Últimas Noticias
Home / Noticias / San Cristóbal, la urbe andina donde el odio político golpeó la proverbial cordialidad (y II)

San Cristóbal, la urbe andina donde el odio político golpeó la proverbial cordialidad (y II)

San Cristóbal, la urbe andina donde el odio político golpeó la proverbial  cordialidad

Muchos lugareños coinciden en que los cambios en el ser tachirense se produjeron en muy corto tiempo y que en ello la influencia de los  canales colombianos RVN y el Caracol han jugado un papel determinante.

Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 02 nov.- A primera vista la ciudad de San Cristóbal se le antoja al visitante  como una acogedora  capital del estado andino de Táchira en la que la cordialidad y la parsimoniosa espiritualidad de sus habitantes reflejada en su hablar “cantaíto”,  son dos de los  estandartes de su orgullo gentilicio.

Aunque rápidamente,  la realidad  de hoy de esta urbe provincial venezolana ocasione una ruptura en ese imaginario de bucólico paisaje  que se forma inicialmente , y lleve a descubrir cómo la inoculación del odio político por vía mediática y la importación de prácticas humanas alejadas de la honradez  y el amor al trabajo de su gente,  impacta la fisonomía moral, anímica y cultural de un pueblo.

Batallas campales guarimberas

En ambas ocasiones la céntrica y “exquisita” avenida Carabobo de la urbe tachirense se convirtió en el escenario de verdaderas batallas campales entre los agresivos piquetes juveniles y las fuerzas de orden público”.

“Fue horrible. Yo debía pasar todas las mañanas con mi hijo pequeñito cargado para llevarlo al preescolar, y aquello daba terror. Desde entonces mi pequeño comenzó a manifestar un rechazo de asistir, lo que indica que esta violencia lo impactó de algún modo en lo psicológico. El vio y vivió parte de estos hechos”, recuerda Iramar.

Javier,  otro joven citadino, sostiene que en parte esta desbordante situación tuvo entre una de sus principales causas que los mandos policiales y de la Guardia Nacional no actuaron con la debida contundencia contra los terrorista callejeros que asolaron San Cristóbal, irregularidad que llevó la remoción de los jefes por parte del gobernador saliente José Gregorio Vielma Mora.

Para el joven empleado público, consultado sobre el tema, si algo ha golpeado moralmente a los cristobalenses  e influyó en los resultados electorales adversos al ex gobernador chavista, es  la pérdida del poder adquisitivo a causa de la inflación inducida por Dólar Today y la manipulación cambiaria por parte de las mafias amparadas por el Decreto 8 mil del Gobierno colombiano, que en la fronteriza ciudad de Cúcuta  permite a sus improvisadas “casas de cambio” fijar arbitrariamente la relación de cambio bolívar-peso a favor de este último.

Al lugareño, agrega, le duele  ver cómo un ciudadano colombiano y su grupo familiar entran a esta ciudad con 4 millones de bolívares, que en  Cúcuta equivalen a 300 mil pesos, y abarrota los locales de alto consumo y hasta ostenta de su condición de turista rico.

“Usted los ve que entran en Mc Donalds o en cualquier restaurant de lujo o en cualquier tienda  y pagan lo que adquieren a precios exorbitantes sin chistar”, situación que se revirtió, pues antes era la fortaleza del bolívar petrolero lo que permitía a muchos venezolanos actuar de manera similar en Cúcuta y otra ciudades colombinas fronterizas con Venezuela.

Un gran papel en la campaña contra Vielma Mora le atribuye Javier a la labor desestabilizadora jugada por los canales televisivos colombianos que se veían hasta pocos días antes de las elecciones en esta ciudad vía televisión por cable, como son las cadenas RCN y Caracol, y  atribuye a su salida del aire por orden de  Conatel (Comisión Nacional de Telecomunicaciones) que la derrota no haya sido más contundente aún de lo que fue.

Lo que queda atrás

Al dejar San Cristóbal bien temprano en la madrugada de un sábado para domingo la sensación de pérdida de aquella cordialidad y recogimiento espiritual y religioso emblemática recibe otro  duro golpe.

Una cuadra antes de llegar a la principal avenida de la ciudad, que lleva al emblemático Viaducto de entrada y salida de esta,  luego de descender desde “Barrio obrero”  varias “carreras” – vías paralelas a las avenidas principales-, la vista choca de pronto con un grupo de transexuales en diminuta ropa interior ofreciendo sus servicios, escasos metros  más allá, en una la plaza, un grupo de policías monta su guardia de rutina.

Atrás también van quedando grupos de jóvenes muchos de estos bajo los efectos del alcohol, a decir de sus descompuestas posturas corporales, luego de salir de la decenas de locales de expendio de licor  que jalonan la ciudad, así como las carreteras nacionales e inter estadales de acceso a esta por todos los puntos cardinales, particularmente las ubicadas al sur  del Táchira y que  enlazan con el estado Barinas.

Aquí cabe recordar que en esta franja geográfica el entonces presidente Hugo Chávez ordenó confiscar un importante conjunto de fincas adquiridas por el narcotráfico que, como se pudo determinar,  operaban tanto como aeropuertos  clandestinos de embarque de droga, como de aliviaderos o escondites de cabecillas del narco paramilitarismo colombiano.

Situación que según muchos tachirenses permitió el desarrollo de todo tipo de negocio ilegal y prácticas delictivas de este; incluso, hay quienes temen que muchos pequeños y medianos productores agropecuarios se vieron compelidos a aceptar el financiamiento usurero de sus cultivos por parte de estos sujetos, lo que inevitablemente influye en los precios al consumidor.

La región es alta productora de tubérculos, plátano, ganado bovino y porcino, así como productos lácteos.

Ante este cuadro, atrás también queda una nueva gobernadora, Lady Gómez, del partido de derecha Acción Democrática – y al cual la corrupción durante sus mandatos lo llevó al rechazo mayoritario de los venezolanos-, que lo único que se sabe de ella es que relativamente nueva en la política, que ha ejercido de comerciante, que tiene vínculos familiares y amistosos con Colombia, pues su padre era oriundo de allí;  e incluso se habla de  su colombofilia, y hay quienes incluso  aseguran que es muy amiga del ex presidente ultraderechista  vinculado al paramilitarismo y al narcotráfico, Álvaro Uribe Vélez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*