Últimas Noticias
Home / Noticias / No se pierda la candente e incómoda entrevista de un periodista de la BBC a Julio Borges

No se pierda la candente e incómoda entrevista de un periodista de la BBC a Julio Borges

El periodista Stephen Sackur de la BBC le hace una entrevista al derechista venezolano  Julio Borges,  desenmascarándolo en torno a las verdaderas intenciones de las protestas “pacificas” que viene llevando a cabo la oposición de extrema derecha en contra de la estabilidad del país.

De igual forma le encara sobre los nexos que tanto él como su partido político Primero Justicia tiene con organizaciones norteamericanas y sus históricas vinculaciones con los fallidos intentos de golpe de estado en Venezuela en los ultimos 18 años.

Lea la entrevista completa:

Stephen Sackur: Bienvenidos a HARDtalk, soy Stephen Sackur. Cada día parece que Venezuela se acerca al caos político y económico. Protestas masivas anti-gubernamentales han sacudido al país. Casi 40 personas han muerto como parte de los enfrentamientos en la calle con los agentes armados de Maduro. Las tiendas carecen de alimentos, y los hospitales de medicamentos. Algo, al parecer, tiene que suceder.

Mi invitado hoy es Julio Borges, Presidente de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. ¿Podemos decir que la revolución chavista y socialista se está muriendo?Julio Borges, en Caracas, bienvenido a HARDtalk.

– JB. Gracias Stephen,

S.S Hemos visto más de 40 días de protestas masivas. Hemos visto enfrentamientos entre los manifestantes y los agentes armados de Maduro y vemos las víctimas civiles, muchos heridos y unas 40 personas, muchas de ellos muy jóvenes, ahora muertos. ¿Cuánto tiempo puede durar esta situación?

– JB. Bueno, escuche. No es solo 45 días. Hemos estado luchand 18 años Y 45 días. Y estamos luchando por la democracia en Venezuela. Y esa es la razón por la cual la gente está en la calle, realizando manifestaciones enormes, no solo en Caracas pero en toda Venezuela. Lamentablemente la respuesta del Gobierno ha
sido la represión. Ayer dos personas fueron asesinadas, muy jóvenes, de 16 y 33 años de edad. Cada día tenemos esta misma rutina de represión y violencia, y es muy importante que usted sepa que estamos luchando en las calles simplemente por la democracia, simplemente tratando de construir un camino democrático, para tratar de conseguir elecciones libres en Venezuela, elecciones que están incluidas en nuestra Constitución pero que Maduro niega al pueblo, negando el derecho a votar en elecciones, de modo que solo tenemos las calles como el espacio para luchar por los derechos democráticos en Venezuela.

SS. Sí, pero como líder político responsable (naturalmente eres el Presidente de la AN y uno de los líderes del partido Primera Justicia), no tiene usted alguna responsabilidad, cuando ves el derramamiento de
sangre, y – como usted destaca – el hecho de que muchas las víctimas son estudiantes y gente muy joven, no tiene una responsabilidad para decirles a los manifestantes de su Partido y más allá, que esto ya es suficiente, el derramamiento de sangre y el costo es demasiado alto.

– JB. Si pero nuestra responsabilidad, Stephen, es traer la
democracia, la paz y la libertad al país. Estamos viviendo en una Venezuela que es igual a una mala copia de Cuba; no hay derechos en Venezuela, no hay comida, no hay medicinas, no hay oportunidades. Miles tras miles de jóvenes se están saliendo de Venezuela para buscar un futuro en otros países. No solo se trata de un conflicto político en Venezuela, sino un enfrentamiento vital,
existencial y de valores. Si vemos la gente participando en las marchas en la calle, vemos todo tipo de persona; jóvenes, viejos, políticos, activistas, desempleados, todo tipo. Así que es todo el pueblo contra Maduro; no es una mera confrontación política.

