Últimas Noticias
Home / Noticias / Comunidad de Colinas de Betania continuó censo por su derecho a la protección social y por la paz en Venezuela

Comunidad de Colinas de Betania continuó censo por su derecho a la protección social y por la paz en Venezuela

Por Carlos Machado Villanueva

Charallave, 11 jul.- Comunidad organizada de la Manzana Uno del urbanismo Colinas de Betania se sumó al censo por su derecho a la protección social y a favor de diálogo, la pacificación y la reconciliación nacional,  líneas cuarta y primera de un total de seis  anunciadas por el presidente Nicolás Maduro  una vez reelecto para un segundo mandato el pasado 20 de mayo, y quien recientemente calificó al suyo como un gobierno de acciones  y resultados

Se conoció que esta movilización  comunitaria inicada el 7 de julio pasado,  irá así tras su derecho en un primer momento a los llamados combos Clap (Comité local de abastecimiento y producción) contentivos de  alimentos a costos accesibles,  pero también  tras su derecho al  disfrute  de  servicios públicos municipales eficientes, siempre con apego a la Constitución y las leyes  vigentes.

De este modo se sumarían a la iniciativa del resto de la comunidad organizada de este urbanismo que ya  completó dicho censo en las manzanas que  van de la 6 a la 11, faltando aún las que van de la 1 a la 5.

Contra falsa creencia

Tres de los vecinos (as) censados se refirieron en este sentido a cómo hoy sus habitantes  adolecen de una adecuada prestación de servicios de transporte público, seguridad ciudadana,  alumbrado, agua potable y gas.

Sólo en el caso del transporte, hoy sus habitantes resienten la cantidad de horas que pierden en  colas para  llegar a sus viviendas después de la jornada  laboral o  escolar; y en cuanto a la inseguridad,  cómo sus viviendas son blanco de delincuentes  que penetran al urbanismo por determinados áreas, carentes como permanecen del debido  muro perimetral de protección.

En tal sentido, una de las voceras vecinales censadas puntualizó  cómo los “amigos de lo ajeno”  son motivados por  la falsa creencia de que allí vive gente pudiente,  cuando por el contrario se trata en su  mayoría de familias que viven de su trabajo,  y los bienes que tienen se deben a sus esfuerzos de años.

Inocultable contraste

Este sector del referido urbanismo, compuesto al igual que la mayoría de sus 11 manzanas por viviendas tipo tonwhouse –unas 50 por manzana en promedio-,  muestra a simple vista un inocultable contraste.

Algunas  viviendas  lucen ampliadas y mejoradas en sus estructuras y fachadas;  otras por el contrario las conservan según el proyecto arquitectónico original, aunque no pocas lucen cierto deterioro.

La conversación con algunos de las y los vecinos al momento de censarlos  develó las posibles causas de estas diferencias, bien porque sus primeros propietarios (as)  aprovecharon el poder adquisitivo del bolívar existente entre el 2005 y el 2013 al adquirirlas para mejorarlas, o bien porque   los nuevos propietarios son  personas cuyos  ingresos actuales se los permite.

Otros (as) propietarios (as) son profesionales y técnicos que laboran y/ o laboraron  para el sector público o privado y devengan sueldos o pensiones hoy devaluados por una inflación que mermó  su capacidad de ahorro,  y que en el pasado reciente les permitió mejorar sus viviendas tanto en sus apariencia externa e interna –remodelaciones, ampliaciones y pintura-, así   como  en su equipamiento de confort humano: aire acondicionado, dotación electrodoméstica,  línea blanca y marrón.

Derecho de todas y todos

En lo que sí  coincidieron  las y los vecinos censados en esta manzana es que por encima de las preferencias políticas -las cuales no fueron ocultadas, y no mayoritariamente  pro gobierno-,  es que la protección social es un derecho de todas y todos los venezolanos sin distinción, ni exclusión,  de ningún tipo, ni política, ni religiosa o cualquier otra.

Otro de los vecinos censados sostuvo que de lo que se trata es de que tanto de una acera política como de la otra, las y los venezolanos entiendan  de una buena vez que existe un ordenamiento jurídico-constitucional  al cual se debe ajustar cualquier  actuación sociopolítica pública colectiva  sea  del signo que sea, y que establece que la vía es la pacífica y democrática, a través del voto, no de la violencia.

A demás llamó a entender que la Constitución habla de un Estado de justica social y de derecho, que incluye  la participación democrática y protagónica,  la organización social y el empoderamiento  vecinal  y/o  comunal en pro de todos  los derechos humanos, de modo tal que el Gobierno de turno cumpla, y que de no hacerlo,  entonces castigarlo con el arma del voto o del referéndum revocatorio del mandato, llámese alcaldes, gobernador o presidente de la república.

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*