Últimas Noticias
Home / Opinión / Columnas / Clodovaldo Hernández / Cuatro abrebocas de una “contra” envalentonada

Cuatro abrebocas de una “contra” envalentonada

Clodovaldo Hernández

Primer abreboca: Vamos por ti, Maduro

Como era previsible, en la elección interna de la MUD para la presidencia de la Asamblea Nacional se impuso la opción más estridente, deslenguada e impresentable: el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup (conocido en los bajos fondos parlamentarios de la IV República como “el Pájaro Loco”), quien de inmediato dejó claro que el objetivo de la derecha, ahora que ha logrado asumir el control del Poder Legislativo, es expulsar del gobierno lo antes posible al presidente Nicolás Maduro, utilizando para ello los recursos de la democracia participativa contemplados en la Constitución Nacional Bolivariana, a la que siempre se han opuesto, dicho sea de paso.

Ramos Allup incluso se atrevió a ponerle plazo a esta especie de derrocamiento constitucional, al hablar de seis meses. Más claro no canta un Pájaro.

La arremetida de la nueva AN contra el jefe del Estado, como cabeza del Poder Ejecutivo, será intensa y sin tregua y tendrá su episodio de inauguración formal cuando se presente el mensaje anual al Parlamento. Es claro que se planifica una emboscada política contra el presidente Maduro, pues esa será la primera oportunidad de la “contra” para hacer valer su bastión de poder y para iniciar una nueva versión de “La Salida”, esta vez al estilo de Honduras o de Paraguay.

Segundo abreboca: Vamos por ustedes, magistrados

En menos de 24 horas, la AN dominada por la “contra” también le plantó cara a otro de los poderes del Estado venezolano: el Judicial, al desacatar una medida impuesta por el Tribunal Supremo de Justicia respecto a los diputados que habían sido proclamados en Amazonas.

La jugada tiene dos objetivos. Uno es hacer inútil la revisión que la Sala Electoral debe hacer de la impugnación presentada por el Partido Socialista Unido de Venezuela e impedir así que se investiguen los presuntos ilícitos electorales denunciados. El segundo es dar una demostración de fuerza previa a su siguiente acción, que es desconocer las últimas designaciones de magistrados del TSJ.

Tal como se dijo en diciembre, lo más seguro es que la nueva AN modifique la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia y que la reforma incluya, entre otros aspectos, un aumento en el número de magistrados, lo que permitiría hacer nuevas designaciones y así tener también una mayoría de jueces contrarrevolucionarios.

Para la derecha es urgente alterar la composición del TSJ pues es a este alto juzgado al que le corresponderá dirimir los numerosos conflictos de poder que se presentarán entre el Ejecutivo y el Legislativo, por ejemplo, cuando el presidente Maduro vete las leyes sancionadas por la AN.

Tercer abreboca: Bolívar y Chávez, vamos por ustedes

La “contra”, encabezada por Ramos Allup, tampoco esperó 24 horas para lanzar su ofensiva contra los líderes fundamentales de la Revolución: el Libertador Simón Bolívar y el Comandante Hugo Chávez.

El recién designado presidente del Parlamento ordenó retirar toda la iconografía bolivariana y chavista de la sede del Legislativo. Y lo hizo de la manera más burda y sobreactuada que pudo. Un video, que se hizo viral en las redes sociales electrónicas, lo mostró ordenando a funcionarios de la AN llevarse “toda esa vaina” del Palacio Legislativo. En el caso de Bolívar, el argumento es su rechazo personal a la versión del rostro que surgió luego de una investigación científica, ordenada por el Comandante Chávez tras la exhumación de los restos del Libertador. Según el nuevo emperador parlamentario, tal representación de la fisonomía de Bolívar “es una vaina loca”, por lo que ordenó mandar los retratos “para Miraflores” o “dárselos al aseo”. Y en el caso de Chávez, sugirió también enviar los afiches y cuadros para el palacio de gobierno o “para Sabaneta”, entregárselos “a las viudas o a las hijas”.

Por supuesto que en este gesto tiene algo que ver el carácter tremendista y tabernario del diputado Ramos Allup, pero sería inocente pensar que se trata solo de las bajezas de un adeco largamente resentido. No. Estamos frente a una operación destructiva en el plano simbólico, un ataque inclemente y frontal contra los íconos populares de la Revolución.

Cuarto abreboca: Chancletúos, vamos por ustedes

Es natural que la arremetida inicial de la “contra” acantonada en el Parlamento incluya también una agresión directa contra el pueblo pobre. El zafio presidente de la AN no tardó tampoco en emprenderla contra las personas humildes que desarrollan sus actividades políticas en el centro de Caracas, a las que los medios de comunicación antichavistas han estigmatizado siempre como criminales violentos.

Ramos Allup hizo difundir otro video en el que intenta convencer a un grupo de policías nacionales de reprimir a quienes caracterizó como malvivientes y malandros. Si estos fueran los tiempos de la Policía Metropolitana de Simonovis y Forero, ya habrían repartido los primeros planazos (por decir lo más suave) en los alrededores de la Esquina Caliente.

El embate de la “contra” envalentonada abarcó también a otra expresión de la participación política del pueblo: los medios alternativos y comunitarios. La apertura de la AN a la prensa, tan cacareada por Ramos Allup, no incluye a esos medios porque “no son periodistas”.

Y pensar que estos son apenas los abrebocas. Pronto vendrán los platos principales. Guerra avisada…

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*