Últimas Noticias
Home / Noticias / Edison Alvarado: Estamos comprometidos con la Patria
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Edison Alvarado: Estamos comprometidos con la Patria

Verónica Díaz Hung

Entrevisté a Edison Alvarado por un derecho a réplica. El presidente del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Metro de Caracas (Sitrameca) quiso responder a un artículo de opinión publicado en Cuatro F titulado “Intervención del Metro de Caracas ya” escrito por Orlando Ugueto, en el que se quejaba de las escaleras que no funcionan, el aire que falla en algunos trenes y otras dolencias que los usuarios del subterráneo hemos alguna vez padecido, quizá si solo hubiese pedido mejoras en el servicio las críticas no habrían generado la reacción del dirigente sindical, pero Ugueto adelantó una sentencia: “es saboteo”.

“Me pueden decir cualquier cosa, menos escuálido. Esa es la peor ofensa que me pueden hacer”, me dijo Edison Alvarado como antesala a la entrevista.

Curiosamente la cita con el dirigente sindical se realizó el día de la llamada “Toma de Venezuela” que convocó la oposición el pasado 26 de octubre y me tocó respirar en carne propia el fervor revolucionario que se vivía en La Hoyada en el edificio de recursos humanos del Metro de Caracas, cuando por oleadas llegaba la masa trabajadora del subterráneo decidida a defender al Comandante Obrero, el presidente Nicolás Maduro, en pleno golpe parlamentario que aún está en desarrollo.

Edison Alvarado nos atendió en su oficina, decorada con imágenes de Simón Bolívar, de Francisco Miranda, Alí Primera, el Ché, Fidel Castro y, por su puesto, de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez.

“Yo como presidente del sindicato de los trabajadores y trabajadoras del Metro de Caracas, sindicato único, bolivariano, revolucionario y chavista, con una población de más de 90% de afiliados, estoy consciente que de los 9.100 trabajadores, todos no están con nuestro proyecto bolivariano, pero nosotros tenemos el control político y la mayoría respalda las políticas que ha venido desarrollando nuestro gobierno bolivariano, primero con nuestro Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías, y ahora, que tenemos al primer presidente chavista, obrerista y trabajador del Metro de Caracas, porque hay que recordar que nuestro presidente Maduro viene como operador de transporte superficial, y me siento aún más orgulloso, porque aparte de que lo conocí, nuestro presidente viene también de nuestro sindicato”.

Recordó que el Metro está en manos de los mismos trabajadores del año 2002, cuando se paró Fedecámaras y Consecomercio junto a la extinta CTV, entonces presidida por Carlos Ortega, y en esa ocasión el Metro de Caracas no se unió a aquel paro insurreccional.

“Mantuvimos el hilo constitucional porque nosotros apoyamos y defendemos la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y respaldamos a nuestro Comandante Supremo, Hugo Rafael Chávez Frías”.

Para el 2002 Edison era mecánico de transporte superficial y debió enfrentar el paro petrolero que dejó al país sin gasolina, lo que no logró parar al Metro.

Luego en el 2014 la historia los volvió a poner a prueba, cuando el plan golpista denominado “La Salida” tenía entre sus objetivos atacar a las empresas públicas estratégicas. Quemaron camionetas de la estatal de telefonía Cantv, lo mismo hicieron con instalaciones y vehículos de la empresa de distribución de electricidad Corpoelec y no dudaron en atacar instalaciones y autobuses del Metro de Caracas, dejando a más de 80 trabajadores lesionados, entre ellos a Jonathan Jiménez, a quien trataron de quemar vivo con bombas molotov mientras conducía una unidad del Metrobus repleta de usuarios.
Más de 200 usuarios fueron lesionados y trataron de incendiar la estación Francisco de Miranda con los trabajadores adentro.

“Y qué dijimos nosotros los trabajadores del Metro, dijimos no vamos a parar. Ellos nos atacan a nosotros porque saben que el Metro de Caracas es la imagen de nuestro presidente Nicolás Maduro”.

Relata que las estaciones Chacao, Chacaíto, Altamira, en donde hay mayoría opositora, han llegado incluso a partirle la cara a algún trabajador, los han humillado y hasta algunos han sido apuñalados.
“Esa enferma derecha les ha escupido la cara y hasta los ha orinado, por lo que tenga usted la plena seguridad que nosotros, los trabajadores del Metro, con lo poquito que tenemos ahorita, estamos haciendo mucho”.

El presidente de Sitrameca explica que hoy, gracias al gobierno obrerista de Nicolás Maduro, con la llegada de Gerardo Quintero, recientemente designado presidente del Metro de Caracas, se ha asegurado que las riendas políticas del estratégico sistema masivo de transporte terrestre están en manos de la Revolución.
Quintero, con 31 años de servicio en el Metro de Caracas, ha engranado con la clase obrera para que asuma el control operativo del subterráneo.

“Que tu le digas en este momento a la derecha enferma venezolana, golpista y terrorista, que nosotros como sindicato, consciente y comprometido con la Revolución y con el presidente Nicolás Maduro, no vamos a parar el Metro, los enfurece, porque si la mayoría de los trabajadores y trabajadoras estuviéramos montados en el golpe del Estado, el Metro se hubiese parado hace mucho tiempo”.
El subterráneo diariamente transporta al 34% de la población de Caracas, que son más de 2 millones 400 mil usuarios diarios.

Recordó que el Metro de Caracas nació con una concepción elitesca, cuyos pasajes no eran accesibles para el pueblo. Hoy, gracias a Chávez y a Maduro, el Metro es uno de los más económicos a nivel mundial.

Y mientras los gobiernos de la Cuarta República invirtieron 3.800 millones de dólares en el Metro de Caracas, en 17 años de Revolución la inversión en el subterráneo supera los 10 mil millones de dólares, sin incluir los recursos del 2017 destinados a las grandes obras como el Metro Guarenas – Guatire.

Edison Alvarado advierte que de llegar la derecha al poder no dudaría en privatizar el Metro y fijar tarifas inaccesibles para el pueblo.

“Los trabajadores y trabajadoras del Metro de Caracas no hemos dejado de atender las necesidades del pueblo, incluso bajo las dificultades impuestas por la guerra económica y si los sectores de la derecha prosiguen con sus planes golpistas, tengan la seguridad que seguiremos comprometidos con nuestra Patria, con nuestro proyecto bolivariano, con nuestros usuarios, porque de llegarle a pasar algo a nuestro presidente obrero Nicolás Maduro, allí sí se pararía el Metro, ya que estamos conscientes que no es una guerra contra el presidente Maduro, es una guerra contra el pueblo y contra el proyecto bolivariano que nos legó nuestro gigante Hugo Rafael Chávez Frías, porque aquí la única vía es el socialismo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*