Últimas Noticias
Home / Freddy J. Melo / ¡Hasta la victoria siempre!

¡Hasta la victoria siempre!

Freddy J. Melo

En la entrega anterior (Captar el meollo) me referí a los problemas que, en mi opinión, presenta nuestro Estado para poder ser un cabal instrumento de transformación revolucionaria. Purgarlo de los remanentes frenadores inherentes a su original condición de órgano de clase explotadora, es de necesidad evidente.

La pesadez en el cumplimiento de medidas que requieren acción rápida, por ejemplo, en el combate contra el bachaquerismo –circunstancial, pero vital para derrotar la actual arremetida de la contra– y en el desarrollo de programas de fondo en áreas esenciales, constituye una verdadera entrega de armas al enemigo.

La otra área de máxima prioridad para la Revolución es el Partido, el cual no ha podido deslastrarse a profundidad del viejo tipo de organización verticalizada: su base sigue siendo principalmente cumplidora de líneas y no cabalmente participativa y protagónica, pues carece tanto de espacios idóneos para elaboración y no simple recepción de políticas, como de capacidad fluida para nominar, ratificar y revocar.

El Partido también debe prepararse para compartir en pie de igualdad el ejercicio político con las organizaciones populares de cualquier tipo interesadas en el cambio social, respetándoles su derecho a la autodeterminación, sin desmedro de la influencia que legítimamente pueda alcanzar.

Así mismo, su condición esencial de orientador, evaluador y contralor de la acción de gobierno, y especialmente de viabilizador del control social, exige separación entre la función gubernamental y la dirección política. Hasta ahora se ha carecido de ello y eso ha sido perjudicial, pues no es dable esperar que el titular de alguna responsabilidad de administración pública se autooriente, se autoevalúe y se autocontrole.

La revisión tiene que cubrir muchos otros aspectos, desde luego, y todos debemos participar viendo la paja ajena y nuestra propia viga.

¡Hasta la victoria siempre!

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*