Últimas Noticias
Home / Noticias / La revolución al acecho

La revolución al acecho

Por Oglis Ramos

Los recios ataques a los que está siendo sometida la República Bolivariana de Venezuela en el plano mediático, orquestado por las transnacionales de la comunicación, se encuentran ya en la recta final faltando pocos días para las elecciones legislativas. Estas elecciones son de importancia histórica para el proceso revolucionario.

Hoy, los enemigos de la paz utilizan su artillería más pesada contra el pueblo bolivariano, que aún combate contra estos embates, tanto internamente como en el exterior.

Venezuela se ha convertido en un laboratorio de guerra económica y mediática sin parangón en la historia.

El querer exterminar el sentimiento de entrega y amor que la Revolución Bolivariana liderada por Hugo Chávez despertó en millones de venezolanos es uno de los objetivos de la oligarquía local y de las transnacionales financieras cuyos intereses fueron afectados por la revolución.

Un ejemplo de la estrategia de intervención  imperial  en Venezuela fue denunciada por el Ministro de Defensa Bolivariano Vladimir  Padrino  el 8 de Noviembre pasado.

Según el Ministro, un avión de inteligencia de la Guardia Costera de Estados Unidos del tipo Dash-8 incursionó en el espacio aéreo venezolano, sin autorización, en clara violación de normas internacionales. La tripulación de esa aeronave realizó labores de monitoreo en el archipiélago caribeño venezolano de Los Monjes.

Este hecho se suma a los desplazamientos de otras unidades aéreas de los Estados Unidos hacia Curazao y con el anunciado traslado del portaaviones George H. W. Bush desde Loxford -Virginia- hacia la costa atlántica de Venezuela, acompañando una flota que incluye fragatas, submarinos y varios aviones de combate.

Ahora bien: la guerra contra el gobierno del presidente Maduro ha sido tomada por el pueblo como propia, lo que hace que las agencias de inteligencia que realizan operaciones económicas y mediáticas junto a la oligarquía, no hayan logrado aún su cometido.

Al contrario, sus acciones desestabilizadoras despiertan el deseo de lucha del pueblo bolivariano, según se puede constatar en las calles del país.

De todas maneras, el panorama electoral que se avecina presenta posibles escenarios políticosociales de gran peligrosidad para la revolución, que podrían ser utilizados por la oposición venezolana para tratar de forzar el derrocamiento del gobierno popular por la vía no pacífica.

Estos son:

1. La violencia local: Este elemento ha sido característico de la oposición venezolana a lo largo de los últimos 15 años. Se ejerció contra el presidente Chávez durante el golpe de estado de Abril del 2002 y el sabotaje petrolero del 2003.

Se volvió a utilizar contra el presidente Maduro luego de su triunfo electoral en el 2013 y ha desencadenado la más cruel estrategia denominada “La Salida”, que dejo 43 asesinatos.

2. El crimen organizado como herramienta de terror social: son muchas las bandas organizadas que en los últimos años se han creado en el país, aplicando estrategias de penetración social en los sectores que se han beneficiado de los programas sociales del gobierno. Su finalidad es desmembrar de a poco las bases que sostienen la revolución bolivariana.

3. Los medios locales y sus alianzas internacionales: los medios se han convertido en supuestos indicadores de la violencia social y han creado el discurso del estado fallido.

Desde países como España y Colombia, vienen desarrollando una campaña de guerra comunicacional a gran escala. Su objetivo es mostrar ante la opinión pública mundial los supuestos efectos desfavorables de las políticas del gobierno.

4. La guerra económica: se trata del acaparamiento, la usura y la especulación realizada por la oligarquía, siguiendo los libretos escritos por las agencias de inteligencia.

Estos tienen como estrategia golpear intentando hambrear al pueblo. Se escenifica así una suerte de destrucción de la realidad venezolana: una realidad que fue creada en los laboratorios de guerra psicológica financiados por grandes corporaciones petroleras como la Exxon Mobil y financieras como el Fondo Monetario Internacional.

Las elecciones del 6 de diciembre no solo decidirán el futuro de la Venezuela antiimperialista, sino, al igual que las elecciones presidenciales en Argentina, el futuro del orden regional y todos sus logros alcanzados: el ALBA, UNASUR; PETROCARIBE y demás organismos regionales de integración política y social.

Sin embargo, los logros de la revolución bolivariana dan cuenta de innegables mejoras tanto en educación, como en vivienda, alimentación, transporte y salud. Por lo tanto, no será nada fácil quebrar ese proceso de transformación, aun cuando la oligarquía criolla, junto a la élite corporativo financiera internacional, continúen intensificando los esfuerzos por intentar desprestigiar al gobierno bolivariano y a sus instituciones.

Tomado de Trochando sin Fronteras Edición impresa #24 // Noviembre – Diciembre de 2015
Categoria: NUESTRA AMÉRICA

Fuente Trochando sin fronteras

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*