Últimas Noticias
Home / Noticias / Internacionales / Países petroleros debatirán este domingo en Doha acuerdos para congelar producción

Países petroleros debatirán este domingo en Doha acuerdos para congelar producción

Caracas, 16 abr.- Este domingo, 17 países productores de petróleo se reunirán en Doha, Qatar para evaluar la ejecución de acciones conjuntas que permitan estabilizar el mercado y lograr un alza en los precios del crudo que desde mediados de 2014 reporta una baja de 70%.

Angola, Argelia, Azerbaiyán, Colombia, Ecuador, Indonesia, Irán, Irak, Kazajstán, Kuwait, México, Nigeria, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Arabia Saudita, Qatar y Venezuela, bombean en total un aproximado de 47 millones de barriles diarios, que representan más del 50% del consumo mundial, por lo que las decisiones que se tomen en este encuentro tendrán un gran impacto internacional, y en especial en la cotización de los hidrocarburos.

La cumbre de Doha se produce luego de que el pasado 16 de febrero, el ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Eulogio Del Pino, y sus pares de Arabia Saudita, Alí Al Naimi; Qatar; Mohammed Bin Saleh Al Sada; y Rusia, Alexander Novak, acordaran congelar la producción de crudo de cada uno de estos países al nivel registrado en enero de 2016, por un lapso de cuatro meses.

El acuerdo constituyó un primer paso en el proceso para alcanzar un precio estable que permita garantizar el desarrollo de los proyectos que se requieren para satisfacer la demanda energética mundial de los próximos meses.

Estas tres naciones integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y Rusia producen en conjunto una cifra de 24 millones de barriles de petróleo por día, lo que supone más del 25% de los 93 millones que se consumen en el planeta al día.

Asimismo, cuentan en total con el 70% de las reservas petroleras existentes en el planeta, por lo que tienen un rol fundamental para asegurar el suministro energético confiable.

¿Por qué bajaron los precios?

La caída en la cotización del crudo, que se mantiene desde mediados de 2014, constituye el ciclo más largo de precios bajos que se ha registrado en los últimos 45 años.

Este hecho se produjo como consecuencia de la sobreproducción de crudo de países como Arabia Saudita y por la desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía china y una inusual baja en la demanda de combustible para calefacción en regiones donde se emplea este derivado del petróleo.

Adicionalmente, influyó la incertidumbre económica en Europa y Estados Unidos, así como los altos inventarios de crudo en este país, que es el principal consumidor de energía del mundo.

Otro factor que incidió en la baja de los precios es la política implementada por la nación norteamericana de inundar el mercado con petróleo de lutitas, a través del uso del fracking o fracturación hidraúlica.

La sobreproducción de crudo podría promover un colapso en los precios del oro negro y en el abastecimiento energético, ya que los proyectos petroleros requieren de una cotización justa para cubrir los altos niveles de inversión que se requieren.

Esfuerzo de Venezuela por estabilizar el mercado

Desde que la cotización de petróleo comenzó a bajar, Venezuela emprendió una cruzada para lograr consenso y diálogo entre países productores y exportadores de crudo hasta acordar acciones conjuntas que permitan brindar estabilidad al mercado y lograr un precio justo del barril.

El ministro Del Pino aseguró que Venezuela, como miembro fundador de la Opep seguirá trabajando hasta lograr el repunte de los precios para garantizar las inversiones que requiere el sector, para seguir abasteciendo el mercado, y garantizar el desarrollo económico mundial.

El también representante de Venezuela ante la Opep, desde el año pasado realizó una serie de visitas de trabajo por diferentes países que integran el grupo, y otros grandes productores como Rusia y Omán para promover el consenso y aplicar medidas conjuntas.

Durante la reunión ministerial número 168 del grupo petrolero, que tuvo lugar el pasado diciembre en Viena, Austria, por instrucción del presidente de la República, Nicolás Maduro, presentó una propuesta de reducir en 1,5 millones el bombeo conjunto de los miembros, para cumplir a cabalidad la cuota establecida de 30 millones de barriles diarios.

¿Qué se debatirá en Doha?                                          

La reunión de Doha tendrá como finalidad que los países participantes evalúen si se sumarán a la medida de congelar la producción para estabilizar inventarios, y avanzar hacia el precio justo del barril de petróleo.

El objetivo es que un mayor número de naciones se plieguen a este acuerdo, y que se establezca un comité de seguimiento de inventarios y de análisis del mercado durante los próximos cuatro meses.

“La idea es que la demanda que va a ir subiendo hacia el verano —cuando aumenta todo el consumo— vaya drenando el exceso de oferta y lleguemos a un punto de equilibrio en el cual vayamos al segundo trimestre del año en unas condiciones más equilibradas de los precios. Es una decisión muy responsable de los países productores”, manifestó el ministro de Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino en declaraciones recientes.

Explicó que actualmente el mercado internacional de hidrocarburos experimenta un escenario “de exceso de producción, y estamos en un riesgo muy alto de que lleguemos a colapsar todos los inventarios y tengamos que parar la producción de una forma no programada, por colapso de los precios porque está excedido el mercado”.

Advirtió además que los precios deben mantenerse equilibrados, pues un alza muy pronunciada también generaría nuevos ciclos de desestabilización, y permitiría la entrada en el mercado de producciones ineficientes, como la de esquisto en Estados Unidos, “no solo por su costo y la inversión alta que requiere, sino por el impacto al ambiente”.

“Es una responsabilidad histórica equilibrar esos precios, dado que debemos contribuir a suplir la energía que se consume a nivel mundial y en los próximos 15 a 20 años no se vislumbra una sustitución del petróleo como fuente de energía eficiente y eso requiere inversiones que a su vez necesitan un precio que las justifique”, señaló al tiempo que explicó que “los precios registrados en los últimos 16 meses están por debajo del nivel de sostenimiento y eso ha llevado la cancelación y diferimiento de los proyectos”.

El titular de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) planteó que si en la reunión de Doha se genera un consenso para fijar el bombeo a los niveles registrados en enero, el precio del hidrocarburo puede incrementar en 50%.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, coincidió con Del Pino y manifestó que si los países petroleros acuerdan congelar el bombeo de crudo, se podría acelerar el reequilibrio del mercado petrolero en un período de entre tres y seis meses lo que podría originar que las cotizaciones escalaran hasta 50 dólares por barril a finales de 2016.

A raíz de las expectativas del mercado sobre el resultado del histórico encuentro de Doha, los precios del crudo han experimentado un incremento superior al 6% durante los últimos días.

La cesta petrolera venezolana cerró el período comprendido entre el 11 y el 15 de abril con un precio promedio de 32,10 dólares por barril, lo que representa un alza de 4,2 dólares en comparación con los 27,90 que registró la semana anterior.

 

Fuente/AVN/LB

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*