Últimas Noticias
Home / Noticias / Cuatro F / Ley de Amnistía, perdón y conspiración

Ley de Amnistía, perdón y conspiración

Por Andrés Barrios Pantoja

Una Ley de Amnistía implica el perdón u olvido de la comisión de un delito, por lo que la aprobación de un instrumento legal de esta índole supone que un delincuente queda exento, absolutamente, de toda responsabilidad penal o civil ante el cometido de ciertos ilícitos.

La amnistía es una potestad parlamentaria que debe regirse bajo la Constitución para que pueda ser promulgada por el Ejecutivo Nacional y de esta forma otorgar el perdón a los criminales, sin embargo, si la primera magistratura del Estado (el Presidente) considera que el documento viola la Carta Magna, este remitirá el texto jurídico a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para su evaluación.

Precisamente una de las leyes propuestas por la nueva Asamblea Nacional (AN) es denominada “Proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional”, que según lo expresado en el artículo 1 del propio proyecto normativo, publicado en el portal web del parlamento, busca “sentar las bases para la reconciliación nacional y la paz social (…) mediante el otorgamiento de la más amplia amnistía de los hechos considerados delitos, faltas o infracciones mencionados en la Ley, cometidos o que puedan haberse cometido desde el 1 de enero de 1999 hasta su entrada en vigencia”.

Este proyecto de Ley abarca un amplio abanico de crímenes que van desde estafas bancarias, tráfico de drogas, rebelión tanto civil como militar, hasta traición a la Patria.

Violaciones de DD.HH no reciben amnistía

Para la abogada constitucionalista Carmen Romero este proyecto de ley que pretende implantar la derecha venezolana “tiene elementos aberrantes, porque va en contra de todo el ordenamiento jurídico penal y de los Derechos Humanos (DD.HH). En ninguna parte del mundo pueden aplicarse leyes de amnistía que violen los Derechos Humanos” destacó la jurista durante una entrevista otorgada a Cuatro F.

Varios de los crímenes que busca perdonar esta ley propuesta por la AN, han incurrido en violación grave de los Derechos Humanos, como los hechos ocasionados en las guarimbas impulsadas por Leopoldo López durante el año 2014 y que causó la muerte de 43 compatriotas y más de 800 lesionados. Ante este tema el artículo 29 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela excluye del beneficio de amnistía, los delitos de lesa humanidad y violaciones graves a los Derechos Humanos.

“Un proyecto de ley como éste implica dejar sin efecto todo el ordenamiento jurídico penal del país por lo que quedaría impune todo tipo de delitos, incluyendo el homicidio”, agregó Romero.

Frente a la clara inconstitucionalidad de este proyecto normativo el presidente de la República, Nicolás Maduro, indicó enfáticamente que no promulgará algún texto legal que busque perdonar la violación de DD.HH. “Como jefe de Estado lo digo: no aceptaré ninguna Ley de Amnistía porque se violaron los derechos humanos, así lo digo y así lo planteo, me podrán enviar mil leyes pero los asesinos de un pueblo deben ser juzgados y deben pagar”, indicó el Presidente, el 08 de diciembre del año 2015, durante su programa En Contacto con Maduro, número 50, desde el Cuartel de la Montaña.

¿Ley de Amnistía o conspiración?

Pues bien, la derecha venezolana sabe que su proyecto de olvido no será promulgado por el Ejecutivo Nacional, sin embargo, la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática, “cree que por tener una mayoría circunstancial en la AN son los dueños del destino del país y que pueden producir una ley de amnistía en esos términos bochornosos”, expresó el abogado Antonio Molina durante una entrevista telefónica.

Y es que con este proyecto normativo “la derecha está montada en un plan de desestabilización del país, ya que junto a Estados Unidos buscan generar verdaderamente un golpe de Estado”, indicó la abogada Romero.
“Ellos están llevando a cabo un juego político macabro que dé con la salida del gobierno y culmine con un proceso en marcha que busca el bienestar del pueblo”, agregó la jurista.

Ante los procesos del perdón a criminales, el Libertador Simón Bolívar decía que “hay que ser muy cuidadoso con el tema de la amnistía porque está demostrado que a cada conspiración la sucedía un perdón al cual le venía otra conspiración y así sucesivamente; Bolívar decía que el país no se podía desenvolver en dar perdones si luego venían las conspiraciones”, explicó el abogado Molina.

“Al abrigo de esta piadosa doctrina, a cada conspiración sucedía un perdón, y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar: porque los gobiernos liberales deben distinguirse por la clemencia. ¡Clemencia criminal, que contribuyó más que nada a derribar la máquina, que todavía no habíamos enteramente concluido!”, expresó el Libertador en el Manifiesto de Cartagena culminado el 15 de diciembre de 1812, luego de la caída de la Primera República.

En la Venezuela actual esas palabras del Libertador tienen mucha vigencia pues se asemeja mucho a la “participación que han venido manteniendo, entre otros, Henrique Capriles Radonski, Leopoldo López y María Corina Machado, cabezas visibles del ala más radical de la derecha venezolana, quienes fueron beneficiarios de la medida de amnistía otorgada por el presidente de la República Hugo Chávez el 31 de diciembre del año 2007, y que a pesar de ellos siguen conspirando contra el gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela”, opinó Molina.

Sin embargo, “ante las pretensiones de golpe de Estado el pueblo junto al gobierno bolivariano puede impulsar acciones constitucionales para que los diputados de la bancada de la derecha que están estimulando proyectos de ley que violan los fundamentos de la Constitución sean sometidos a un antejuicio de mérito para que sean procesados por estar en contra de la paz y tranquilidad de la República”, explicó la constitucionalista Romero.

“Estos diputados fueron electos por el pueblo para defender los intereses del país y estos parlamentarios están utilizando ese espacio como plataforma oficial del Poder Público para impulsar un golpe de Estado al gobierno legítimamente establecido”, concluyó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*