Últimas Noticias
Home / Noticias / Actor estadounidense Danny Glover rechaza acciones injerencistas de Almagro contra Venezuela
glover (1)

Actor estadounidense Danny Glover rechaza acciones injerencistas de Almagro contra Venezuela

Caracas, 06 jun.- El actor estadounidense Danny Glover manifestó su rechazo a la postura injerencista del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien promueve la intervención extranjera en Venezuela, justificada en la activación de la Carta Democrática Interamericana.

En su columna titulada Sí al diálogo, no a la intervención en Venezuela, publicada en un diario jamaiquino, lamentó que pese a que con la llegada de Almagro a la Secretaría General de la OEA se tenía la esperanza de que se iniciara una lucha para reivindicar a los excluidos, unos pocos meses más tarde el uruguayo emprendió “una campaña intervencionista contra uno de nuestros queridos vecinos del Caribe”.

En ese sentido, el también defensor de los Derechos Humanos destacó que Venezuela, que tras el nacimiento de la Revolución Bolivariana, en 1999, alzó su voz en favor las luchas populares, convirtiéndose así en ejemplo de dignidad para los países del mundo.

Indicó que si bien Venezuela atraviesa una coyuntura económica —como consecuencia de una guerra no convencional orquestada por sectores imperiales y la baja en los precios del petróleo— no se debe “permitir que un hombre use su posición en el liderazgo para emprender una campaña de intervención política en contra de una de las naciones hermanas”.

Glover señaló que por el contrario, las instancias regionales deben concebirse como espacios para la mediación “no para dividir ni para envalentonar a aquellos que utilizan métodos ilegales y violentos para lograr un cambio político a toda costa”.

En dicho artículo, recordó que ante el comportamiento de Almagro, el pasado 16 de junio, con 19 votos a favor, los integrantes de la OEA aprobaron una resolución elevada por Venezuela en la 46° Asamblea General del organismo que solicita la evaluación en consejo permanente de la postura de Almagro, contra la patria de Bolívar, mientras que los otros 16 miembros no votaron lo que constituye una situación “preocupante” en el seno de la organización, pues eso puede significar “que pueda tener una agenda política”, advirtió el actor.

Y, aún frente a esas votaciones, Almagro insiste en su plan de invocar “la Carta Democrática contra Venezuela que podría terminar quitando y aislar al país del organismo regional”, apostando además —agregó— a la desestabilización política en Venezuela, lo cual quedó en evidencia en unas declaraciones dadas a principio de junio a un diario argentino: “La crisis institucional en Venezuela exige cambios inmediatos en la acción del Poder Ejecutivo”.

“Estas declaraciones parecen ser nada más que puntos de conversación de oposición, que el secretario general parece decidido a reiterar”, advirtió y destacó los encuentros de alto nivel que adelanta la Patria de Bolívar con Estados Unidos.

“El diálogo y la construcción de relaciones sobre la base de la igualdad y el respeto a la soberanía son elementos indispensables para la democracia y la paz en el continente americano y, de hecho, en todo el mundo”, subrayó Glover.

Indicó que los 35 países miembros de la OEA deben abogar, sin fisura, por el cumplimiento de la Carta de esta organización, en la que se establece “un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia”.

“Durante los últimos 12 años, ya sea a través de la cancelación de la deuda nacional, el suministro de energía, electricidad e infraestructura, participación a través de Petrocaribe o combustible para calefacción con descuento a aquellos de nosotros en el Norte que han tenido que elegir entre el calor o el alimento para nuestras familias, Venezuela ha sido nada menos que un buen vecino”, escribió en su columna.

Y, finalizó: “Cuando los amigos, como Venezuela, están en necesidad deberíamos proporcionar ayuda colectiva, no promover la intervención; salvaguardar la legitimidad de la OEA y no permitir que sea utilizado como una herramienta política para la intervención contra una nación caribeña amiga, que ha apoyado continuamente nuestras aspiraciones regionales, el desarrollo y la libre determinación de todos nuestros ciudadanos”.

 

Fuente/AVN/GMH/JP/REP

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*