Últimas Noticias
Home / Noticias / Cuando Dilia Waikarán nos recordó que debemos amar nuestro país
lunes-civico-31-10-16-070-1024x480

Cuando Dilia Waikarán nos recordó que debemos amar nuestro país

Por Carlos Machado Villanueva

Próxima a cumplir 80 años, la reconocida actriz Dilia Waikarán no dejó pasar la oportunidad de la invitación realizada por el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista, en ocasión de exaltar los 75 año del nacimiento del cantor del Pueblo Alí Primera, volviendo sobre sus pasos de hija campesina y de maestra de escuela, daría una agradable lección de vida digna y de principios a las y los servidores congregados en el salón Ezequiel Zamora, quienes con varias salvas de aplausos expresarían su admiración hacia esta venezolana integral.

Ataviada cual diva de la actuación en mayúscula, con un conjunto de seda color salmón, un colorido Chal con estampado de flores y un sombrero verde tropical de ala ancha a lo Shopía Loren, esta venezolana ejemplar no reparó en dolencias propias de la edad y sosteniéndose en pie y sin su bastón durante casi una hora provocó con su suave voz como un especie de hipnosis colectiva en un público que cautivado la escucharía este 31 de octubre con especial atención.

Sí mi madre no me hubiera sacado del campo yo hubiera sido una campesina sembrando la tierra”, afirmó de entrada, sabiendo que nada mejor que esta introducción en su conversatorio para despertar la atención entre quienes, en el caso de las y los servidores del Fondas, están compenetrados tanto con el significado como con la significación holística que encierra este noble rol humano, como es el de garantizar la agroalimentación de la población.

En torno a este segundo aspecto, concluiría recordándole a los presentes que, “ustedes son Patria. Yo también soy Patria (…) yo soy hoy más humilde”.

Del Cantor Alí Primera, la avezada actriz sostuvo que “expresó con su canto el dolor no sólo de América, sino incluso de Europa y de Asia”.

“La oligarquía hizo todo lo posible para acallar su voz. No salía en la radio (…) Alí fue un revolucionario de tiempo completo. Dilia Waikarán es una revolucionaria, una revolucionaria que hace la revolución en todo momento (…). Ustedes, muchachos (del Fondas), no se dejen robar la conciencia; ustedes son parte de este ejército que mueve la revolución. Pero nosotros tenemos que lograr la excelencia”.

Invitó a reflexionar acerca de lo necesario que es no ir a trabajar a una institución pública sólo por un sueldo, sino, sobre todo, hacerlo por amor al país, y recordó que fue precisamente “por eso que Hugo Chávez pudo encarnarse en nosotros. Por su amor”.

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*