Últimas Noticias
Home / Noticias / Celulares, Internet y los excesos, el lado peligroso de la tecnología

Celulares, Internet y los excesos, el lado peligroso de la tecnología

Por Nicholas Valdes Oliva*

La Habana (PL) Resulta innegable el aporte de la tecnología al desarrollo de nuestra vida diaria; por ejemplo: comodidad, rapidez de gestión y entretenimiento son solo algunas de las ventajas vinculadas al uso de Internet o los teléfonos móviles.

No obstante, un viejo refrán reza que todos los excesos son malos, y al parecer ni la ya casi imprescindible red de redes ni los necesarios celulares escapan a esa realidad.

Científicos de la británica Universidad de Leicester sostuvieron recientemente que el uso excesivo de Internet y teléfonos inteligentes (smartphones) provoca desórdenes cerebrales que resultan en problemas cognitivos y de atención.

El estudio tuvo como base una encuesta realizada a 107 hombres y 103 mujeres que pasaban en línea (online) al menos 22,95 horas a la semana.

Los investigadores de la Universidad de Leicester formularon preguntas sobre si el voluntario tropieza con las cosas, si tiene poca memoria, sufre distracciones o nota dificultades para centrarse cuando está conectado.

Los resultados revelaron que las personas que utilizan los celulares por ratos prolongados y pasan más tiempo conectadas a Internet experimentan los problemas citados, que los investigadores vinculan con fallos cognitivos del cerebro.

El autor del estudio, Lee Hadlington, comentó en ese sentido que se trata de un área muy poco examinada y muy importante, pues el ser humano usa la tecnología a diario pero en realidad no conoce qué efecto tiene ésta sobre él.

Si bien es cierto que una pesquisa realizada a poco más de 200 personas no es suficiente para validar un hecho, y menos si la tecnología que se investiga es utilizada por cientos de millones de personas alrededor del mundo, no se trata de la primera aproximación al tema.

En octubre del pasado año la revista especializada Pathophysiology, de Estados Unidos, también publicó un estudio que vincula el uso de teléfonos celulares con el desarrollo del cáncer.

Durante la investigación se analizaron mil 498 casos de personas con tumores cerebrales malignos y se realizaron tres mil 530 controles para determinar si el uso del teléfono tiene relación con el avance de la enfermedad.

De acuerdo con los resultados divulgados en Pathophysiology,  cuanto más tiempo una persona utilizaba un teléfono celular o inalámbrico, más propensa era a desarrollar gliomas, un tipo de tumor que se forma en el cerebro o la médula espinal y que es maligno en el 80 por ciento de los casos.

El doctor sueco Lennart Hardell, profesor del hospital universitario de Orebro e investigador principal del estudio, explicó que el riesgo es tres veces más alto después de 25 años de uso, y afirmó que participantes en el experimento que habían estado usando el celular o inalámbrico durante menos de un año corrían menor riesgo que los que habían estado usando el teléfono en el mismo lado del cuerpo desde hacía años.

Por su parte, investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos explican que el motivo de preocupación por los teléfonos celulares es la energía de radiofrecuencia, un tipo de radiación electromagnética emitida por los dispositivos móviles.

Esas ondas, según los expertos, pueden ser absorbidas por los tejidos del cerebro, aunque todavía no se sabe cómo puede afectar esto el desarrollo del cáncer.

Se conoce que más de 190 científicos de 38 naciones firmaron una carta con un llamamiento a la Organización de Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y los gobiernos nacionales para elaborar controles más estrictos sobre los productos que generen campos electromagnéticos, incluyendo los teléfonos móviles. Los signatarios de ese documento han publicado en conjunto más de dos mil artículos sobre el tema.

Incuso la propia OMS califica la radiación electromagnética emitida por los ‘routers’ de conexión WI-FI y teléfonos celulares como “posiblemente cancerígena para los seres humanos”, a base de evidencias limitadas que asocian el uso de celulares con un mayor riesgo de padecer glioma.

Sería contraproducente e involutivo renegar de la tecnología, pero su uso debe ser mesurado; está establecido de forma clara: todos los excesos son malos, y no por gusto el refranero popular -tan lleno de sabiduría- ha sobrevivido durante tanto tiempo como parte intrínseca de nuestra cultura.

 

*Periodista de la Redacción Ciencia y Técnica de Prensa Latina

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*