…) No hubo golpe de Estado, ni retroceso. Amaneció el 2015 y las jaurías enloquecieron política, económica y mediáticamente”.

Comenzó entonces una campaña brutal contra el pueblo venezolano.

Acoso a ANTV

“Cierto que hemos tenido un revés electoral. La guerra económica inclemente de tres años hizo estragos. Hemos obtenido un heroico 43% de los votos nacionales. Gracias a ti mujer, a ti familia, a ti hombre trabajador, a ti estudiante, joven del pueblo, por tanta conciencia. Sin lugar a dudas, gracias a ustedes. Con ese 43% estamos aquí de pie, pensando en las batallas futuras. Amado pueblo, al que protegemos, he dado la orden a todo nivel de gobierno, del partido, de ir al encuentro con el pueblo, a darle un abrazo. Y a decirle aquí estamos nosotros para seguir amándote. Vamos juntos con el pueblo, no por el camino del capitalismo y la derecha, ya ustedes ven las amenazas y lo que ha sucedido, tengo aquí a los trabajadores de la televisora de la Asamblea Nacional (ANTV), los invité especialmente, porque estos trabajadores han recibido amenazas personales de los recién electos diputados de la derecha venezolana, los han amenazado que los van a botar, que van a cerrar el canal, que los van a acabar, porque en Venezuela no ganó una oposición democrática, ganó una contrarrevolución y lo primero que hicieron fue sacar su odio desmedido”.

Expresó que el dirigente opositor Henry Ramos Allup sacó su racismo social.

Voto en contra de sí mismo

“Una situación de guerra económica llevó a parte de la población a un voto contra ellos mismos. Se los digo, queridos hermanos, desde el corazón de un obrero . Yo ese voto lo entiendo, pero se cometió un error, en las comunidades votaron contra ustedes mismos. Allí están los primeros resultados, Fedecámaras pidiendo que se derogue la Ley del Trabajo, que se elimine la protección a las embarazadas, las prestaciones sociales. Exigiendo que se derogue la Ley de Tierras Urbanas, exigiendo que se deroguen todas las leyes que protegen al pueblo”.

“Ya han declarado que le van a negar los recursos a la Gran Misión Vivienda Venezuela. Ellos son expertos en marketing, lo dicen de tal forma que no lo dicen, y cuando le preguntan si lo dijeron, dicen yo no he dicho eso”.

“Sí, hubo un cambio, pero fue para peor, ya han anunciando que van a derogar las leyes del poder popular, ya han anunciado todo su plan desmedido contra la unión de América Latina y El Caribe (…) Con la verdad vamos a reconstruir la nueva mayoría revolucionaria desde el punto de vista electoral para las batallas futuras”.

Mintieron

“Nos estuvieron mintiendo, decían que al ganar se acabarían las colas. Yo vi una propaganda en el Zulia que me llamó mucho la atención, “Vota por mí, que llevo una ley de colas”, tal fue así que su campaña electoral fue esa, ir a las colas donde la gente estaba irritada, molesta, y en las últimas tres semanas, incrementaron las colas y los problemas, para irritar. Y nosotros las últimas tres semanas incrementamos nuestra lucha en las calles y empezamos a crecer, pero nos faltó un poquito de tiempo, para llegar a nuestro mínimo histórico. Y ganaron los malos, ganaron con la mentira, con el engaño, con la oferta engañosa, con la estafa, y los compatriotas que creyeron que esa era una solución, reflexionen, ya tenemos una amenaza concreta, pero apenas está comenzando. Sepan ustedes, trabajadores de mi Patria, que tienen a un presidente llamado Nicolás Maduro, hijo de Chávez, que los va a defender, siempre, por siempre, y con su propia vida. No podrá la derecha, así haya ganado la Asamblea Nacional, no podrá la derecha con la independencia de Venezuela, ni contra los derechos sociales”.

“Almagro y la Comisión de Derechos Humanos de la OEA se habrán enterado de que la derecha venezolana arremetió contra la estabilidad laboral de los trabajadores y contra la libertad de expresión de los trabajadores de ANTV y del canal de radio. Seguro que sí, pero ellos son cómplices en la jugada para desbancar a la Revolución Bolivariana”.

13 de abril y golpe de timón

“Yo llamo a un gran 13 de abril, a un gran renacimiento, a un gran rescate del espíritu original del proyecto de Bolívar y Chávez”.

“Si hubo quienes votaron creyendo que había un cambio, vengan para acá, tenemos que mantenernos juntos, en familia, como aquel 13 de abril. Vamos a retomar el camino original, para rectificar, para no dejarnos vencer por las dificultades”.

Señaló que la oposición se comporta como aquellos días del 11 y 12 de abril de 2002, pero no dan la cara.

“Ellos analizan si se desbocan por completo ya o después. Sigamos construyendo, por eso yo he llamado a este gran diálogo”.

Invitó a hacer un ejercicio acelerado de crítica y autocrítica, pero con un equilibrio que permita canalizar y reimpulsar las fuerzas revolucionarias verdaderas y expandirlas nuevamente.

“No es poca cosa un 43% de votos en medio de la arremetida más feroz que se haya hecho nunca antes en Venezuela. Solo comparable con el sabotaje petrolero de hace 13 años”.

