Últimas Noticias
Home / Noticias / Nicolás Maduro: PSUV se crece en las dificultades

Nicolás Maduro: PSUV se crece en las dificultades

Verónica Díaz Hung/ Cuatro F/

Caracas, Venezuela.–  Durante la plenaria nacional extraordinaria del III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el presidente Nicolás Maduro declaró en sesión permanente a las fuerzas revolucionarias para la elaboración, planificación y ejecución nacional del Plan de Contraofensiva Revolucionaria, ante el resurgimiento de las derecha en Suramérica y sus estrategias desestabilizadoras para retornar al pasado neoliberal, cuyo efectos se hicieron sentir en los resultados adversos al chavismo durante las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre.

El presidente Nicolás Maduro expuso que la contraofensiva revolucionaria debe ir más allá del ámbito político y trascender a lo humano, popular, espiritual, territorial, económica y militar.

Más de 843 delegados del PSUV participaron en una jornada de crítica, autocrítica y acción constructiva para el proceso de revisión, rectificación y reimpulso (las tres R) de la Revolución Bolivariana, que conducirá a la construcción de la agenda estratégica de la contraofensiva revolucionaria del próximo trimestre del año 2016, que se desplegará en cuatro líneas de acción: la economía, el gobierno, el partido y la nueva comunicación.

“Estamos ante una crisis contrarrevolucionaria. Estamos en un combate global por la independencia y la soberanía y el derecho a existir de Venezuela y de América Latina”, expresó el presidente Nicolás Maduro, quien solicitó a la militancia socialista diseñar un mecanismo para sistematizar todas las propuestas que luego se convertirán en acciones estratégicas.

Expuso que en la historia de Nuestramérica a cada proceso progresista le ha seguido un ataque de la burguesía, por lo que en Venezuela tenemos que ser una vanguardia moral, que emane luz, orientación política, para poder dirigir al pueblo en las acciones que vendrán en las próximas semanas para cambiar el curso del escenario creado tras las embestida contrarrevolucionaria el pasado 6D.

“Felicito la batalla dada de menos a más. Felicito a todas y todos, felicito a las UBCH, a las bases del partido, a la familia chavista, todos batallaron como soldados de Bolívar y Chávez, le dieron la cara al pueblo, y aunque faltó por hacer, se hizo un esfuerzo heroico, a pesar de este modelo de intervención imperialista”.

Denunció que Venezuela es víctimas de un golpe continuado y esa derecha solo se prepara para utilizar la Constitución para seguir desestabilizando a un gobierno adverso a sus intereses.

Recordó el baño de pueblo que el pasado miércoles 9 de diciembre llegó a Miraflores, cuando movimiento sociales, colectivos, gente de a pie, alzaron su voz para respaldar las conquistas del pueblo en 16 años de Revolución.

“Fue impresionante la explosión de amor, porque el pueblo quiere que su vanguardia esté al frente de las luchas que están por venir”.

El pueblo está en las calles en asamblea constituyente, recreándose, despertándose, profundizándose.

Pidió caracterizar la crisis contrarrevolucionaria que está en pleno desarrollo, de manera de construir un mapa de fortalezas y debilidades para establecer una línea clara de acción en todos los aspectos de la Revolución Bolivariana.

“Solo en Revolución esto sucede”.
En lo económico

El presidente expuso la necesidad de replantear la política revolucionaria en todas las circunstancias usando el método de Chávez y con la capacidad de acción para convertir estas reflexiones en una nueva realidad. Pero para hacer una transformación profunda es necesaria una mejor metodología, por lo que pidió renovar la Revolución aplicando las tres R al cuadrado.

Bajo esta línea de acción se instalará el Congreso Económico de Pensamiento Socialista hacia el Modelo Productivo, que estará bajo el mando de Tony Boza, Jesús Farías y Luis Salas, cuyo objetivo es emitir recomendaciones a nivel nacional, regional y sectorial, que se transformarán en compromisos concretos, cuyas líneas de acción se coordinarán usando la maquinaria del PSUV.

“La gran tarea es la economía y es una tarea de todos. Yo me he sentido solo en esta batalla tremenda contra el imperialismo. Y el poder popular es crucial para enfrentar la guerra económica, porque se trata de una tremenda guerra para esconder los productos, el pueblo ha sido provocado, y ha tenido una paciencia histórica porque quiere paz, pero una parte creyó que la solución era votar por los malos”.

Recalcó la importancia de haber mantenido un sólido 43% de votos que están con la Revolución como sea.

“La burguesía está en insurrección, igual como la que le declararon a Salvador Allende, pero en Venezuela el desenlace será el triunfo del socialismo y de la paz”.

