Últimas Noticias
Home / Noticias / Ambiente / Conocimiento e intercambio en las alianzas para proteger los suelos
crop_fotosuelo1-1

Conocimiento e intercambio en las alianzas para proteger los suelos

Por Por Silvia Martínez*

Roma (PL).-   Los suelos, la base sólida de la vida, están en un progresivo deterioro con riesgos para la existencia human, las plantas y los animales.

Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), realizado en 2015, reveló que el 33 por ciento de la tierra se encuentra de moderada a altamente degradada debido a la erosión, salinización, compactación, acidificación y la contaminación química.    “El estado de los recursos de suelos en el mundo”, elaborado por el grupo técnico intergubernamental de la FAO, el cual reunió el trabajo de unos 200 científicos de 60 países, evidenció que la mayor parte de los recursos mundiales de suelos se encuentran en condición mala o muy mala y están empeorando.

Daños al suelo y a las producciones agrícolas

Cada año la erosión provoca se pierdan entre 25 y 40 mil millones de toneladas de la capa arable del suelo. Ello reduce significativamente los rendimientos de los cultivos y la capacidad del suelo para almacenar y completar el ciclo del carbono, los nutrientes y el agua.

Según investigación de la FAO las pérdidas anuales en la producción de cereales por esa causa  alcanzan 7,6 millones de toneladas y la ausencia de medidas originaría pérdidas productivas para 2050 cercanas a los 253 millones de toneladas.

La falta de nutrientes del suelo constituye el principal obstáculo para mejorar la producción de alimentos y la función del suelo en muchos paisajes degradados.

De igual modo la acumulación de sales reduce el rendimiento de las cosechas y puede eliminar por completo la producción agrícola. La salinización provocada por la actividad humana afecta a unos 760 mil kilómetros cuadrados de tierras en todo el mundo, comparable con toda el área agrícola cultivable de Brasil.

Además, la acidez del suelo es un grave obstáculo para la producción de alimentos en todo el mundo, y según el estudio del organismo internacional de la ONU, las capas arables más ácidas en el mundo se encuentran en zonas de América del Sur que sufrieron la deforestación y la agricultura intensiva.

“Nuevas pérdidas de suelos productivos dañarían gravemente la producción de alimentos y la seguridad alimentaria, ampliando la volatilidad del precio alimentarios, y sumiendo potencialmente a millones de personas en el hambre y la pobreza” advirtió el director general de la FAO, José Graziano da Silva, en la presentación de ese informe.

Alentó, además,  que la investigación ofrece evidencias de que la pérdida de recursos y funciones del suelo se puede evitar pues “ayudará mucho a galvanizar la acción a todos los niveles hacia una gestión más sostenible de los suelos”.

Asuntos que, tal como señala el documento, requieren de una elevada participación de las partes interesadas, que van desde los gobiernos a los pequeños agricultores.

El informe señala cuatro prioridades para la acción, como minimizar la degradación, restaurar la productividad, estabilizar o reducir el uso de fertilizantes con nitrógeno y fósforo, hasta mejorar el conocimiento sobre el estado y la tendencia de las condiciones del suelo.

Conocimientos y mayor colaboración mundial como única salida

La urgencia de favorecer el conocimiento  a partir de un mayor intercambio de información global sobre el tema primó en el balance de la quinta asamblea plenaria de la Alianza Mundial por el Suelo (AMS) realizada recientemente  en la sede de la FAO, en esta capital.
De ese encuentro surgieron tres nuevas iniciativas para ayudar a paliar la contaminación a partir de un mayor discernimiento de la situación existente.

Ellas fueron establecer un Sistema Mundial de Información sobre el Suelo, una Red Global de Laboratorios de Suelos -para coordinar y normalizar las mediciones entre países-, así como una Red Internacional de Suelos Negros, para contribuir al conocimiento de las áreas agrícolas más fértiles del mundo.

También se decidió  celebrar en abril del año próximo un simposio mundial sobre contaminación y polución de los suelos, con el interés de apoyar la creación de redes mundiales para compartir información y armonizar las normas para abordar el problema.

Ronald Vargas, experto en suelos de la FAO y secretario de la AMS, destacó en la reunión el problema urgente que representa la contaminación de los suelos.

Argumentó que al presentarse de tan diversas formas, la única manera de reducir las lagunas de conocimiento y promover una gestión sostenible es con una mayor colaboración mundial y conseguir evidencias científicas fiables.

En igual sentido se pronunció RattanLal, presidente de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo, quien apuntó que hacer frente a la contaminación  constituye un asunto esencial para enfrentar el cambio climático.

María Helena Semedo, directora general adjunta de la FAO para Clima y Recursos Naturales, definió la labor de la asamblea plenaria de la AMS como una plataforma única, neutral y con participación múltiple para debatir cuestiones globales sobre el suelo.

Asistieron al encuentro los 27 expertos que conforman la plenaria, además de los miembros del Grupo Técnico Intergubernamental de Suelos (GTIS), la secretaría ejecutiva de la AMS  representantes de los diferentes socios y miembros de la FAO, encargada de priorizar acciones.

La AMS se creó en diciembre de 2012 para desarrollar una fuerte alianza interactiva, factor clave en la iniciativa de mejorar la gobernanza y gestión sostenible de los suelos.

Altos grados de nitrógeno y metales pesados, como arsénico, plomo y mercurio, pueden perjudicar el metabolismo de las plantas y mermar la productividad de los cultivos, con riesgos importantes para las tierras cultivables.

Esos contaminantes representan también una alarma para la seguridad alimentaria, recursos hídricos, los medios de vida rurales y la salud humana.

 

*Corresponsal de Prensa Latina en Roma
/smp

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*