Últimas Noticias
Home / Noticias / Presidente Maduro debe convertirse en el gran conciliador de Venezuela

Presidente Maduro debe convertirse en el gran conciliador de Venezuela

** * La analista Maryclen Stelling se adhirió a la propuesta de un plan de  Gobierno de 100 días que aterrice el diálogo en resultados concretos

Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 28 may.- Nuevo llamado al diálogo del presidente reelecto Nicolás Maduro  debe pasar del hasta ahora predominante  plano discursivo al de los hechos concretos  y  convocar de nuevo al poder popular y  a la oposición , incluso “la bolivariana”, para  enfrentar con éxito la actual crisis política y económica venezolana.

Así lo señaló la socióloga y analista comunicacional Maryclen Stelling al participar junto al analista y experto en opinión pública Oscar Schemel en el programa televisivo “José Vicente hoy” trasmitido por la televisora privada Televen.

De sus reflexiones se desprende que la analista le tomó la palabra al periodista José Vicente Rangel, quien  en la acostumbrada introducción de su programa señaló que los  resultados electorales en los fue reelecto Maduro requerían de análisis serios que mostrasen incluso fenómenos electorales ocurridos y no fácilmente  percibibles  que incluso no dejan de ser polémicos.

“Yo creo que eso (del diálogo) no es un acuerdo cupular, es de la base (social)”, pues es “a ese nivel que se discuten los problemas concretos”  que afectan a las y los ciudadanos y a las comunidades, indicó Stelling, quien critico que el protagonisnmo del poder popular ha sido olvidado en la actual coyuntura política  cuando  este juega un papel clave en el monitoreo de la gestión gubernamental.

La analista consideró además que el llamado al diálogo tiene que ser realista, lo que pasa por cambiar  el discurso que lo ha sustentado, tanto el del presidente Maduro como el de la oposición, y puntualizó que en una verdadera democracia no se trata de destruir, ni de aniquilar al adversario político.

Coincidió que tampoco se pued gobernar sólo y que en en Venezuela hace falta con urgencia una verdadera oposición democrática, abierta al debate.

Stelling sostuvo asimismo que el diálogo debe ser para enfrentar nos sólo  la crisis política, sino además la crisis económica “que es muy grave”.

“Para enfrentar como una especie de anomia (ausencia de normas), de crisis de valores éticos” presentes hoy en la sociedad venezolana, lo que para algunos analistas es consecuencia de una sostenida campaña mediáticas desestabilizadora activada desde hace 18 años por poderes fácticos antinacionales.

Para Stelling el diálogo tiene que ser por sectores sociales y económicos porque enfrentar la crisis multidimensional que atraviesa el país y su situación crítica actual, sobre todo la de en cuanto a  la hiperinflación inducida, no puede hacerse en solitario.

En este sentido, Stellling consideró que el presidente Maduro debe convertirse en el gran conciliador del país pues fue elegido en una situación muy crítica y en el marco de “una alta abstención”.

Señaló en este sentido que hubo dos sectores abstencionistas en las elecciones del pasado 20 de mayo, la constituida por sectores de oposición  derechista y la de un sector chavista al cual considera se debe rescatar y enamorar de nuevo del proyecto del desaparecido  líder bolivariano.

De igual modo la analista  sostuvo que para contribuir en ello se debe proceder a una renovación de las fuerzas bolivarianas;   evitar la alta rotación de ministros “sabelotodo”, pues ello  ocasiona pérdida de confianza en la opinión pública y en el electorado, y emprender una verdadera  guerra a muerte a la corrupción que, recordó, ya inició Maduro.

De allí que Stelling adhiriera a la propuesta del dirigente revolucionario y economista Julio Escalona, de un plan de cien días que muestre resultados concretos, sobre todo en cuanto a mejoras en la agobiante situación híperinflacionaria, más aun cuando a su modo de ver “la narrativa de la guerra económica ya no es válida”.

En ello coincidió el analista Oscar Schemel, quien informó que sólo el 25 por ciento de los encuestados atribuyen las causas de la crisis económica del país a la guerra económica, lo que a su modo ver denotaría que la estrategia utilizada hasta ahora para hacérselo entender a la opinión pública ha fallado.

Stelling manifestó que aun cuando cree que vienen momentos más duros para Venezuela producto de las sanciones económicas y bloqueos impuestos por el Gobierno estadounidense y sus aliados, es optimista en cuanto a la posibilidad de superarlos en paz y de manera democrática, participativa y protagónica, esencia del socialismo bolivariano.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*