Últimas Noticias
Home / Noticias / Economía / Mendoza Potellá: “Hay que apretarse el cinturón más allá de las costillas”

Mendoza Potellá: “Hay que apretarse el cinturón más allá de las costillas”

Por Norka Marrufo/Versión Final

“Hay que tomar medidas de reajuste urgentes”, para sacar a flote el déficit de la economía nacional, producto de los bajos precios del petróleo venezolano, recomienda Carlos Mendoza Potellá, economista y analista petrolero, exembajador de Venezuela en Rusia y Arabia Saudita y director de Postgrado en Economía y Administración de Hidrocarburos de la Universidad Central de Venezuela.

En nuestro Repiqueteo dominical Mendoza Potellá califica el derrumbe de los precios del petróleo venezolano como terrible. “Espantoso. No tengo otra manera de decirlo. Estamos en una situación espantosa desde el punto de vista petrolero. Hay medidas de reajuste que hay que tomar, que son urgentes. Hay que convocar a toda la población venezolana y a todo el espectro político, a unas decisiones realmente dramáticas. Hay que apretarse el cinturón, más allá de las costillas. Creo Será dificilísima la situación”.

Asegura que desconoce las medidas de reajuste económico que se deberían tomar. Ni las imagina. Cree que será un asunto de discusión nacional. “Tenemos que salir de la politiquería y meternos de lleno en el reajuste de la economía”.

—Usted le sugirió recientemente al Gobierno, en relación con la actual situación de los precios del crudo, que se uniera con otros países productores para crear medidas y estrategias que levanten los precios. ¿Nos podría precisar posibles acciones?

—El problema es bastante serio. Estamos en unas circunstancias en donde por ejemplo, hace poco leía que la OPEP rechazaba las instancias venezolanas de convocar a una nueva reunión. Allí hay un conjunto de juegos, de intereses mezclados. Cada quien está jugando su propia política, su propio escenario. Venezuela está buscando un comportamiento de la OPEP tradicional, de defensa de los precios, pero esto parece ser que en estos momentos no está funcionando. Y no está funcionando, no porque la OPEP no sirva ni porque la OPEP no funcione sino porque este no es el momento de la OPEP. Es el momento de estrategias geopolíticas, en donde pesan más conflictos políticos entre Arabia Saudita e Irán; conflictos vinculados con los intereses estratégicos norteamericanos. Entonces eso complica mucho las circunstancias.

—Si el escenario estuviese dado, ¿con cuáles países se debería aliar Venezuela para aumentar esos precios?

—No hay otros países distintos, están ahí en la OPEP. Son los miembros de la OPEP. Es la OPEP. No hay una alianza fuera de ella. Una alianza fuera de la sería destruir la OPEP. Claro, tú también puedes llegar a acuerdo con México o con Noruega que son países, productores exportadores de petróleo, aunque no fundamentales, pero cuentan en el mercado y si te pones de acuerdo con ellos, eso ayuda. Entonces sería la OPEP, Noruega, México y ese tipo de países.

—¿Cómo tiene que resguardarse Venezuela para no producir a pérdida?

—No sé. No lo sé. Tendría que ver por dónde cortar. Creo que lo que hay que cortar primero es la producción de la Faja (del Orinoco), que se estima que debe estar en un punto de equilibrio por encima de los 40 dólares y eso, en la medida que se mantenga la producción de la Faja estamos produciendo a pérdida. Hay quien te puede decir que en la Faja (del Orinoco), los puntos son inferiores. Esas son preguntas que yo no puedo responder porque dependen del daño a la operación misma.

—El Jefe de Estado, el 15 de enero, asomó que el inminente aumento de la gasolina está en revisión, ¿qué precios sugeriría y en qué marco de tiempo?

—Yo no sugiero nada. Hace diez años que vengo diciendo que eso hay que aumentarlo. Eso ha debido de hacerse desde hace diez años; paulatinamente, moderadamente, mejorando las vías, mejorando el parque automotor, logrando una masificación del uso del transporte colectivo. Ahora, lo que hay que hacer es de emergencia. Hace diez años que hicimos un foro en el Banco Central de Venezuela, sobre el tema, y nadie nos paró.

—¿Hay un excesivo temor a las consecuencias políticas de esta alza?

—¡Claro que sí. Claro que sí! Pero es un temor irracional. Se hizo la campaña el año pasado. Fue buena y no se tomó la decisión. ¿Por qué? No me preguntes a mí. No sé por qué.

—¿Por cuánto tiempo estima se mantendrán los precios bajos del petróleo?

—Los pronósticos para este año, a principios de enero, eran unos. A mediados de enero, eran otros. Ahorita ya son otros y están por el orden de los 35 ó 40 dólares para este año, para el año que viene y para el 2018, también. Así que las expectativas de que el petróleo va a subir, no aparecen por ninguna parte.

—¿Cuál es su diagnóstico y recomendación en torno del manejo de PDVSA?

—PDVSA, eso hay que meterse allá dentro y revisar. Yo no puedo diagnosticar lo que no conozco. Desde afuera, ella está produciendo y está produciendo mucho petróleo extrapesado. Ese petróleo extrapesado es de muy alto costo y a lo mejor se verá precisada de reducir esos niveles de producción a pérdida. Bueno, no lo sé, yo tendría que analizar. No puedo hacer un diagnóstico sobre algo que yo no conozco.

Fuente Versión Final

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*