Últimas Noticias
Home / Noticias / Demostrar de nuevo porqué las calles son nuestras

Demostrar de nuevo porqué las calles son nuestras

Carlos Machado Villanueva

01/09/2016

Hoy el pueblo bolivariano debe demostrar una vez más porqué dicen que las calles le pertenecen desde aquel fatídico 27 de febrero de 1989 -aunque también anunciador de la revolución que vendría- cuando decidió enfrentar en éstas, con sus cuerpos y sus vidas, las balas asesinas de un ejército de ocupación, que no bolivariano, como el que prevaleció durante la llamada cuarta república, enviado a contenerlo por quienes arrodillados ante el Fondo Monetario Internacional le impondrían a sangre y fuego un paquete de medidas neoliberales empobrecedoras, que en definitiva es lo que buscan con este nuevo intento de golpe de estado de hoy primero de septiembre de 2016, y que han disfrazado de marcha pacífica a favor de la realización del referéndum revocatorio contra el presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro.

Sería demasiada ingenuidad dejar de reconocer que la altísima capacidad de manipulación mediática de los enemigos internos y externos de la revolución bolivariana, pudiera haber logrado después de golpear emocionalmente a grandes masas de población con una criminal guerra económica -desabasrtecimiento e inflación-especulación inducidas y rampantes por medio-, lo que los analistas catalogan como la ” masa crítica”, en este caso en referencia al número de personas dispuestas a participar en lo que los sectores de la derecha venezolana agrupada en la llamada Mesa de la Unidad Democrática, ha dado en llamar la “Toma de Caracas”.

En todo caso, lo único que pudiera hacer que esta dirigencia derechista no pierda de nuevo su sensatez  -que es lo que ha venido ocurriendo en estos 17 años de revolución bolivariana en Venezuela, al desconocer que el chavismo es una poderosa fuerza política, aun ante derrotas circunstanciales-, es que volvamos como sucedió con nuestro Comandante Hugo Chávez en vida, a demostrar nuestro alto nivel de conciencia como pueblo y por ende con capacidad de movilización organizada y entusiasta en defensa de nuestras  conquistas democráticas en lo político, económico y social, que son muchas, a pesar de todas las fallas y errores cometidos en estos más de tres lustros, que tampoco debemos ocultar, aunque sí colocar en una balanza al lado de lo que significó en una vida llena de desesperanzas para dos generaciones de venezolanos, sobre todo los más humildes, la llamada democracia representativa y tutelada por el imperio estadounidense durante los 40 años que precedieron al triunfo de la revolución bolivariana y chavista. ¡Qué la paz, la vida, la esperanza y la alegría derroten de nuevo en la Patria de Bolívar al fascismo criminal!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*