SS. ¿Sí, pero verdaderamente piensa que estas protestas van a sacar a Maduro del poder? Ese es el reclamo de los manifestantes – ‘tiene que irse Maduro’, dicen los manifestantes; pero no existe la menor muestra de que Maduro se vaya a alguna parte.

– JB. Estamos luchando por una serie de valores, no tenemos tiempo y no tenemos otra manera para luchar por la libertad, la justicia, la democracia. Tiene que recordar, Stephen, que todo lo que está sucediendo tiene su origen en un golpe de Estado realizado por Maduro contra el Parlamento. Casi logró anular al Parlamento, pero todo el mundo salió a las calles para defender a
la democracia, defender la separación de poderes, el sistema de controles y equilibrios, defender su derecho al voto, el derecho a una economía libre; de allí que tenemos una lucha muy profunda en Venezuela, un Gobierno que no tiene la menor intención de abrir el camino hacia una agenda democrática, así que para el pueblo venezolano no existe otro camino que luchar en las calles, y el pueblo está dispuesto a luchar por su país.

SS. Pero los venezolanos también tienen un sentido de la historia, y ellos recuerdan que en 2014, cientos de miles de personas salieron a las calles para tratar de sacarle del poder, con el reclamo de que esas elecciones habían sido fraudulentas. En ese entonces, Maduro encaró a
los manifestantes y ganó esa batalla. Luego podemos recordar los eventos del año pasado, cuando usted y muchos de sus compañeros llamaron a la celebración de un referéndum revocatorio, y creyeron que podrían hacer caer de rodillas a Maduro, pero una vez más el
Presidente perduró, y yo les digo una vez más que existe la misma señal de que esta vez, también, Maduro perdurará.

– JB. Sí, pero tenemos algo de ventaja. La comunidad internacional tiene una idea muy clara de que el Gobierno de Maduro es una dictadura, y que el pueblo venezolano tiene una posición muy fuerte, no es una minoría sino una mayoría enorme. Casi el 80 ó 85% del pueblo tiene la certeza que Maduro debe estar fuera del poder, ya que perpetró un golpe de Estado en Venezuela.

SS. Pero Julio Borges, usted sabe que en la democracia uno no gestiona el Gobierno a base de encuestas sino por elecciones. No olvidemos que Nicolás Maduro, le guste o no, tiene un mandato electoral, ganó la elección presidencial luego de que Chávez muriera en 2013, y su mandato está previsto que dure hasta finales de 2018: ese
es el mandato.

– J.B Pero mire, uno tiene que gobernar de acuerdo a la
Constitución, y la Constitución dice que el año pasado deberíamos haber celebrado elecciones de gobernadores, y Maduro no quiso realizar esas elecciones. Debimos tener un referéndum revocatorio y Maduro lo impidió; debimos tener elecciones regionales y Maduro lo impidió. Así que no puede haber una Constitución para Nicolás Maduro, y ninguna Constitución para el pueblo venezolano. Ese es el eje central del problema. En Venezuela no tenemos ningún tipo de Constitución, solo la voluntad de Maduro, y él decide si tenemos elecciones o no en Venezuela. Esto no es justo, esto no es democracia. Y estamos luchando precisamente por un camino democrático en Venezuela.
Estamos luchando para traer la Constitución a la vida política, mientras que Maduro está luchando fuera del marco de la Constitución, nosotros estamos luchando dentro de la Constitución. Esta es una diferencia enorme. Nosotros llamamos a la democracia, Maduro llama a la violencia.

SS. Bueno, pero Maduro dice que usted (y lo ha identificado a usted, Julio Borges, en particular), es el autor intelectual de los golpes; que lo que realmente quiere es un golpe, y debo decir que, leyendo algunos de sus comentarios recientemente, unos de sus comentarios
dice: “es hora que los hombre de verde, es decir, las Fuerzas armadas, rompan su silencio”. ¿Esta Ud. sugiriendo, implícitamente, que quiere ver una situación en la que los cuerpos de seguridad venezolanos, y las Fuerzas Armadas en particular, rehúsen a obedecer órdenes?

