Últimas Noticias
Home / Noticias / Medidas radicales para sanar la frontera
AG_-2

Medidas radicales para sanar la frontera

Ante una multitudinaria concentración que lo acompañó desde las afueras del Palacio de Miraflores en el anuncio de las nuevas medidas para avanzar hacia la recuperación de la paz y una sana economía en la frontera con Colombia, el presidente Nicolás Maduro dio a conocer la creación de la Zona Número 2, conformada por los municipios Lobatera, Panamericano, Ayacucho y García de Hevia del estado Táchira, en la continuación de una ofensiva que busca acabar con el paramilitarismo y el contrabando de combustible y alimentos que pretendieron apoderarse de la extensa frontera colombo-venezolana. "Esta decisión, impostergable, justa, es una decisión…

Resumen de Reseña

Valoraciónes : 1.6 ( 1 votos)
0

Ante una multitudinaria concentración que lo acompañó desde las afueras del Palacio de Miraflores en el anuncio de las nuevas medidas para avanzar hacia la recuperación de la paz y una sana economía en la frontera con Colombia, el presidente Nicolás Maduro dio a conocer la creación de la Zona Número 2, conformada por los municipios Lobatera, Panamericano, Ayacucho y García de Hevia del estado Táchira, en la continuación de una ofensiva que busca acabar con el paramilitarismo y el contrabando de combustible y alimentos que pretendieron apoderarse de la extensa frontera colombo-venezolana.

“Esta decisión, impostergable, justa, es una decisión que tiene una larga historia, el pueblo de Colombia lo sabe, el pueblo de Venezuela lo sabe muy bien”, dijo el Jefe de Estado, recordando que la terrible guerra fratricida que se libra en el vecino país desde hace más de sesenta años ha generado varias oleadas de inmigrantes colombianos, que llegan huyendo de la violencia y la pobreza y se han establecido en la Patria de Bolívar hasta alcanzar una cifra superior a los cinco millones de ciudadanos -lo cual representa aproximadamente el 20% de la población total de Venezuela- los cuales han sido acogidos con los brazos abiertos por el pueblo venezolano.

El presidente Maduro reflexionó acerca de las razones históricas de estas migraciones, desde el llamado “bogotazo” fecha en la que fue asesinado -el 9 de abril de 1948- el líder político Jorge Eliécer Gaitán, en un crimen cuyas consecuencias se perciben hasta la fecha en la sociedad colombiana, hasta el establecimiento en los años noventa de una burguesía de carácter criminal con un brazo extendido hacia el narcotráfico y cuyo principal exponente es el expresidente Álvaro Uribe Vélez. “Nadie con un poco de sensatez podrá negar que el pueblo de Colombia ha sido víctima de una guerra que pareciera infinita e interminable, y desde 1948 en adelante Venezuela ha recibido los coletazos de este conflicto”, reflexionó el Jefe de Estado.

Encuentro con Santos

En su alocución, el Presidente aseguró estar dispuesto a reunirse “cara a cara” con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, para tratar las posibles soluciones a la crítica situación que viven los venezolanos asentados en la zona fronteriza, la cual se reflejaba en un alto índice de criminalidad, escasez de bienes básicos y largas colas para la compra de gasolina. “En la última semana no ha habido un asesinato en las zonas declaradas bajo el estado de excepción y se acabaron los problemas con el combustible”, señaló.

“Yo llamo a que abramos un debate de altura sobre estos temas. Estoy dispuesto a reunirme con el presidente Santos, hablar de estos temas donde él quiera, cuando quiera y como quiera. Él y yo solos para que le pongamos el cascabel al gato. Hagamos historia usted y yo, si usted quiere. Usted me conoce bien desde que yo era canciller. Creo que usted es un hombre que tiene capacidad política y diplomática”, dijo el Primer Mandatario.

El pasado miércoles se efectuó una reunión conjunta entre altas autoridades de Colombia y Venezuela en la localidad de Cartagena, de la cual surgieron una serie de acuerdos previos que, sin embargo, no llegaron a materializarse debido a declaraciones emitidas por el presidente colombiano ese mismo día en Cúcuta en las cuales se refirió a supuestas violaciones de los derechos humanos a los colombianos deportados desde Venezuela, sin presentar prueba alguna, al tiempo que aseguró no tener ninguna relación con los “problemas” venezolanos.

Condiciones y comisión

El presidente Nicolás Maduro enumeró una serie de condiciones para la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, entre las que se cuentan el cese al ataque a la moneda venezolana desde Cúcuta y la prohibición de venta de artículos venezolanos producto del contrabando. Como se sabe, desde la capital del Departamento del Norte de Santander, opera un régimen especial cambiario que cuenta con la aprobación del gobierno de Colombia y por el cual se crea un tipo de cambio anómalo que atenta contra el signo monetario venezolano en convivencia con el llamado dólar negro o paramilitar. Igualmente, el Primer Mandatario ofreció cifras según las cuales aproximadamente el 80% de las personas que pasan la frontera a comprar productos venezolanos forman parte de las llamadas redes de “bachaqueros” las cuales revenden posteriormente los bienes en territorio colombiano. Las enormes colas para comprar combustible que se viven actualmente en Cúcuta, en contraste con la tranquilidad en las estaciones de servicio del lado venezolano demuestran igualmente que gran parte del combustible nacional terminaba del otro lado de la frontera.

“Como hay tanta manipulación, yo voy a proponer que se establezca de manera paritaria una comisión suramericana de la verdad que venga a ver la situación fronteriza de Venezuela con Colombia, que venga a ver la situación del paramilitarismo, narcotráfico, de la guerra económica y que venga a decir la verdad que no quiere decir ni CNN, ni Caracol, ni muchos medios internacionales”, señaló el Primer Mandatario, quien también propuso a una figura representativa y de confianza, para ambas partes, que actúe como presidente de dicha comisión y se encargue de levantar un diagnóstico de la situación en la extensa frontera.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*