El presidente informó que el Congreso Económico permitirá instalar un Consejo Amplio para abordar la guerra económica, y destacó la necesidad de establecer vínculos con las fuerzas productivas realmente interesadas en producir lo que come y de lo que vive Venezuela.

Resaltó que el país ha soportado tres años de embestida violenta y siempre la victoria ha sido la paz, demostrando la fortaleza del sistema político legado por el Comandante Chávez.

Explicó que el ataque ha cabalgado sobre el agotamiento del modelo rentista, y el agotamiento de la transición hacia un modelo productivo, lo que se ha conjugado con la baja del precio del petróleo que tampoco ha sido causal.

Relató que hacia el año 2008 fuentes del gobierno conocieron que un alto funcionarios de EE.UU le dijo a un alto funcionario de otro gobierno del mundo que el chavismo se mantendría hasta que le durara la chequera petrolera, por lo que se diseñó un plan para tumbar el precio del petróleo, con el objetivo de golpear a Venezuela, a Rusia y a la OPEP.

En esta geopolítica mundial voraz por el control de las riquezas petroleras se ha estallado a una pre-guerra mundial, como lo denunció el Papa Francisco, y en este contexto se ha producido una reducción del 68% de los ingresos en dólares del país, dada la abrupta caída de los precios del petróleo.

“Hoy llegó el petróleo a 30 dólares por primera vez”, alertó el mandatario venezolano.

Explicó que pese a este panorama adverso el gobierno siguió adelante, gracias a cómo la Revolución administra los recursos.

No obstante, denunció que existe un bloqueo financiero contra Venezuela, por lo que aunque se han pagado 27 mil millones de dólares en deuda externa, la calificación riesgo país ha desmejorado, lo que complica refinanciar la deuda.

“Es un golpe calculado, pero ¿vamos a dejar que la patria se muera porque el petróleo bajó? Yo llamo al impulso para edificar una nueva economía que haga una transformación total. Es una guerra mundial, y hay un filón planificado para golpearnos”.

Explicó que esta agresión externa ha contado con el apoyo de los factores de la derecha nacional, que han liderizado la guerra económica.

“Venezuela desde hace tres años no puede refinanciar su deuda porque aumentan el riesgo país. Nos ponen en una situación peor a cualquier país en guerra o en condiciones de tragedia histórica. ¿Saben por qué? Porque es un bloqueo indirecto”, expresó.

“Nosotros hemos hecho de todo para cumplir con los pagos. Es una guerra económica, un bloqueo financiero, un boicot interno en la fijación de precios, distribución de productos y su comercialización. La guerra hay que llevarla a lo concreto. Ellos quieren un capitalismo más salvaje que todos los que se le habían impuesto a Venezuela, y para ello están decididos a destruir el Plan de la Patria, es una lucha de clases, y en momentos de confusión hay sectores del pueblo que se autoagreden”.

En un proceso de autocrítica expuso el error de asumir los mercados comunales con una visión asistencialista y no integradora con la comunidad.

El primer mandatario invocó la necesidad de edificar un modelo basado en fuentes no petroleras, por lo que propuso trabajar para exportar productos diferentes al petróleo.
El retorno a la era neoliberal

Alertó que la mayoría parlamentaria de derecha tratará de propiciar la privatización de las empresas estratégicas para el Estado, que fueron recuperadas por la Revolución.

Ya el expresidente de la Cantv privada, Gustavo Roosen, ha dicho que Cantv debe ser privatizada porque sobran 7 mil empleados. También se proponen reformar la Ley de Hidrocarburos para entregar PDVSA a la “meritocracia” y a las grandes transnacionales del petróleo. Y decretado la “necesidad” de privatizar Corpoelec. Las pensiones también son una carga para la visión de un estado neoliberal.

“No ha ganado una oposición que venga a contribuir al desarrollo del país, es una contrarrevolución antipatria, por lo que hay que levantar conciencia. La marcha del 11 de abril e 2002 fue una acumulación de eventos, mucha gente fue sinceramente a esa marcha porque no sabían lo que estaba detrás y cuando vieron la cara del monstruo esa misma gente salió a marchar por el rescate de la democracia. Hay quienes fueron a la marcha del 6 de diciembre creyendo dar un voto castigo, pero fue un voto castigo contra el propio pueblo”.

Expuso que no permitirá ni un solo abuso de una derecha que ganó en medio de la conmoción de la guerra económica.

