Últimas Noticias
Home / Noticias / Manuel Galindo: “Lamentablemente la corrupción sigue galopante”

Manuel Galindo: “Lamentablemente la corrupción sigue galopante”

*** El Contralor General de la República se mostró de acuerdo con que la Asamblea Nacional Constituyente restituya la norma del control previo en la ley respectiva, y anunció el arranque en noviembre de una jornada para dar cumplimiento a la Línea estratégica 3 -de un total de 6- lanzada por presidente Nicolás Maduro sobre la lucha contra la corrupción.

Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 08 otc.- El Contralor General de la República, Manuel Galindo Ballesteros, sostuvo que Venezuela no es un país altamente corrupto, ni un país que pueda verse desde el exterior como “forajido”, aunque alertó que frente a la “corrupción galopante” las y los funcionarios públicos deben e apegarse día a día a las normas constitucionales y legales, y sobre todo a los principios y valores éticos y morales que rigen la administración pública,

En este sentido el alto funcionario señaló que ve con preocupación la existencia de funcionaros y funcionarias públicas que se aparten de esos principios, en entrevista concedida en el programa “José Vicente hoy” transmitido por la televisora privada Televen este domingo.

“¿Por qué? La Contraloría General de la República, o los órganos de control fiscal, o las entidades superiores fiscalizadoras a nivel mundial, tienen un fin. ¿Cuál es el fin? Fiscalizar, controlar, el destino y el uso de los recursos públicos”, indicó.

Al expresar que “lamentablemente” hoy no es así, Galindo exhortó a las y los funcionarios públicos tanto de entes nacionales como estadales y municipales a cumplir y hacer cumplir las normas legales y constitucionales existentes en materia de prevención y lucha contra la corrupción.

Lamentó que las metas de fiscalización y control fiscal trazadas anualmente desde la CGR no puedan alcanzarse por causa de actitudes entorpecedoras por parte de algunos funcionarios o funcionarias, incluso de alto nivel.

“Pero nos conseguimos con que en las gobernaciones, los municipios, las alcaldía, en las empresas del Estado, fundaciones, corporaciones, se ponen muchos obstáculos al control. Inclusive hemos llegado a casos en donde no se le permite la entrada (de inspección) a nuestros auditores y auditoras (a los entes públicos a fiscalizar)”, criticó.

Galindo lo atribuyó a una creencia arrastrada desde décadas atrás – quizás en referencia a la llamada cuarta república- sobre la imagen de la CGR, según la cual este ente contralor y sus funcionarios cuando van a las instituciones públicas a cumplir su trabajo, “van es a perseguir” a funcionarios públicos, “o desde el punto de vista político intervenir”.

“No. Nosotros lo que hacemos es cumplir con un plan operativo anual. Y si conseguimos allá (en esos entes) indicios que q materialicen hechos de corrupción, existe un informe preliminar donde se analiza y se da la oportunidad de unas acciones correctivas”, aclaró.

Acotó que respecto ello que existe un agravante en el hecho de que órganos y entes a nivel nacional tampoco cumplen con estas acciones correctivas dictadas por la CGR, “y allí es donde vienen lamentablemente las situaciones”.

“Eso forma parte de la corrupción. No atender el llamado que hace un órgano contralor, sea nacional, estadal o municipal; o sea simplemente una oficina de una dirección de auditoría interna. Porque es cierto, a nadie le gusta que lo controlen, que lo revisen, pero es necesario”.

´Consultado sobre la manipulación política y mediática que se hace del tema de la corrupción, Galindo considera que esta desviación moral siempre ha existido a través de la historia, y en ese sentido señaló en tono de alerta que “lamentablemente la corrupción sigue galopante”-

“Sigue galopante y siempre repito la frase con toda la responsabilidad. Porque necesitamos de la colaboración directa por parte de quienes manejan los fondos públicos. Yo soy amante de una norma constitucional, que es el Artículo136, donde se establece el principio de colaboración obligatoria. O sea, combatir la corrupción no es solamente una responsabilidad del Estado.es una corresponsabilidad de todos los ciudadanos, aun de aquellos que no prestan servicios en la administración pública”

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*