– JB. Lo que estamos pidiendo a las Fuerzas Armadas en
Venezuela es precisamente que ayuden al pueblo venezolano, no a la oposición, sino al pueblo, para asegurar el orden constitucional y democrático en Venezuela.

SS. Perdóname, pero las Fuerzas Armadas en Venezuela deben seguir las órdenes del Comandante en Jefe, el Presidente del país. Yo no entiendo como puede ser constitucional sugerir que usted quiere ver un motín entre todas las Fuerzas Armadas de Venezuela,
como usted sugiere que debería pasar.

– JB. No, porque existe una diferencia enorme entre un
Comandante en Jefe actuando como el jefe del Gobierno
venezolano y Maduro, que actúa y emite ordenes a las Fuerzas Armadas como jefe de un partido político. Lo que no queremos es una Fuerza Armada con colores políticos, que forme parte de un Partido político, ese es el problema verdadero. Queremos una Fuerza Armada constitucional e independiente. Ese es el eje del problema. No hacemos un llamamiento para unas Fuerzas Armadas opositoras, sino para unas Fuerzas Armadas que respondan a las instituciones democráticas en Venezuela y no a los partidos políticos; el que ha demostrado su color político en Venezuela ha sido Maduro.

SS. Una pregunta muy simple, sí o no. ¿Estás llamando que las Fuerzas Armadas en las calles, las mismas Fuerzas que han controlado las manifestaciones callejeras, abriendo fuego a veces contra los manifestantes, estás pidiendo que esas Fuerzas Armadas
se nieguen a seguir ordenes?

– JB. Absolutamente sí. Creo que cada guardia que esté
quebrantando los Derechos Humanos en Venezuela debe pensar con su conciencia, no hay manera en que un Gobierno no democrático pueda dar órdenes contra la gente, especialmente cuando las protestas se están realizando de manera tan pacífica, simplemente pidiendo elecciones en Venezuela. Es completamente desproporcional que los jóvenes que están manifestando por una solución pacifica, que sería un voto, enfrenten la represión del Gobierno contra los DD.HH, incluso procesando a estos jóvenes en la jurisdicción de las Fuerzas Armadas, algo que es contrario a la Constitución y contrario a los DD.HH. Así que tenemos que llamar a la conciencia, y luchar por una solución que respete a los DD.HH en Venezuela y no por la represión.

SS. Ok, pero el problema que tiene Ud. es que tiene un historial – como Maduro y aquellos en el Gobierno frecuentemente recuerdan – que apoyó al intento de golpe militar contra Hugo Chávez en 2002. Y sabemos, gracias a las informaciones publicadas en Wikileaks en los años posteriores, que su Partido tiene vínculos con los EE.UU, y que miles, si no millones de dólares, fueron canalizados a su Partido a través de ONGs financiadas por los EE.UU. Y por tanto, hay muchos dentro del régimen que dicen que Ud. es solo un agente de los EE.UU, de la potencia imperial.

– JB. Todo eso es propaganda, y existe una manera muy fácil de comprobarlo: vayamos a un proceso electoral para que el pueblo decida si soy un agente de la potencia imperialista, o si represento a algún tipo de liderazgo en Venezuela. Es muy fácil comprobar que tenemos que dejar al pueblo decidir, a través del voto, qué tipo de futuro quieren para Venezuela. Y yo estoy completamente seguro que el movimiento político que hemos creado con tantos jóvenes líderes, es ahora mismo la opción y el futuro que Venezuela quiere para una Venezuela moderna. Es muy fácil: dejen que el pueblo vote, y dejen que decidan qué tipo de Venezuela quieren. El que rechaza esta opción es Maduro.

SS. El 5 de mayo, creo, usted sostuvo un encuentro con Vicepresidente [de EE.UU] Mike Pence y también con el Asesor de Seguridad Nacional, HR McMaster. ¿Usted pidió a esos dos señores ayuda estadounidense, y pidió usted que fueran más allá de sanciones contra individuos, y pidió la aplicación de sanciones económicas contra el país como entidad?

