Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 08 agos..- El presidente de la República , Nicolás Maduro, denunció este martes en cadena nacional que Colombia se ha convertido en la base de operaciones  de  acciones terroristas y de sicariato político contra Venezuela y que el presidente saliente Juan Manuel Santos permitió  esta grave situación, de lo cual aseguró tener suficientes y contundentes pruebas.

“Han tomado a Colombia como base de operaciones para la conspiración, para dividir a la Fuerza Armada (Bolivariana), para asesinar al alto mando militar, para asesinar a las altas autoridades.  El pasado 4 de agosto fue desde Colombia y con el amparo del presidente Saliente Juan Manuel Santos que se intentó asesinar a Nicolás Maduro Moros”, puntualizó.

La cobardía

Durante casi dos horas el jefe de Estado venezolano reveló  abundantes detalles del fracasado intento de magnicidio en su contra del pasado 4  de agosto cuando presidía una acto militar en la céntrica Avenida Bolívar de Caracas y mostró dos videos y varias grabaciones de declaraciones de los implicados detenidos, así como interceptaciones telefónicas.

Informó además  que todas las declaraciones de los detenidos apuntan a la participación del diputado del partido Primero Justicia, el ultraderechista Julio Borges, “quien vive en una mansión  en Bogotá amparado por el Gobierno saliente de Colombia”, acotó.

Julio Borges. Sabemos que el tiene la cobardía para participar de este tipo de eventos, lo sé perfectamente, está referida en todos los eventos violentos, guarimbero-golpistas de los últimos 15 años. Siempre julio Borges, siempre Julio Borges. Ahora está referido de manera directa”.

De igual modo informó de la participación del dirigente de extrema derecha y diputado por esta misma organización, Juan Requesens, “de los más locos y sicópatas que existe en la oposición”.

Los cuerpos de inteligencia obtuvieron una interceptación telefónica de una conversación  de Requesens con un funcionario de inmigración colombiano solicitándole la facilitación del acceso a territorio neogranadino del grupo de terroristas a ser entrenados en el vecino país, y que reveló, en su mayoría tuvieron participación directa en las llamadas guarimbas de 2017 que dejaron más de un centenar de víctimas mortales.

“Están referidos por los autores materiales, están referidos por oficial de inmigración, Mauricio Jiménez Pinzón”, quien fue recomendado al ex presidente Santos por Julio Borges para ese cargo.

Lo comprobado

Maduro señaló que su Gobierno iniciará las diligencias necesarias para activar el acuerdo de extradición  con Estados Unidos  para que sea extraditado a Venezuela el principal financista y jefe de la operación, Osman Delgado Tabosky, quien condujo los 2 drones cargados con explosivo   plástico C4 vía utilizados para atentar contra su vida y la de las altas autoridades cívicas y militares reunidas ese día en la celebración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana.

“Está comprobado los financistas, están comprobados los explosivistas, están identificados  comprobados quienes dirigieron desde Colombia y desde Miami; está identificado el lugar donde fueron entrenados en Colombia, en un lugar llamado Atalanta, una finca”.

Maduro especificó que estas instalaciones se encuentran en la población de Chinácota, en el departamento norte de Santander, en Colombia.

Investigación con seriedad

En este sentido Maduro señaló que dado lo grave de sus denuncias oriento a los directivos de los órganos de inteligencia del Estado a llevar las investigaciones con la mayor responsabilidad y acuciosidad posibles,  y sin apresuramiento, de modo tal  que la opinión pública nacional internacional se forme un criterio equilibrado sobre estos graves hechos, luego de su detallada alocución

Al respecto   denunció cómo los medios de comunicación privados  de Estados Unidos se prestan para que “periodistas fanfarrones”, inciten al magnicidio y al sicariato en otros países, en referencia al escritor peruano Jaime Baily, quien días antes del fallido intento de magnicidio en su contra reveló su participación en una reunión con los autores intelectuales del mismo en la ciudad de Miami, a quienes -reveló en un programa televisivo que conduce- los conminó a consumar su asesinato.

Maduro reveló, entre otros detalles, que fue gracias a la participación de la inteligencia popular que se pudo detener al primer grupo de terroristas, quienes fueron retenidos por los vecinos y entregado luego a las autoridades  luego de que escucharon la primera explosión y asociarla con los intentos de este, momentos antes, de despegar el aparato volador cargado de material explosivo en las adyacencias, entre esquinas Curamichate y Viento, en la Avenida Lecuna, paralela a la Avenida  Bolívar y a unos cien metros de donde ocurrieron los graves sucesos.

Pidió igualmente la colaboración de las nuevas autorides colombianas para la extradicción hacia Venezuela del ex coronel Osvaldo Valentín García Palomo, es director de ls Policía de Carabobo, quien vía redes sociales se atribuyó la autoría intelectual del magnicidio en su contra y quien asistió en calidad de invitado al acto de investidura del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque

El jefe de Estado sostuvo inistentemente que el pueblo venezolano debe, ante la contundencia de los hechos presentados, redoblar su estado de alerta para evitar que se instale en Venezuela “la plaga del sicariato político de la oligarquía colombiana”, y felicitó a los organismos de seguridad del Estado, Sebín DGCIM, Casa Militar y CICPC por su efectiva labor, lo que permitió frustrar el magnicidio en su contra y en contra de las altas autoridades civiles y militares del país, e incluso de funcionarios diplomáticos invitados.