“Hay que renovar muchas cosas, lo primero es la economía. Sembremos para el corto, mediano y largo plazo. A nosotros nos mueve el amor por esta patria, eso nos hace indestructibles”.
Gobierno de calle

El presidente Maduro propuso el impulso de un nuevo gobierno de calle, y pidió ayuda a las bases revolucionarias para lograrlo, retomando las tres R al cuadrado: Revisión, Rectificación y Reimpulso. Gracias a este proceso de reverdecer de la Revolución se realizará una renovación del cuadro ministerial, para vencer la corrupción y la ineficacia que, como bien lo dijo el Che Guevara, es contrarrevolucionaria.

“Hay muchas críticas al Gobierno por sus métodos de funcionamiento (…) Por eso estoy estudiando la reestructuración del Gabinete, estoy pensando en los hombres y mujeres que van a cada trinchera de lucha. Pido apoyo y nombres con propuestas, compromiso, y así hacer el necesario proceso de renovación”.

Llamó también al Gran Polo Patriótico a ayudar a proponer nombres para un necesario proceso de renovación del Gobierno Bolivariano. Igualmente reafirmó su compromiso de impedir que castiguen al pueblo desde la Asamblea Nacional con la mayoría de derecha que comenzará en 2016, a través de medidas que buscan revertir el modelo de justicia social construido en los últimos 17 años.
Partido

El presidente llamó a retomar un nuevo impulso para el PSUV a través de las tres R al cuadrado: repolarización, repolitización y reunificación, para ir a un gran proceso de reconstrucción de la mayoría. Propuso además una renovación y fortalecimiento de la dirección nacional, y regional.

“Es una matriz que uno la puede llevar al papel, a la mente y a la acción. Revisar, rectificar y reimpulsar. Una matriz sencilla que se puede trabajar”.

Explicó que la lucha histórica del pueblo ha sido contra el mismo enemigo, solo que en esta oportunidad el adversario, que no es otro que la oligarquía, se ha disfrazado de miembros de la sociedad civil.

Elogió la ética de los dirigentes nacionales y regionales del PSUV que pusieron sus cargos a la orden para dar cabida a una nueva dirigencia renovada y fortificada.

“Gracias, queridos camaradas, son ejemplo, la fortaleza es la ética política de nuestros valores, a esa oposición le hemos metido en el pecho estos últimos años 5 ó 6 derrotas y siempre vemos a los mismos (…) Los hemos derrotado una y mil veces y no ponen su cargos a la orden”.

Asimismo criticó el sectarismo dentro del partido, y pidió rectificación. Pidió humildad, para ir a un gran proceso de reconstrucción de la mayoría chavista.

Explicó que en Venezuela hay un 20% que decide y esta vez se abstuvo, porque en Venezuela la derecha tiene un 40% y el chavismo otro 40%.

Debemos volver a estar en 60% para las fuerzas revolucionarias. Para eso necesitamos un liderazgo conectado con las verdades del pueblo.

“Necesitamos un nuevo liderazgo de base. Hace falta una nueva práctica política. Impregnarnos de un nuevo espíritu de batalla, porque nos hemos elitizado. Yo asumo ese espíritu de humildad que invoca el Papa Francisco, pero tenemos que hacerlo todos. Vamos a una contraofensiva victoriosa que cambie la situación actual”.

Llamó a renovar los métodos y las formas de hacer política, y explicó que las reuniones del partido deben ser para organizar agendas y tomar decisiones con el apoyo de las Unidades de Batallas Bolívar-Chávez (UBCh).
Nueva comunicación

La derecha basa su discurso política en el “marketing”. Crean una pieza del odio y lo transmiten por todos sus canales, incluidas las redes sociales. Trabajan para desmoralizar, para bajarle la autoestima al pueblo.

“Ellos dirigen mensajes y nosotros nos quedamos con el discurso panfletario. Solo le hablamos a los convencidos. Tenemos que hablarle a ese pueblo que espera una solución a los problemas y sabe que solo la Revolución se la puede dar. Hay que hablarle a esos sectores que se cohesionaron en torno a la intolerancia. Tenemos que renovar nuestra comunicación”.

Para ello el PSUV deberá renovar el discurso, la forma, el contenido y los medios.

“Hay que concientizar al pueblo, porque somos los hijos de 27 de Febrero, del 4 Febrero y los parteros del 13 de Abril, y prepararnos para la construcción de un país soberano y digno”.

Señaló que el imperialismo no tiene moral, la burguesía no tiene moral y no es tiempo de cohabitación ni con la burguesía, ni con el imperio.

“Estamos preparados para las batallas que les juro que vamos a dar y que van a conmover al mundo por la capacidad del pueblo venezolano para recuperarse de este revés. Yo no voy a entregar esta Revolución bajo ninguna circunstancia, y cuando digo yo, digo nosotros, digo pueblo, así que nadie sienta miedo. Debemos ir al encuentro de la historia que debe alumbrar los nuevos tiempos”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*