Últimas Noticias
Home / Noticias / Cómo afectan los nervios y estrés a la menstruación

Cómo afectan los nervios y estrés a la menstruación

Los trastornos en el sistema nervioso se reflejan en la mayoría de los aspectos de nuestro cuerpo y nunca de manera positiva. El estrés incide directamente sobre nuestras hormonas y, por lo tanto, influye en el ciclo menstrual alterando su curso natural. El principal síntoma que produce es el retraso de la regla, aunque no el único.

Efectos del estrés en la menstruación

+ Cansancio y somnolencia durante todo el día, aunque hayamos dormido las horas aconsejadas.

+ El dolor en la parte baja del abdomen en el periodo premenstrual se ve aumentado si sufrimos estrés, lo mismo ocurre con la hinchazón, ya que podemos decir que existe un ‘segundo cerebro’ en nuestra tripa.

+ Ciclos irregulares. El estrés, los nervios y la ansiedad pueden alterar el ciclo provocando oligomenorrea, que significa tener menstruaciones escasas y poco frecuentes, pudiendo pasar 90 días entre regla y regla.

+ El Síndrome Premenstrual provoca una serie de síntomas físicos y psíquicos que se ven incrementados si tenemos estrés u otro trastorno emocional.

+ Amenorrea, que consiste en la ausencia de la menstruación, bien porque no la hemos tenido aún o bien porque, una vez con ella, dejamos de tenerla. Normalmente, el estrés causa el segundo tipo, lo que se denomina amenorrea secundaria.

Cómo actuar ante el estrés

Cuanto más nos preocupemos porque no nos llega la menstruación, más impedimentos estaremos poniendo a que esto suceda, estaremos ante una pescadilla que se muerde la cola. Las hormonas de los ovarios siguen instrucciones de la hipófisis, situada en el cerebro, es por ello por lo que, lo que ocurre en el sistema nervioso influye en nuestro ciclo.

En estos casos, lo mejor que podemos hacer es practicar ejercicio y alguna técnica de relajación. Pasear, leer un libro o escuchar música relajante también serán excelentes compañeros, disminuiremos así el estrés, la ansiedad, los síntomas premenstruales y nos sentiremos mucho mejor con el mundo y con nosotras mismas.

Fuente Diario Femenino

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*