– JB. Por supuesto que no. Imposible. Estamos construyendo en toda América, pero sobre todo en América Latina, un tipo de grupo o equipo de países que podrían ayudar a Venezuela en esta crisis. Hemos hablado con los presidentes de Panamá, Perú, Argentina, Brasil, Chile, México y todos ellos tienen muchas inquietudes sobre Venezuela, y la razón es que Venezuela ya no es solamente un problema local, sino un problema regional. Estamos pidiendo el apoyo de la comunidad internacional y de la comunidad latinoamericana para traer y construir una agenda democrática aquí en Venezuela, y el objetivo principal de esta agenda es dejar que el pueblo vote. Es muy claro, solo el voto puede traer una solución.

SS. Pero el problema es que, a lo largo de esta entrevista, usted ha estado hablando como si la oposición estuviera unida, y la oposición está muy lejos de estar unida. Existen 21 partidos políticos. Por ejemplo usted, como individuo, tiene un historial de divisiones y disputas con
dirigentes opositores, y francamente, gran parte del tiempo, la oposición venezolana ha estado luchando entre ella misma, como ratas en un saco. ¿Por qué la gente en el exterior, sin hablar de los venezolanos, tomaría en serio esta propuesta de que, si se celebraran elecciones, y si ustedes lograran ganarlas, ustedes podrían gobernar de manera coherente, puesto que están tan divididos?

– JB. Perdona, Stephen, pero eso no es cierto. Yo soy el Presidentedel Parlamento, y Presidente de un Parlamento que incluye 14 partidos políticos dentro de su coalición, y estamos muy orgullosos de lo que hemos construido como unidad. No ha habido una sola elección en la que hayamos presentado más de un candidato presidencial. Solo se han dado elecciones con dos candidatos: un candidato de la oposición y otro del Gobierno. Tenemos una plataforma única, con un solo mensaje en la campaña. Tenemos un sistema de reglas para la elección a través del referéndum y elecciones primarias y una sola posición.

SS. Sí, entiendo que solo presentan un candidato contra Maduro e insisten en que tienen un solo mensaje, que es que debería haber elecciones y que Maduro ha de salir, pero eso no es suficiente. Me ha estado diciendo que el pueblo venezolano está sufriendo, que las tiendas están vacías, los hospitales no tienen fármacos, que el sistema
económico está roto, y sin embargo cuando veo lo que estas proponiendo, no estás comunicando al pueblo venezolano cómo se podría resolver la crisis que están viviendo. No tienes una plataforma coherente, y muchos de vuestros partidos tienen visiones muy distintas
de lo que ustedes harían con el actual sistema chavista y socialista.

– JB. Mire, Stephen, lo que estamos viviendo en Venezuela es una tragedia, no se trata de un Gobierno malo, como ocurre en los demás países. Estamos viviendo una auténtica tragedia. El pueblo está muriendo, pasando hambre, sin medicinas, en las calles rebuscando comida de la basura, mientras que vivimos en uno de los países más ricos del mundo. Lo que tenemos en Venezuela es un problema “pre-ideológico”, tenemos que luchar no por políticas innovadoras, sino por la democracia, un gobierno civil, la separación de poderes, frenos y equilibrios, el orden de la ley…  y en cada una de estos principios estamos muy unidos, no solo como oposición, sino como un pueblo, como venezolanos, así que no existen problemas en este sentido. Estamos viviendo una tragedia de tal escala que tenemos mucho en común.

SS. Con todo el respeto, yo he estado en Venezuela, como debe saber, he hablado con todo tipo de personas en distintas partes del país, con distintas condiciones económicas, desde el suburbio muy acomodado donde usted vive, hasta los barrios más pobres, donde los chavistas más leales y radicales viven. La impresión que yo tuve es que mucha gente se siente muy enajenada con respecto a Maduro, pero que aún existe un núcleo central que apoya el socialismo y a la Revolución Bolivariana, y a mí me parece que si ustedes logran sacar a Maduro
corren el riesgo de desencadenar un conflicto civil, e incluso una guerra civil en Venezuela ¿Está usted dispuesto a arriesgarse esa posibilidad?