No obstante, en aquella oportunidad los líderes del sabotaje dieron la cara, esta vez no salen, no dan la cara.

Retroceso

“Tienen 112 diputados y diputadas. Nosotros sacamos 55 revolucionarios, patriotas, hombres y mujeres del pueblo, que están al servicio de nuestra Patria y van a batallar, son un batallón de patriotas”.

Explicó que con esos 112 diputados la oposición tiene capacidad de derogar todas las leyes. Pueden negar todos los recursos que necesita el Ejecutivo para las Misiones, grandes Misiones, obras públicas, viviendas, todo.

“La Revolución se ha podido haber acelerado porque ganamos el referéndum revocatorio, vencimos el golpe de Estado, pero porque teníamos la mayoría en la Asamblea Nacional. Hoy todos los planes sociales están en la picota. Está en peligro Barrio Adentro, porque ellos dicen que van a expulsar a los médicos cubanos, también las viviendas. Yo quería construir 500 mil viviendas el próximo año, pero ahorita lo estoy dudando. No porque no pueda construirlo, sino porque te pedí tu apoyo y no me lo diste (…) Tenemos por primera vez un plan para darle vivienda a todo el pueblo y ahora está amenazado. Yo tenía mi plan para 100 mil taxis, pero hoy estuve revisándolo y no sé si se podrá, porque ellos dicen que van a acabar con el convenio con China. Y la Misión Transporte y las tabletas, también están en riesgo”.

En Venezuela hay casi 3 millones de estudiantes universitarios, mientras que antes de la Revolución solo habían 200 mil. Expresó que en torno a las tabletas ha habido manifestaciones de falta de conciencia, porque pese a que se ofrece de forma gratuita una tecnología que se vende hasta en 300 mil bolívares, muchos no valoraron el esfuerzo hecho para masificar el acceso a internet.

“Yo se la doy a usted, con la mayor calidad, gratis. Pero definitivamente llegó “el cambio”, porque ahora va a ser difícil seguir avanzando, e incluso está amenazada la propia educación pública gratuita, porque ellos tienen un preacuerdo con el Fondo Monetario Internacional que exige la reducción de los recursos para la educación en los planes de austeridad que ellos dicen que hay que aplicar”.

“Ahora que ganó “el cambio”, el programa de entrega de tabletas está amenazado. Yo quiero ser muy crudo, porque es necesario un despertar, como despertó el pueblo un 13 de abril”.

Rectificación y reimpulso

“Ellos vienen por todo, ellos quieren venir contra el pueblo. Y nosotros dirigentes debemos hacer un esfuerzo por superarnos, debemos cambiar los métodos de hacer política, de relacionarnos con el pueblo. Hay que ir a un encuentro con el pueblo, del poder popular, para meterse en las catacumbas de un pueblo y salirse de los equipos, de las macollas, de los grupos. Hay que ir a escuchar al pueblo”.

“Hay que hacer un gran esfuerzo para que los liderazgos estén cada vez más consustanciados en la construcción del socialismo en la comunidad, en la comuna, en la fábrica. Necesitamos impulsar la renovación de toda la dirección obrera y sindical del país. Necesitamos que los jóvenes dirigentes sindicales tomen las posiciones de poder con una línea de movilización de calle todos los días. Y así a todo nivel”.

Se refirió a un proceso profundo de renovación verdadera, de Revolución en la Revolución.

“No se trata de ser crítico chévere. Se trata de ser crítico para construir. De cada crítica debe salir una solución, una ruta. Una respuesta”.

Destacó la necesidad de mejorar el trabajo político y sus métodos, así como la capacidad comunicacional. Al tiempo que llamó a edificar una nueva política comunicacional adaptada a los nuevos tiempos, a un nuevo discurso y a los nuevos códigos. Propuso una política comunicacional que impacte al gobierno, al partido, a las bases, una nueva política comunicacional de la Revolución y que impulse los valores de la solidaridad, porque se ha impuesto el egoísmo, en un destructivo sálvese quien pueda. Se requiere una política comunicacional que impulse los valores del antiimperialismo, porque ha bajado la fuerza antiimperialista mientras más agreden. Y que impulse los valores de la construcción de una economía social. Pidió reivindicar los valores del bolivarianismo.

“Tenemos que retomar la formación ideológica profunda de todo el pueblo. No solo de los cuadros que deben formarse, es la formación del pueblo entero”.

Rehacernos en paz y en Revolución

Producto del proceso de rectificación, el Presidente pidió a todos sus ministros la disposición de sus cargos a la orden de la presidencia para una “revisión profunda” del Ejecutivo en todas sus carteras. El jefe de Estado hizo énfasis en que busca hacer una reestructuración de todo el Gobierno Nacional.

“Le he pedido al consejo de ministros que pongan su cargo a la orden para hacer un proceso de revisión, rectificación y reimpulso de todos los ministerios (…) He entrado a trabajar con el método de Chávez. Este diálogo de debate debe dar como resultado un proceso de renovación profunda que se materializará en decisiones que se irán anunciando para la batalla en temas claves. Vamos a rehacernos, cuento contigo camarada, compatriota, hacia adelante, con amor, con la unión de los Revolucionarios, con la unión cívico-militar”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*