Últimas Noticias
Home / Noticias / El zika pertenece a los Rockefeller
dt.common.streams.StreamServer.cls

El zika pertenece a los Rockefeller

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que el virus del Zika es el principal sospechoso de la multiplicación de malformaciones congénitas en América Latina y declaró una emergencia sanitaria mundial ante la explosiva propagación del virus en la región.

Ante la alerta generada, varias teorías conspirativas surgidas en la red han acaparado la atención de los usuarios. Una de estas apunta a los intereses de la dinastía Rockefeller, miembros por excelencia de la llamada élite mundial, que han financiado desde hace siglos proyectos de investigación científica enfocados en la eugenesia, una filosofía social que aspira a crear una raza superior o pura controlando el crecimiento mundial.

Los Rockefeller han financiado desde principio del siglo XX investigaciones sobre fertilidad y métodos anticonceptivos, llegando a promover políticas de esterilización masiva en países del Tercer Mundo. En los reportes anuales de The Rockefeller Foundation existen desde el año 1968 proyectos de desarrollo de vacunas “antifertilidad” para implementar a escala masiva.

Con estos antecedentes, varios portales han hecho eco de que la Rockefeller Foundation patentó el virus del zika en 1947, fecha en que se descubrió la enfermedad en Uganda. Así lo ‘prueban’ a través de este enlace.

patente

“Si bien es cierto que el virus Zika original ha sufrido modificaciones a lo largo de todo este tiempo, y que si está en un laboratorio es presuntamente para su estudio bajo condiciones totalmente controladas, no deja de llamar la atención que justamente una de las poderosas familias del mundo interesadas en la eugenesia y la reducción de la población con fines ecológicos sea la que patentó el virus”, recoge el portal Mysteryplanet.

Los mosquitos transgénicos

Otra de las teorías sobre la dramática propagación del virus del Zika que mantiene en vilo a todo el mundo, especialmente a las mujeres, debido a los posibles daños que ocasiona en el feto durante el embarazo, apunta a que pudo haber sido causada por la presencia en Brasil de mosquitos modificados genéticamente.

Durante el 2012 la empresa de biotecnología Oxitec liberó millones de mosquitos Aedes Aegypti transgénicos en los alrededores de la ciudad brasileña de Juazeiro, como parte de un experimento para frenar el dengue. Estos zancudos, llamados científicamente OX513A, son creados en laboratorio, donde les insertan un gen letal que hace que la descendencia de estos insectos muera antes de llegar a la edad adulta.

La empresa creadora de los mosquitos transgénicos hace parte de Intrexon, corporación líder en bioingeniería genética financiada por la fundación de Bill Gates. El lema de la compañía es “un mejor mundo a través de un mejor ADN”.

Los mosquitos mutantes creados por Oxitec son en su totalidad machos. Al ser liberados, se aparean con las hembras silvestres y transmiten un defecto genético que impide a las larvas llegar a un estado de madurez, deteniendo así la proliferación del mosquito portador del virus Zika.

El mapa muestra la región donde fueron liberados los mosquitos transgénicos y la zona donde se registró el brote del zika en Brasil.

El mapa muestra la región donde fueron liberados los mosquitos transgénicos y la zona donde se registró el brote del zika en Brasil.

Ocultaron información

Según datos oficiales de Oxitec, el experimento con mosquitos transgénicos en Brasil fue un éxito: la población de zancudos silvestres se redujo en un 80%. Sin embargo, la ONG Amigos de la Tierra junto con otras organizaciones activistas del medioambiente denunciaron a la compañía por ocultamiento de información con respecto al experimento.

Gracias a una demanda de petición, Oxitec tuvo que hacer público un informe en el que aclaraban que los mosquitos genéticamente modificados tenían una tasa de supervivencia del 3% en condiciones normales, y que en contacto con el antibiótico tetraciclina se podía reversar el efecto del gen modificado, es decir, en contacto con este antibiótico las larvas sobreviven.

La mala noticia es que la tetraciclina se encuentra en todas partes: alcantarillas, productos químicos de uso cotidiano, incluso en la comida para gatos.

Pero la cosa se complica más aún. De acuerdo a un documento desclasificado del Comité de Comercio y Agricultura, con fecha febrero de 2015, Brasil es el tercer mayor comprador global de antimicrobiales para animales de consumo, es decir, que es uno de los que más utiliza la tetraciclina. Por si eso fuera poco, un estudio de la Sociedad Americana de Agronomía afirma que «se estima que aproximadamente un 75% de los antibióticos no son absorbidos por los animales y son excretados»… Y uno de los antibióticos (o antimicrobiales) nombrados en el reporte por su persistencia en el ambiente es, oh casualidad, la tetraciclina.

La organización Amigos de la Tierra ha estado desde ese entonces alertando a la sociedad brasileña sobre los verdaderos intereses de Oxitec. Es inquietante que Juazeiro, la ciudad donde se liberaron los mosquitos transgénicos de Oxitec en el 2012, se encuentre en la región vecina a Pernambuco, el lugar donde se presentaron los primeros casos de Zika en mayo del 2015.

¿Y usted, qué opina?…

Fuente La Prensa

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*