Últimas Noticias
Home / Noticias / Alza incesante de precios en Venezuela puede incidir negativamente en votación municipal

Alza incesante de precios en Venezuela puede incidir negativamente en votación municipal

A pesar de ello, el periodista y analista Eleazar Díaz Rangel  catalogó la política de protección social  del Gobierno del presidente Nicolás Maduro de muy consciente al haber conjurado en parte los efectos perversos del cerco financiero de factores externos enemigos del proceso bolivariano – encabezados por los sucesivos gobiernos estadunidenses en los últimos 20 años- y que propicia canalizar el  descontento hacia un estallido social

Por Carlos  Machado Villanueva

El periodista y director del diario Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel, señaló que en  caso de que la situación económica de la población no mejore en las próximas semanas, las perspectivas de lo que sucederá en las próximas elecciones municipales pautadas para el  9 de diciembre en Venezuela son las de una participación muy baja.

El también docente universitario indicó en entrevista en el programa televisivo José Vicente hoy” transmitido por el canal privado Televen, que actualmente no existe el ambiente pre electoral característico  de este tipo de proceso eleccionarios,  “donde se despierta un interés por la escogencia de los  diversos candidatos”,

Rangel  coincidió en que  esta posibilidad se da a pesar que este tipo de elecciones es de las más importantes dada la relación tan cercana de las y  los ciudadanos electos con las y los electores, y catalogó como “apatía lo que hay  en muchas ciudades que pudieran estar expresando la intención de abstenerse”.

Empeño de recuperación  con más firmeza

Rangel sostuvo que la situación económica actual de Venezuela se caracteriza por las  dificultades que encuentra la mayoría de la población  para la adquisición de productos elementales tanto alimenticios como medicinales, debido por un lado  a” factores externos”.

“Como es el  cerco mediático y ese tipo de cerco económico y por factores internos,  que es el déficit de la producción que hay, que el gobierno debe empeñarse con más firmeza en lograr  recuperar los niveles de producción que tenía algunos años-

Consultado sobre cómo enfrentar la situación del actual incremento “obsceno” de los precios que incluso  ya varían hasta en “en minutos”, el periodista y analista político si bien reconoció el intento de frenar el alza incesante con la última medida de aumento de salario mínimo, lamentó quela situación  actual se asemeja a la de hace 6 meses,  “cada vez más elevados y (…) en cosas de minutos  pasan de un precio a otro cualquier producto”.

“No hay ningún producto que no haya sufrido ese aumento de manera, sensible,  significativa, lo que ha afectado  el aumento que hubo de los salarios ahora ya no se compensa por el alza desmedida de los precios, no sólo en los productos de primera necesidad, sino en todos”,

Solicitada una explicación racional para entender la persistencia esta situación aún y la presencia de un Gobierno con todo el poder , fuerza y anclaje en el pueblo y las fuerza armada  para evitarlo,   Rangel Díaz  consideró que en primer lugar se debe a la enorme fuerza de los factores  que prodigan y estimula el alza de precios.

“Es decir, que de la misma manera como e Gobierno es fuerte y sólido, también los sectores que están en contra de cualquier medida de esta naturaleza tienen demasiada fortaleza para desbordar cualquier acción que haga el Gobierno para mantener los precios a niveles racionales, o incluso para rebajarlos”.

Lamento que debido a ese poderío de los factores productivos y comerciales capitalistas, los acuerdos sobre precios estables se hayan “vuelto nada, ni siquiera duran una semana vigente porque enseguida se produce el alza”,

Trabajo insistente

Se mostró contrario a atribuir la situación a la teoría  “popular” de que se trata de la falta de Gobierno porque este  concentra en su totalidad los poderes, y coincidió  con que éste trabaja persistentemente y de manera insólita contra el flagelo alcista y especulativo sobre todo con los precios de los alimentos y medicinas.

De igual manera  sucedería con el abordaje a fondo del tema económico por parte del presidente Nicolás Maduro,  que recientemente “ha recibido asesoramiento y  opiniones de grupos, y  de individualidades muy importantes”,

“Incluso la semana pasada estuvieron los asesores de China y de Rusia, dos de de las potencias económicas,  y sin embargo no se sabe qué medidas pudieron haberle sugerido al  presidente Maduro; pero el caso es que la situación sigue igual y la gente no ve perspectiva de que pueden estabilizarse los precios o que pueden rebajar. Entonces es un cuadro bien conflictivo y enigmático, por otra parte, porque las perspectivas son bastante oscuras”.

Y aun cuando coincidió en que ello no debe asumirse como una fatalidad sino,  por el contrario,  como una situación que se puede cambiar, Rangel Díaz lamentó que pese a los varios intentos  y anuncio de planes gubernamentales para contener la ya evidente hiperinflación, “sin embargo sus efectos son  prácticamente nulos ante la tendencia permanente a subir los precios de manera desmedida”.

Coincidió con que  una “política muy consciente” por parte del Gobierno venezolano para enfrentar la situación,  ha impedido que hasta la fecha se  produzcan “situaciones políticas difíciles”, como en el caso de algún tipo de “desbordamiento popular” o reacciones que se han dado en otros países., ello tal vez en referencia a las llamadas  “crisis humanitarias inducidas” incluidas dentro del arsenal de “guerras no convencionales” de países imperialistas,  en particular Estados Unidos

“Yo creo que allí ha habido una política del Gobierno muy consciente  de esos riesgos y de esa posibilidad, en  el sentido de buscar diversos mecanismos para satisfacer parcialmente aunque sea,  o bien temporalmente,  estos problemas en los niveles populares;  de allí que sectores populares  de los más bajos ingresos con la asistencia que les ha dado el presidente (Nicolás Maduro) han podido seguir enfrentando esta situación tan difícil del alza de precios”.

Aún así, acotó que en el resto de la población venezolana continúa el descontento  aun y cuando no sufra este tipo de presiones,  como es el caso del cada vez más elevadísimo alto costo de la vida, y advirtió sobre sus posibles efectos en el plano electoral.

“Seguramente habrá un porcentaje de abstención bastante alto que refleja ese estado de ánimo de millones de venezolanos”

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*