Últimas Noticias
Home / Noticias / Oposición venezolana obedece a intereses foráneos
IMG_5430

Oposición venezolana obedece a intereses foráneos

Por Verónica Díaz Hung

Venezuela está siendo sometida a una brutal guerra de Cuarta Generación como no se había visto en América Latina desde los años 60 cuando Cuba padeció un asedio de similares proporciones. Así lo expone la profesora Mayra Bárzaga García, del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) y del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

La investigadora cubana explica que se ha gestado una concertación internacional de derecha contra Venezuela, que es, incluso extracontinental, ya que participan conglomerados mediáticos de España y de otros países europeos, todos liderados por los Estados Unidos.

“Es una guerra mediática sostenida en contra del pueblo y del gobierno de Nicolás Maduro, que lamentablemente ha calado en muchos sectores desinformados del continente”.

Explica que en Venezuela no solo se vive una guerra mediática, también está en marcha una guerra económica, una guerra política, porque se trata de una guerra de Cuarta Generación, con el interés de apoderarse del petróleo venezolano.

También desde las nuevas tecnologías de información y comunicación constantemente se trabaja para lograr una opinión desfavorable a nivel mundial en contra el gobierno de Nicolás Maduro.

“Tratan de hacer ver que la Revolución Bolivariana genera miseria y desesperanza para el pueblo, cuando sabemos que tanto la obra del Comandante Hugo Chávez como la del gobierno de Maduro, son inéditas en el mundo en relación al enorme esfuerzo por mejorar la calidad de vida del pueblo venezolano y más allá, ya que Chávez gracias a Petrocaribe y al Alba, irradió junto a nuestro comandante Fidel Castro, esa justicia social hacia toda América Latina y otras latitudes”.

Pero se usan las redes sociales para ejecutar una campaña permanente, que a veces confunde, como recientemente ocurrió en Ecuador, donde estos medios digitales se trataron de usar para imponer la visión distorsionada de que un triunfo de Lenín Moreno y Alianza PAIS significaría importar los “fracasos” del modelo chavista. “Pero nadie menciona que todos somos víctimas de una crisis económica mundial que comenzó en el 2008”.

La pista del dinero

La profesora Mayra Bárzaga García aconseja seguirle la pista al dinero para entender quienes son los que financian la guerra contra Venezuela.

Explica que las transnacionales tienen una gran disputa por los recursos naturales de América Latina, mientras que para Estados Unidos nuestra región es su reserva estratégica de recursos naturales, y -aunque algunos analistas sostienen que no le prestan atención a América Latina sino que se están concentrando en el Medio Oriente- lo cierto es que siguen considerando a Latinoamérica su patio trasero.

Herbert Raymond McMaster, el nuevo asesor de Seguridad Nacional de EE.UU, plantea que las fronteras de la seguridad de su nación están en todo el hemisferio sur y que todo lo que ocurra en la región tiene que ver con la seguridad de su país.

Explica la investigadora que detrás de esta guerra contra Venezuela están los multimillonarios hermanos Charles y David Koch, quienes son conocidos por donar enormes cantidades de dinero a las campañas de los republicanos en Estados Unidos.

Mientras que Rex Tillerson, el nuevo secretario de Estado de EE.UU, fue CEO de la Exxon Mobil, por lo que podemos deducir que desde su nuevo cargo está muy interesado en controlar todo el petróleo venezolano, lo que explica la actual arremetida contra Venezuela con el apoyo de algunos gobiernos de América Latina y de los conglomerados mediáticos a su servicio, lo que hace más peligrosa la situación.

“Por eso es que Venezuela necesita la solidaridad de toda América Latina, porque nos estamos jugando el futuro de los pueblos latinoamericanos y todos debemos estar conscientes de que si se pierde la Revolución Bolivariana lo lamentaremos durante muchos años”.

El poder duro

Contra Venezuela se han utilizado todos los recursos, desde los medios de comunicación, la diplomacia, la guerra económica, el terrorismo. Estados Unidos ha empleado todo su “Smart Power” (poder inteligente) para ablandar el escenario, pero cuando ya no les resulta suficiente, recurren al “Hard Power” (poder duro), y ese es el peligro que está viviendo Venezuela en este momento y cualquier país que sea soberano y no se pliegue a sus intereses.

“Creo que  Donald Trump va a continuar usando el “poder inteligente”, pero también puede llegar a recurrir al “poder duro”, por lo que hay que estar muy atentos a la evolución de los acontecimientos, por eso hay que analizar cada palabra, cada declaración, cada artículo que se publique en la prensa norteamericana, para determinar un posible endurecimiento de los ataques a Venezuela”.

Explica que la MUD es una oposición sin proyecto político, dividida, y si no fuera porque traicionan los intereses de la nación bolivariana serían un proyecto sin futuro. Sin embargo, se trata de una oposición peligrosa capaz de algo tan absurdo como solicitar la aplicación de la Carta Democrática ante la OEA y hasta una intervención militar de los Estados Unidos.

“Hasta este punto puede llegar esta oposición totalmente desacreditada”, analiza la investigadora.

Considera que se han quitado la careta, demostrando que se trata de una oligarquía vendida a los intereses de las transnacionales y de los norteamericanos.

Expone que los Estados Unidos recurren a la figura del “Estado fallido” como una posibilidad para poder intervenir en caso de “crisis humanitaria”, por lo que están creando artificialmente esta figura para poder justificar una eventual agresión a Venezuela.

Por ello la insistencia de que la OEA aplique la Carta Democrática, lo que podría abrir las puertas a una intervención militar, como ha sido planteado en el “Plan Freedom 2”, elaborado por el Comando Sur.

“Lamentablemente la OEA, que siempre ha sido un órgano entreguista, ahora con este secretario general, Luis Almagro, se está prestando para esta arremetida contra Venezuela”.

Advierte que el arribo de la oposición al poder significaría un retroceso a los tiempos de los gobiernos coloniales y la pérdida de todas las conquistas del pueblo.

A juicio de la académica, ese pueblo que ha sido beneficiado con la obra de 17 años de gobiernos chavistas, se ha ido organizando y ha incrementado su participación política y su compromiso, y eso ha sido clave para que se mantenga la Revolución.

“Fidel nos enseñó que la única forma de hacer frente a estos ataques es con unidad, demostrarles que no les tenemos miedo, que estamos dispuestos a todo antes que volver a ser colonia yanqui. Si la Revolución cubana ha resistido hasta hoy es gracias a la unidad”.

Fuente Cuatro F

Cuatro F 118 PAG- p11

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*