Últimas Noticias
Home / Noticias / Rocinante va a las urnas

Rocinante va a las urnas

Por Geraldina Colotti

¿Don Quijote y Rocinante regresan a Carabobo? A regresarlos a la vida ha sido Rafael Lacava, Alcalde de Puerto Cabello y ahora candidato gobernador por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el Estado de Carabobo a las regionales de este domingo 15 de octubre.

Hace algunos días, Lacava -ex Alcalde de Puerto Cabello- vestido con traje y corbata, se ha presentado a lomo de un burrito a los estudios de Globovisión.

Pero a la televisión de oposición – que después de haber participado en el golpe contra Chavez, en el 2002, ahora invita también a algunos exponentes del campo contrario – no lo han dejado entrar.

En compensación, contra Lacava y sus mítines provocatorios se ha desencadenado un escándalo: que hay de gracioso en una país “a la deriva, en crisis humanitaria, con la inflación por los cielos” etcétera, etcétera? Un escándalo por parte de las derechas,naturalmente.

Después de haber probado nuevamente a incendiar el país – en sentido literal, visto el creciente número de personas a quienes les han dado fuego durante los cuatro meses de violencia contra el gobierno – la alianza MUD (Mesa de la Unidad Democrática) en gran parte ha decidido
participar a las elecciones.

Una enésima pirueta que la parte más extremista – los grupos de la llamada Resistencia y parte de sus auspiciantes como María Corina Machado, de Vente Venezuela – no les ha gustado, intercambiándose insultos y también golpes en público.

Mientras tanto, la “dictadura castro-madurista” se encamina a celebrar las elecciones No. 22 en 18 años de chavismo, a las que participan unos cincuenta expertos internacionales.

El organismo responsable – el Consejo Nacional Electoral (CNE) – es el mismo que ha organizado las precedentes consultaciones. La máquinas y el sistema de voto electrónico son los mismos de los años precedentes. El sistema electoral venezolano es considerado a prueba de fraudes, es más “el mejor del mundo”, según el Centro Carter.

Juicios que han puesto bajo otra luz las declaraciones del Director Ejecutivo de la empresa Smarmatic, titular del software, que ha decidido “suicidarse” comercialmente con tal de desacreditar el voto para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que se ha tenido el 30 de julio, en pleno ataque de las derechas a nivel internacional.

Huyendo a Londres, el señor Mugica en ese entonces había declarado que su sistema “había sido manipulado”. ¿Chantajeado por los Estados Unidos? Diversos analistas se han aplicado en demostrarlo. En este ámbito, la oposición ha rechazado presenciar las verificaciones previas del sistema, generalmente cuidadosas y minuciosas, insistiendo en no querer reconocer las instituciones bolivarianas. Nosotros hemos estado en el grupo de los “acompañantes”, hemos verificado y hemos hecho preguntas a los expertos que han analizado y “aprobado” nuevamente y en forma sobresaliente el sistema electoral: como además está admitiendo la oposición decidiendo participar al voto del 15 de octubre.

Pero, entonces, había escogido organizar , el 16 de julio, una consulta abusiva con mesas electorales improvisadas, dentro y fuera del país. Luego de haber declarado un resultado desmentido por la lógica – más de siete millones de votos – había destruido las papeletas “por motivos de privacidad”.

Pero aquel presunto resultado, amplificado por los medios internacionales, había quedado como un obstáculo para superar para el socialismo bolivariano. Desafiando peligros de todo tipo, los
electores chavistas habían respondido en más de ocho millones de votos eligiendo así los 545 representantes de la Asamblea Nacional Constituyente de los más diversos sectores.

¿Lograrán repetir la proeza renovando el voto de confianza al chavismo? En juego están los 23 estados involucrados en el voto (sobre un total de 24).

Las encuestas favorables a la oposición pronostican su victoria en 18 Estados. En el Estado de Lara, el CNE ha abierto un proceso administrativo contra el actual gobernador de oposición, Henry Falcón (uno que, luego de haberse hecho elegir por el chavismo, se ha cambiado de camiseta). Está acusado de haber divulgado una de estas encuestas en período de silencio electoral.

Pero, mientras tanto, las derechas tienen ya listo el escenario: si vencen, todo irá bien, y aprovecharán para volver a pedir la salida de Maduro de la presidencia, antes del plazo del 2018. Si pierden, gritará fraude.

Mientras tanto, ya han comenzado a ventilarlo contestando la decisión del CNE, con respecto al voto del 30 de julio, de inhabilitar las mesas electorales con riesgo de violencias, que han sido sustituidas por otras más seguras. En todo caso, ya han anunciado que rechazarán prestar juramento delante a la Asamblea Nacional Constituyente, máximo poder fundador de la democracia participativa y “protagonista” bolivariana: el poder popular.

Ha sido así también durante las elecciones del 2015, cuando luego han resultado en mayoría. Estábamos en Venezuela también en aquella ocasión y hemos visto y documentado el show de los ex-presidentes latinoamericanos (neoliberales): Volaban como buitres sobre la soberanía de Venezuela. Son los mismo que, con la complicidad de su padrino norteamericano y con el apoyo del antichavista de dirige la OEA, Luis Almagro, ahora apuntan a las elecciones regionales. Mientras tanto, calientan sus reservas para preparar el eventual “modelo nicaragüense”: la ex Procuradora General, Luisa Ortega, que huyó a Colombia para avalar la tésis del “narco-estado” deseado por Trump para imponer sanciones a Venezuela le – como pide la oposición – hasta una intervención armada.

De los resultados del voto depende también el diálogo con la relativa propuesta de conviviencia, intentada por el chavismo en la República Dominicana y periódicamente desmentida por la oposición.

Traducción Gabriela Pereira

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*