Últimas Noticias
Home / Noticias / Economía / Cinco cosas que se perderían si triunfa el plan opositor

Cinco cosas que se perderían si triunfa el plan opositor

Luis Dávila/ Especial para Cuatro F

Según el convenio constitutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) una de sus funciones es “infundir confianza a los países miembros poniendo a su disposición temporalmente y con las garantías adecuadas los recursos del Fondo, dándoles así oportunidad de que corrijan los desequilibrios de sus balanzas de pagos sin recurrir a medidas perniciosas para la prosperidad nacional” en donde caben destacar los conceptos de “temporalidad” y “garantías adecuadas”. En el caso los “servicios ampliados” brindados por parte del FMI se traducen en la imposición de un programa de medidas que por regla general generan dolorosas consecuencias sociales para los habitantes del país al cual se les prestan los “servicios”, que deben ser cancelados en un plazo máximo de cuatro años. Un préstamo por 50 mil millones de dólares como el propuesto en la conversación Mendoza-Hausmann, implicaría para un hipotético gobierno neoliberal el desarrollo de una serie de medidas para garantizar el pago oportuno del crédito que se reflejaría, entre otras, en las siguientes consecuencias:

  1. Cierre de Venezolana de Televisión El 11 de junio de 2013, el Fondo Monetario Internacional decidió la supresión de todo el sistema de televisión pública en Grecia. No cabe duda que el cierre de VTV y todo el sistema de medios públicos sería una de las primeras medidas de un gobierno hipotecado al FMI, cumpliendo así además con un viejo deseo del jefe opositor Enrique Mendoza expresado abiertamente en medio del golpe de estado de abril del año 2002.
  2. Supresión de Mercal Creado en abril de 2003 por el presidente Hugo Chávez a raíz del paro-sabotaje petrolero que pretendió hambrear al país por medio del cierre de supermercados –tal como ahora se repite con la especulación-, en la actualidad maneja más de 20 mil establecimientos y garantiza los alimentos básicos a millones de venezolanos de las clases más pobres. Con toda seguridad el FMI exigiría su eliminación, debido a la necesidad de movilizar los recursos hacia un gasto “más eficiente”.
  3. Redirección de Gran Misión Vivienda Venezuela “Vamos rumbo a un millón de viviendas, como sea, hay que parir los materiales, disciplinar el trabajo, producir más y hacer un remate ahorita que nos quedan nueve semanas y media para lograr la vivienda un millón, como sea”, señaló hace pocos días el presidente Maduro. En un improbable gobierno de corte neoliberal, la GMVV resultaría eliminada y los actuales beneficiarios serían sometidos a un proceso de “reconsideración” de las condiciones de entrega de la vivienda, lo cual finalizaría con un “desahucio” a mediano plazo debido a la imposibilidad de cancelar las condiciones crediticias impuestas por el FMI.
  4. Fin del proyecto Canaima Hasta la fecha más de 3 millones 800 mil “canaimitas” han sido entregadas a igual número de niños de 6 a 14 años, cursantes de las etapas de educación básica y media. De acuerdo a la visión “fondomonetarista” este tipo de gasto resulta improductivo, pues los propios ciudadanos deberían ser capaces de costear sus computadoras y quienes no puedan hacerlo entonces quedan fuera de los avances de la tecnología debido a su propia “ineficiencia”.
  5. Privatización de PDVSA La petrolera estatal venezolana es la “joya de la corona” de los grandes capitales internacionales. Sus enormes reservas petroleras, las más grandes del mundo y que son capaces de garantizar crudo para los próximos 200 años, tienen un valor incalculable para las transnacionales privadas. Un préstamo de corto plazo por 50 mil millones de dólares solo podría ser garantizado con la entrega de PDVSA, despojando así al pueblo venezolano de su mayor capital a futuro.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*