Últimas Noticias
Home / Noticias / Estrellas mediáticas promueven la dolarización en Venezuela

Estrellas mediáticas promueven la dolarización en Venezuela

Un estudio realizado por  Conatel evidencia que Nelson Bocaranda, César Miguel Rondón, Marianella Salazar, Vladimir Villegas y Pedro Penzini, entre otros, se lucran mediante publicidad dolarizada mientras hablan del derrumbe del país.

En Venezuela, el discurso político opositor tiene un nuevo y gran aliado: comunicadores, opinadores, estrellas y anclas del espectáculo, que desde medios privados promueven abiertamente el consumo de bienes y servicios pagaderos en divisas, mientras pontifican sobre el carácter terminal de la crisis de Venezuela.

Ésta es una de las conclusiones que se desprende del estudio Publicidad Today elaborado por la Unidad de Investigación de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, dado a conocer esta semana.

El estudio de carácter exploratorio, realizado en diez radios y tres televisoras con cobertura en el área metropolitana de Caracas, revela el creciente fenómeno de la dolarización a través de la inversión publicitaria.

Un total de 69% de los medios y 45% de los programas monitorizados difunde en su programación publicidad sobre compras de inmuebles, negocios, servicios de inmigración y vacaciones de lujo, entre otros bienes y servicios a ser consumidos en el extranjero, mientras los anclas de dichos espacios hablan de la “crisis humanitaria” en Venezuela.

Los grandes de la Publicidad Today

La investigación demostró cómo existe una red de medios radioeléctricos y de importantes líderes de opinión de la oposición que se lucran con la mencionada práctica.

Destacan Nelson Bocaranda (con 10 anunciantes extranjeros en su programa de radio), César Miguel Rondón (5 anunciantes en radio), Marianella Salazar (4 anunciantes en radio), Caterina Valentino (4 anunciantes en radio) y Pedro Penzini (3 anunciantes en televisión); cierra este grupo de estrellas mediáticas que sirven de imagen de la publicidad dolarizada el periodista de Globovision Vladimir Villegas (2 anunciantes en radio y 3 en TV).

Estos comunicadores promueven regularmente la inversión en el extranjero, en divisas, y lo hacen en los medios y horarios de mayor audiencia. Sin embargo, resulta curioso y contradictorio que mientras llaman a invertir y a gastar dólares, también afirman y aseguran -entre una publicidad y otra- que Venezuela vive la peor crisis económica en su historia y que los venezolanos no tienen cómo subsistir, a un nivel -incluso- de “crisis humanitaria”.

El estudio deja abierto un conjunto de interrogantes sobre la instauración de un imaginario que ubica al dólar como respuesta a la crisis económica que en esos mismos espacios los conductores y periodistas destacan como única realidad existente en Venezuela.

Bocaranda y Mariela Celis, en su programa “La cola feliz”, transmitido por Éxitos 99.9 FM, son los líderes indiscutibles de la publicidad dolarizada. El estudio comprobó que en cada emisión promocionan hasta 10 cuñas de bienes y servicios pagaderos en divisa.

Detrás les siguen César Miguel Rondón, en su programa homónimo que transmite la misma emisora, y Marianella Salazar, en su espacio “Hoy por Hoy”, que difunde Mágica 99.1 FM, con cinco piezas cada uno. También destaca Caterina Valentino, en “Contigo”, de la Romántica 88.9 FM, con cuatro cuñas.

 

El estudio, de carácter exploratorio, además de abrir una serie de interrogantes sobre las implicaciones económicas del fenómeno, plantea su relevancia en términos de opinión pública y de psicología colectiva: “Una indagación psicológica más profunda podría también abordar un elemento sumamente complejo: la presión psicológica que podría estar siendo ejercida por la publicidad dolarizada sobre las audiencias de los medios y el pueblo venezolano en general, al ofrecer masivamente productos y servicios que son inaccesibles para la gran mayoría”, refiere el estudio.

Finalmente, la investigación reflexiona acerca del conflicto ético implícito como consecuencia de una actitud mediática que niega todo equilibrio en el tratamiento informativo de la realidad nacional, mientras promociona un universo paralelo, una suerte de mundo feliz y dolarizado, inaccesible para la mayoría pero abierto a quienes se encuentran en el juego de la especulación cambiaria y la desestabilización económica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*