– JB. Yo no estoy de acuerdo con esa imagen. Porque primero, los chavistas viven en algunas de las partes más ricas de la ciudad.

SS. Yo no estoy hablando sobre los miembros del Gobierno, sino de la gente común, algunos de los cuales creen que es gracias a Hugo Chávez que pueden tener una casa, un empleo y una existencia económica mejor de la que tenían antes cuando su clase, Sr. Borges, estaba en el poder en Venezuela en los años 80 y a principios de los 90.

– JB. Bueno en ese entonces yo tenía solo 20 años, perdón. Pero lo que puedo decir es que ahora, esta gente sabe que Maduro ha destrozado lo que había conseguido Chávez, y ahora mismo, las bases chavistas y pro-Maduro solo conforman un 10 o 12% de la población, y nosotros sabemos que podemos tener un futuro Gobierno que incluya a esas personas en una nueva Venezuela; una Venezuela unida. Así que yo no veo los problemas y las razones para una posible confrontación, ya que no existe una posición simétrica entre las dos partes, sino una situación casi unánime: la oposición contra Maduro. Estamos hablando de un 90% de la población que está en contra Maduro, no de la mitad de la población, así que no veo ningún riesgo de seguir con un camino democrático y muy inclusivo (en eso tiene la razón), un discurso político muy inclusivo para unificar todo el país.

SS. Déjeme hacerle una pregunta personal. Usted tiene cuatros hijos jóvenes, usted sabe lo que está ocurriendo en su país hoy día; uno de los líderes opositores más reconocidos, Leopoldo López, después del último periodo de protestas masivas, fue acusado de incitación y sentenciado a 14 años en la cárcel; usted ha sido atacado con una tubería de metal, ha sido agredido el mes pasado, y le han lanzado gases lacrimógenos; es muy probable que, considerando lo que Maduro ha dicho sobre usted personalmente en los últimos días, termine
durante mucho tiempo en la cárcel, tal vez en una cárcel militar. ¿Está usted preparado para eso?

– JB. Bueno, estoy preparado para luchar por lo que creemos en Venezuela. Creo en la lucha por los valores que hacen de la democracia algo fuerte, espléndido y grande para Venezuela y cada uno de nosotros asume ese riesgo. Ayer dos muchachos jóvenes murieron, y probablemente no estaban preparados para eso, pero tenemos que pensar de manera positiva en Venezuela.
Todos los venezolanos saben, están conscientes del hecho de que están luchando por algo, y tienen que hacer todo lo posible para recuperar el país para cada uno de nosotros. Tenemos que luchar con eso en mente.

SS. Hay una cosa que usted y el Sr. Maduro comparten y eso es la necesidad de incluir a todos, usted ha hablado sobre eso, y Maduro en los últimos días ha dicho que necesitan arrancar el diálogo. Tiene esta idea de una Asamblea Constituyente para desarrollar un nuevo marco constitucional y quiere que ustedes, como oposición, se unan a ese diálogo. ¿Está usted dispuesto a hacer eso, ya que usted ha dicho que “No” en múltiples ocasiones en el pasado?

– JB. Pero usted debe saber que esta propuesta de Maduro es un autentico fraude. No será una Constitución, no será ratificada por el pueblo, es algo parecido al congreso de Mussolini, del fascismo, en el que los miembros fueron nombrados por sectores, y no directamente por el pueblo, así que es un verdadero fraude, esuna copia del modelo de Cuba.

SS. Bueno, Julio Borges, tenemos que cerrar la entrevista aquí, pero muchas gracias por acompañarme hoy en HARDtalk.

Tomado de: economiayrebelion.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*