Últimas Noticias
Home / Noticias / Cultura / Falleció en Italia el guitarrista clásico venezolano Alirio Díaz
alirio-diaz

Falleció en Italia el guitarrista clásico venezolano Alirio Díaz

Caracas, 06 jul.- El destacado guitarrista  venezolano Alirio Díaz falleció este martes a sus 92 años de edad en Roma, Italia, donde vivió su últimos años.

La información la dio a conocer el ministro para la Cultura, Freddy Ñáñez, quien es su cuenta en Twitter lamentó la partida física de quien enalteció en el mundo la música venezolana: “Con mucha tristeza informo al país que hoy, en Roma, murió uno de los guitarristas más importantes del mundo: nuestro Alirio Díaz. Honor y gloria”, escribió.

Asimismo, el ministro indicó que los restos del maestro serán sembrados en su Carora natal.

“La última voluntad del maestro será cumplida: será enterrado en Carora su tierra natal. Alirio Díaz nos deja. ¡Sentido pésame guitarra!”, agregó en otros de sus mensajes.

Alirio Díaz nació en el seno de una familia campesina, el 12 de noviembre de 1923, en el caserío La Candelaria, cerca de Carora, estado Lara. Siendo niño descubrió su vocación musical por uno de los grandes intelectuales venezolanos del siglo XX, el periodista y luchador social, Cecilio “Chío” Zubillaga Perera.

Así, el guitarrista caroreño se convirtió en discípulo de los más grandes maestros de música de Venezuela del siglo pasado: Vicente Emilio Sojo, Pedro Elías Gutiérrez y Laudelino Mejías, para posteriormente convertirse en unos de los más grandes guitarristas clásicos venezolanos, conocido en el ámbito internacional, junto a Antonio Lauro, Rodrigo Riera, Raúl Borges, José Rafael Cisneros y Luis Zea.

La biografía oficial de Alirio Díaz, difundida en el portal web de la Fundación Alirio Diaz, indica que a los 16 años viajó a Carora para continuar sus estudios académicos, y tres años más tarde se dirige a la ciudad andina de Trujillo, donde da inicio a sus estudios musicales y recibe clases de teoría, saxofón y clarinete, bajo la dirección del renombrado maestro, compositor y director de Banda Laudelino Mejías.

En ese entonces, para ganarse el pan el joven tiene que aprender nuevas profesiones: tipografía, mecanografía, inglés, corrector de pruebas periodísticas, guitarrista popular acompañante en Radio Trujillo y saxofonista en la Banda del Estado, agrega el portal de la fundación.

En septiembre de 1945 viaja a Caracas e ingresa a la Escuela Superior de Música “José Angel Lamas”, donde tuvo como profesores a los maestros Pedro Ramos, en Teoría y Solfeo; Juan Bautista Plaza, de Historia y Estética de la Música; Raúl Borges, de Guitarra; Vicente Emilio Sojo y Primo Moschini, en Armonía. También trabajó con Pedro Elías Gutiérrez, el autor del Alma Llanera, canción considerada como el segundo himno venezolano.

En esa época Alirio Díaz se dio a conocer en el ámbito nacional como un guitarrista de brillante futuro a través de recitales públicos, privados y en la radio, el medio de comunicación del momento en Venezuela.

En 1950 viajó a Europa. Inició estudios de post-grado en España con una beca del Estado venezolano. A la par de su preparación en el Conservatorio de Música y Declamación de Madrid, realizó exitosas presentaciones en el ateneo de esa ciudad, así como en el Palacio de la Música de Barcelona, la Alhambra de Granada y el Teatro principal de Valencia.

Hizo presentaciones en varios países de Europa. A todos llevó los acordes de la guitarra de músicos clásicos europeos, así como de la música popular latinoamericana y venezolana.

Viajó por varios países del mundo como solista o a compañando de grupos sinfónicos bajo la dirección de reconocidos directores, como Celibidache, Stokowsky, Estévez, Kostelanez y Frubek.

Alirio Díaz vivió largo tiempo en Italia. Allí se casó y tuvo hijos. Siempre consideró a Italia como su segunda patria. El maestro de la guitarra supo siempre dejar el nombre de Venezuela y su tricolor en lo más alto del firmamento artístico mundial.

“Oyendo su música le hacemos justicia”, agregó el ministro Ñañez en la red social.

 

Fuente/AVN/GMH/REP/JP

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*